Lo que está claro es que podemos tener en la nube todos nuestros archivos. Solo destinando una cuenta para cada utilidad podremos tener todos nuestros archivos sin gastarnos nada. Por ejemplo, para las fotografías podemos utilizar un servicio, para los videos otro y para los textos un tercer. La tarea se complica contra mas servicios pero con accesos directos en nuestros escritorios no nos gastaremos nada.
La competencia crece, pero Dropbox sigue siendo el rey en cuanto a almacenamiento de archivos. Es rápido, es compatible con multitud de plataformas y cuenta con todas las funciones sociales para compartir los archivos que almacenemos con quien queramos. Pocas veces tenemos tan claro quien es el ganador. Hace poco daba el paso de integrar autenticación con llaves USB de seguridad.

Público: Se trata de un servicio en la nube que requiere poco control administrativo y que se puede acceder en línea por cualquier persona que esté autorizada. El almacenamiento en la nube pública utiliza un mismo conjunto de hardware para hacer el almacenamiento de la información de varias personas, con medidas de seguridad y espacios virtuales para que cada usuario puede ver únicamente la información que le corresponde. Este servicio es alojado externamente, y se puede acceder mediante Internet, y es el que usualmente una persona individual puede acceder, por su bajo costo y el bajo requerimiento de mantenimiento. Entre los servicios que puedes encontrar como almacenamiento en la nube pública están:


Con MediaFire también puedes almacenar y compartir archivos a través de la web y acceder a ellos desde múltiples dispositivos. Con este servicio puedes compartir archivos a través de correo electrónico, un enlaces o directamente en redes sociales. Además las descargas son ilimitadas y no existen los tiempos de espera. No solo eso, puedes almacenar y compartir cualquier tipo de archivo, incluso compartir carpetas de archivo, así como enviar fácilmente correos electrónicos para archivos de gran tamaño. Al registrarse obtienes al instante 10 GB de espacio gratis con posibilidad de conseguir 50 GB adicionales gratis con bonos. Su plan Pro con 1 TB de almacenamiento tiene un costo de 3.75 dólares por mes, mientras que su plan Business con más de 100 TB de almacenamiento cuesta 40 dólares mensualmente.
Empresas del mundo entero están migrando sus archivos hacia servicios de almacenamiento en Cloud. Las ventajas que ofrece son determinantes y existe una necesidad imperiosa de liberarse de las antiguas infraestructuras. Se trata de disponer de servicios externalizados que ahorran costes de dependencia de elementos físicos como servidores y discos duros. Las empresas necesitan movilidad y acceso desde cualquier lugar a sus datos y documentos.
Los detractores del almacenamiento en linea alegan que la seguridad en la red nunca está asegurada al 100%. Aunque también podemos decir lo mismo de un ordenador con conexión a Internet. Nunca podremos estar seguros de que nuestra información está a salvo. Si la seguridad es nuestra preocupación siempre podemos a soluciones y programas para encriptar archivos y carpetas.
Compartir la nube de HiDrive no solo es posible en los paquetes empresariales: también puedes añadir más usuarios a una suscripción privada si deseas compartir la memoria con otras personas. En este caso, cada usuario recibe su propia carpeta privada a la que solo él tiene acceso. Se accede a la unidad a través de la aplicación web o utilizando las aplicaciones de escritorio para sistemas operativos Mac y Windows y las apps para iOS, Windows Phone 7 y Android. Si utilizas uno de estos programas, también puedes recuperar tus archivos sin conexión utilizando la versión sincronizada más reciente. La solución también ofrece la posibilidad de compartir archivos con un enlace temporal. Dada la facilidad con que se integra en un sistema preexistente y las ventajas de la versión Pro (device backup), esta es una opción especialmente interesante para empresas y equipos pequeños.
Típicamente se relaciona al almacenamiento en la nube como una práctica de empresas, con grandes necesidades de espacio, sin embargo existen servicios que puedes usar como un usuario privado, algunos de ellos gratuitos (hasta cierta cantidad de datos), y que te pueden servir para respaldar tu información, tenerla accesible desde cualquier computadora o, simplemente, para compartir archivos, como fotografías por ejemplo.

La suscripción al producto Norton incluye una cantidad asignada de espacio de almacenamiento en la nube seguro. Cuando el producto Norton realiza una copia de seguridad en línea, calcula la cantidad de espacio que necesita para la copia de seguridad. Si el almacenamiento en la nube no posee espacio suficiente para la copia de seguridad, el producto Norton muestra una notificación y le da la opción de adquirir más espacio.
Lo que está claro es que podemos tener en la nube todos nuestros archivos. Solo destinando una cuenta para cada utilidad podremos tener todos nuestros archivos sin gastarnos nada. Por ejemplo, para las fotografías podemos utilizar un servicio, para los videos otro y para los textos un tercer. La tarea se complica contra mas servicios pero con accesos directos en nuestros escritorios no nos gastaremos nada.

El backup y la recuperación son fundamentales a la hora de garantizar la protección y accesibilidad de los datos, pero abastecer los crecientes requisitos de capacidad puede suponer un desafío constante. El almacenamiento en la nube es una alternativa de bajo costo, alta durabilidad y enorme escala para soluciones de backup y recuperación. Las políticas de administración de datos integradas como Amazon S3 Object Lifecycle Management pueden migrar datos automáticamente a capas de costo más bajo en función de la configuración de frecuencia u horario, y se pueden crear almacenes de archivos para cumplir los requisitos legales o reglamentarios. Estas ventajas proporcionan la posibilidad de alcanzar una escala enorme a sectores como los servicios financieros, la sanidad y los medios de comunicación, que producen grandes volúmenes de datos con necesidades de retención a largo plazo.
×