En el caso de Mega, por ejemplo, por estos 9.99 euros al mes podemos aumentar nuestro espacio de almacenamiento hasta 1 TB. Este precio es el mismo que nos ofrece Google Drive y Dropbox, que, por lo mismo, tendremos 1 TB de espacio en su nube. En el caso de Google Drive es posible incluso ahorrarnos 20 euros al año si pagamos anualmente en vez de mensualmente.
Dropbox. Pensado para poder disponer de todos los documentos en varios dispositivos de forma automática, esta plataforma en su opción básica ofrece desde 2 a 18 Gb almacenamiento sin coste para el usuario. Mediante las carpetas compartidas hace posible que varias personas tengan acceso a los mismos documentos de forma directa desde su ordenador y controlar los cambios que se han realizado en los mismos.
El almacenamiento en la nube se erige en muchos aspectos como una interesante y competente alternativa a las soluciones de almacenamiento más clásicas. Pero hay situaciones en las que este modelo va ligado a ciertos inconvenientes. El más relevante es quizás la dependencia de Internet o, en el caso de una nube privada, de una intranet. Aquí juega un papel decisivo la estabilidad de la conexión, por un lado, pues si no es suficientemente buena no se puede acceder a la nube, y, por el otro, el ancho de banda, puesto que determina la mayor o menor fluidez en el envío de los datos, lo que puede ser especialmente problemático en el acceso móvil a la red.
La mayoría de los proveedores de servicios en la nube cuentan con una versión gratuita y otra versión pagada para usuarios que deciden pagar para más espacio y funciones. Lo más común es que la versión pagada (o Premium) cuente con distintas opciones en cuanto a planes de pago, así como de espacio para almacenamiento, cuyo precio varía de acuerdo al tamaño. También pueden ofrecer una serie de funciones que mejoran la experiencia de los usuarios.
Buen aporte, buena info , una consulta en caso de que quiera sincronizar informacion en la nube por ejm una base de datos de una empresa que crece dia a dia, los servidores que mencionas podrian poder almacenar este tipo de informacion o en algun momento llegarian a un tope por falta de memoria? y si fuera el caso, significaria que la nube no es ilimitada?

Empresas del mundo entero están migrando sus archivos hacia servicios de almacenamiento en Cloud. Las ventajas que ofrece son determinantes y existe una necesidad imperiosa de liberarse de las antiguas infraestructuras. Se trata de disponer de servicios externalizados que ahorran costes de dependencia de elementos físicos como servidores y discos duros. Las empresas necesitan movilidad y acceso desde cualquier lugar a sus datos y documentos.

Cuando hemos dicho que se tiene una capacidad ilimitada, por supuesto nos estábamos refiriendo al proveedor de esos servicios en la Nube. Me refiero al hecho de que un proveedor de almacenamiento en la Nube como Dataprius, Dropbox o Drive no tienen limitaciones en cuanto al espacio requerido por sus clientes. En modo alguno no me refiero al espacio ofrecido de forma gratuita a sus usuarios.
Google no ha querido quedarse atrás en el mundo del almacenamiento en la nube y ha desarrollado Google Drive, una plataforma con multitud de funcionalidades que, para muchos, está poco aprovechada. Y es que Google Drive es actualmente la que más GB de espacio de almacenamiento libre ofrece, concretamente 15. Además, como punto a favor, las posibilidades de ampliación son diversas dependiendo de las necesidades de cada usuario y asequibles para todos los bolsillos: hasta 100GB por 1,99 euros al mes, 1TB por 9,99 euros al mes, 10TB por 99,99 euros al mes, 20TB por 199,99 euros al mes y 30TB por 299,99 euros al mes.

Las compañías de alojamiento operan enormes centros de procesamiento de datos. Los usuarios que requieren estos servicios compran, alquilan o contratan la capacidad de almacenamiento necesaria. Los operadores de los centros de procesamiento de datos, a nivel servicio, virtualizan los recursos según los requerimientos del cliente. Solo exhiben los entornos con los recursos requeridos. Los clientes administran el almacenamiento y el funcionamiento de los archivos, datos o aplicaciones. Los recursos pueden estar repartidos en múltiples servidores físicos.
Los sistemas de almacenamiento suelen ser escalables para adaptarse a las necesidades de almacenamiento de datos de una persona o una organización, accesibles desde cualquier lugar e independientes de aplicaciones para ofrecer accesibilidad desde cualquier dispositivo. Las empresas disponen de tres modelos principales para elegir: un servicio de almacenamiento en nube pública, adecuado para datos no estructurados; un servicio de almacenamiento en nube privada, que puede estar protegido detrás de un firewall de la compañía para tener más control sobre los datos; y un servicio de almacenamiento en nube híbrida, que combina servicios de almacenamiento en nube pública y privada para ofrecer una mayor flexibilidad.

Este artículo presenta algunas modificaciones al código fuente de Walrus, el componente del servicio de almacenamiento incluido en la estructura de fuente abierta Eucalyptus para computación en nube que implementa un entorno IaaS (Infraestructura como Servicio). Aprenda cómo modificar el código fuente Walrus y cómo recompilarlo y ejecutarlo para mejorar los mecanismos de uso compartido y de bloqueo de archivos en el entorno Eucalyptus.


Antes de continuar, necesitamos hacer una aclaración, una cosa es la computación y otra el almacenamiento. La tarjeta de tu móvil es para almacenamiento, guarda documentos, fotos y archivos en general, el resto del teléfono es para computación. Los servidores de Internet se encargan de la computación, por ejemplo, los de Facebook muestran la página web de Facebook, la foto que subiste está almacenada en ese super-disco conectado a ese servidor. El servidor encargado de la web sabe muy bien dónde está el archivo de la foto y la muestra en pantalla.
Actualmente podemos compartir y recibir un gran número de archivos en distintos formatos, pero muchas veces estos archivos pueden ser pesados y saturar la capacidad de almacenamiento de nuestro ordenador. Y es que, a medida que el intercambio de información se nos ha facilitado, también ha aumentado la cantidad de archivos que producimos, intercambiamos y guardamos.

Lo primero que debemos observar en los discos duros virtuales como Dropbox o Drive es que son tecnologías de la transición. Proporcionan una solución a medias entre el almacenamiento en la Nube y el almacenamiento en nuestros dispositivos físicos. Son sincronizadores que mantienen los archivos en los dispositivos locales y los copian en la Nube. Son tecnologías diferentes a Dataprius que apuesta por el almacenamiento puro en la Nube sin necesidad de copias locales.

En esto ocurre como con los emails. Al principio del uso del correo electrónico todo el mundo imprimía los correos que recibía. Esto que ahora nos parece extraño era habitual, el email estaba en fase de descubrimiento. Hoy en día el correo electrónico está en fase de Aprovechamiento e incluso está mal visto y es ecológicamente inadecuado imprimir un email, al pie casi todas las empresas recomiendan no imprimirlo, no es necesario.


Los sistemas de almacenamiento suelen ser escalables para adaptarse a las necesidades de almacenamiento de datos de una persona o una organización, accesibles desde cualquier lugar e independientes de aplicaciones para ofrecer accesibilidad desde cualquier dispositivo. Las empresas disponen de tres modelos principales para elegir: un servicio de almacenamiento en nube pública, adecuado para datos no estructurados; un servicio de almacenamiento en nube privada, que puede estar protegido detrás de un firewall de la compañía para tener más control sobre los datos; y un servicio de almacenamiento en nube híbrida, que combina servicios de almacenamiento en nube pública y privada para ofrecer una mayor flexibilidad.

Amazon Web Services (AWS) es una unidad de negocio de Amazon.com dinámica y en expansión. Actualmente, estamos contratando ingenieros de desarrollo de software, administradores de productos, administradores de cuentas, arquitectos de soluciones, ingenieros de soporte, ingenieros de sistema, diseñadores, etc. Consulte nuestra página sobre empleo para obtener más información.
×