Actualmente podemos compartir y recibir un gran número de archivos en distintos formatos, pero muchas veces estos archivos pueden ser pesados y saturar la capacidad de almacenamiento de nuestro ordenador. Y es que, a medida que el intercambio de información se nos ha facilitado, también ha aumentado la cantidad de archivos que producimos, intercambiamos y guardamos.

OneDrive viene preinstalado en Windows 10 y funciona también en otras plataformas, como iOS, Android o Mac. A pesar de que la política de Microsoft ha sido un tanto errática con OneDrive, pasando de ofrecer 15 GB de almacenamiento gratuito a sólo 5 GB, es una de las mejores opciones para almacenar archivos e imágenes. La posibilidad de editar si tenemos acceso a Internet con Office Online es una gran solución para los usuarios básicos.


Compartir la nube de HiDrive no solo es posible en los paquetes empresariales: también puedes añadir más usuarios a una suscripción privada si deseas compartir la memoria con otras personas. En este caso, cada usuario recibe su propia carpeta privada a la que solo él tiene acceso. Se accede a la unidad a través de la aplicación web o utilizando las aplicaciones de escritorio para sistemas operativos Mac y Windows y las apps para iOS, Windows Phone 7 y Android. Si utilizas uno de estos programas, también puedes recuperar tus archivos sin conexión utilizando la versión sincronizada más reciente. La solución también ofrece la posibilidad de compartir archivos con un enlace temporal. Dada la facilidad con que se integra en un sistema preexistente y las ventajas de la versión Pro (device backup), esta es una opción especialmente interesante para empresas y equipos pequeños.


Con este servicio puedes enviar archivos con un tamaño de hasta 5 TB, además que la compañía cuenta con servidores nodos en Estados Unidos, Asia Pacifico y Europa. Se pueden enviar archivos con total seguridad gracias a la encriptación 256 bits SSL/TLS. Cuenta con tres planes para diferentes necesidades. El plan básico gratis ofrece 300 MB de tamaño en archivo, un día para expirar todas las subidas de archivos, seguimiento avanzado de archivos y 1 GB de banda ancha mensual. El plan Pro es más completo, se consigue por 79 dólares al mes, mientras que el plan Business requiere contacto directo con Streamfile .
Google Drive realmente es una de las mejores herramientas de colaboración en la nube, aunque no tan eficaz en cuanto a otras funciones como sincronización, seguridad y opciones de respaldo. Sin embargo, no puede negarse la gran utilidad y eficacia de Google Drive para los teléfonos Android, donde puedes guardar y abrir todos tus archivos con un solo clic. Eso, igual que el respaldo ilimitado de tus fotos en Google Photos, coloca a Google como uno de los competidores que podría obtener el primer lugar en nuestra clasificación.
Si ya usas Dropbox, pasar a una cuenta de Dropbox Business es muy fácil. Tu contenido no se modificará: tus archivos permanecerán donde están, y toda la configuración (como las relaciones de carpetas compartidas y los dispositivos vinculados) se mantendrán sin cambios. Para los administradores, todos los miembros de tu equipo que ya usen Dropbox tendrán esa misma experiencia, y se invitará a quienes no tengan una cuenta existente de Dropbox a registrarse cuando les envíes una invitación. Para los usuarios de Dropbox Plus que se pasen a un plan de Dropbox Business, el crédito restante se reintegrará como un reembolso prorrateado al método de pago original.
Promociones: Hace poco, Microsoft lanzó un combo-wombo bastante interesante en el que si asociamos la cuenta a Dropbox y accedemos a Bing Rewards podemos conseguir 200 GB extra. Si creamos una copia de seguridad de nuestro carrete de fotos en el móvil se nos añaden otros 15 GB extra y por cada amigo que se une al servicio se nos suman 500 GB en la cuenta, hasta un total de 10 GB. Eso implica que, potencialmente podemos conseguir 240 GB sin desembolsar un sólo céntimo. No está mal.

A medida en que el almacenamiento en la Nube se vaya conociendo y la mentalidad de los usuarios evolucione cambiarán las exigencias y las formas. Hace dos décadas Google no existía y el buscador más usado era Yahoo. Hace medio siglo el único coche producido en serie era un Ford. Las primeras versiones tienen una amplia implantación inicial aunque puede que no sean las definitivas a largo plazo.
El almacenamiento en línea (también llamado « almacenamiento en la nube ») simplemente se refiere a un disco duro que se encuentra alojado en Internet donde puedes guardar tus archivos y acceder a ellos fácilmente desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar del mundo, siempre y cuando cuentes con una conexión a Internet. También puedes usar el almacenamiento en línea como una forma para crear copias de seguridad, pero debes tener cuidado con esto porque algunos servicios borrarán los archivos de la nube a medida que éstos sean borrados de tu ordenador, ya que todo se encuentra sincronizado.

El Turbo NAS permite que la ampliación de volumen RAID sea conveniente y fácil. Durante la configuración inicial del Turbo NAS, puede crear volúmenes RAID mediante el uso de unidades de discos duros de pequeño tamaño. También tiene la posibilidad de reemplazar las unidades de disco con otras de mayor capacidad cuando lo necesite; esto, debido a que el volumen RAID puede expandirse fácilmente con el Turbo NAS. Todas las acciones de expansión de la capacidad del volumen pueden hacerse en línea sin necesidad de apagar el servidor y conservando todos los datos.
Como las anteriores opciones, con PlusTransfer tendremos que elegir los archivos a enviar utilizando un máximo de 5 GB, y luego introduciremos el correo electrónico de quien los vaya a recibir para enviarle un enlace. Su sello distintivo es que cuando subamos el contenido podremos elegir cuántos días tardará en borrarse, un tiempo que irá de 1 a 14 días.

Creo que en el futuro habrá todo tipo de servicios en la nube y los dispositivos tendrán poco software incluso se regalarán dispositivos con el fin de que uses o te suscribas a determinados servicios en Cloud.Al fin y al cabo tendrán potencia y capacidad infinitas, eso no lo tienes los dispositivos ni móviles ni de sobremesa. Puedes decir que tienes 1TB de archivos en tu tablet si almacenas en la nube.

Quita.Collaboration. Cuando se crea un grupo de Office 365 (por ejemplo, en el centro de administración de Office 365, en Outlook o mediante la creación de un equipo en Microsoft Teams), se crea un sitio de grupo de SharePoint para ese grupo.When you create an Office 365 group (for example, in the Office 365 admin center, in Outlook, or by creating a team in Microsoft Teams) a SharePoint team site is created for that group. Del mismo modo, cuando se crea un nuevo sitio de grupo de SharePoint desde la Página principal de SharePoint o desde la nueva vista previa del centro de administración de SharePoint, también se crea un grupo de Office 365.Likewise, when you create a new SharePoint team site from the SharePoint home page or from the new SharePoint admin center preview, it also creates an Office 365 group. Para obtener más información, vea ¿Qué es un sitio de grupo de SharePoint? y cómo crear un sitio de grupo en SharePoint Online.For more info see What is a SharePoint team site? and Create a team site in SharePoint Online.


El almacenamiento en la Nube ya es ampliamente utilizado por empresas y particulares en todo el mundo. Enseguida surge la duda de cuál puede ser su evolución. A fin de cuentas estamos ante sistemas que con más o menos prestaciones. Sólo almacenan en la Nube y permiten compartir los archivos. Todo apunta a que los sistemas van a evolucionar ofreciendo nuevas funcionalidades e integración con otros sistemas.
Costo total de la propiedad. Con el almacenamiento en la nube, no es necesario comprar hardware, almacenar para aprovisionar o invertir capital en situaciones que pueden darse "algún día". Puede agregar o eliminar capacidad bajo demanda, modificar las características de desempeño y retención con rapidez y pagar solamente por el almacenamiento que utilice. Incluso puede trasladar los datos a los que se accede con menos frecuencia a capas de menor costo de acuerdo con las reglas auditables, para aprovechar la economía de escala.
×