El almacenamiento en línea (también llamado « almacenamiento en la nube ») simplemente se refiere a un disco duro que se encuentra alojado en Internet donde puedes guardar tus archivos y acceder a ellos fácilmente desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar del mundo, siempre y cuando cuentes con una conexión a Internet. También puedes usar el almacenamiento en línea como una forma para crear copias de seguridad, pero debes tener cuidado con esto porque algunos servicios borrarán los archivos de la nube a medida que éstos sean borrados de tu ordenador, ya que todo se encuentra sincronizado.

Como hemos dicho, para una empresa la cosa cambia mucho, hay una visión diferente a la del usuario particular. Para empezar, la empresa necesita mucha más capacidad de almacenamiento, y además no cualquier tipo de almacenamiento, debe ser uno que pueda compartirse con sus empleados y clientes,  y que además aporte garantías de seguridad, privacidad y estabilidad, estos factores pueden no ser tan importantes para el usuario particular.
El proceso para almacenar archivos también se simplifica al sincronizar la nube con tu ordenador. Así dejarás de tener documentos duplicados o varias versiones de un mismo archivo alojado en tus carpetas o en diferentes dispositivos. Todo esto supone un gran ahorro de tiempo, porque no tendrás que estar haciendo copias de tus archivos de forma física en dispositivos USB o en discos duros externos.
El 24 de abril de 2012, Google, el gigante de los motores de búsqueda, lanzó su servicio en la nube con el nombre de Google Drive. En ese momento, la aplicación extendió y sustituyó su solución ofimática Docs que, por cierto, se integró en Drive desde el principio. Cinco años más tarde, en la conferencia de desarrolladores Google I/O, el grupo anunció que el servicio de almacenamiento había superado los 800 millones de usuarios en todo el mundo. Para utilizarlo, es necesario disponer de una cuenta activa en Google que también se necesita para otros servicios de Google, como Gmail o Google Fotos, conectados por igual a la nube con sus respectivas interfaces. El espacio disponible gratuito por defecto es de 15 GB y si se quiere ampliar hay que recurrir a Google One, que sustituye a las antiguas suscripciones de pago a Drive. De este modo, por 2 euros al mes aproximadamente, el usuario puede disponer de 100 GB, un plan que se pueden ir ampliando hasta los 20 TB por unos 20 euros mensuales. Además de un mayor almacenamiento, estos planes incluyen soporte de expertos y la posibilidad de poder invitar a los ficheros a miembros de la familia.
Este artículo presenta algunas modificaciones al código fuente de Walrus, el componente del servicio de almacenamiento incluido en la estructura de fuente abierta Eucalyptus para computación en nube que implementa un entorno IaaS (Infraestructura como Servicio). Aprenda cómo modificar el código fuente Walrus y cómo recompilarlo y ejecutarlo para mejorar los mecanismos de uso compartido y de bloqueo de archivos en el entorno Eucalyptus.
OneDrive es mi opción para guardar cosas en la nube por una simple cuestión de espacio. Tengo más de 200 GB en el servicio y no siento, a priori, la necesidad de pagar por ningún extra más. Funciona muy bien, la sincronización es rápida y fluida y puedo reproducir mi colección de música en la Xbox sin necesidad de estar haciendo experimentos por DLNA o transifiriéndola vía USB.

Cada persona de su empresa que tenga una licencia de Office 365 asignada (y SharePoint Online seleccionada) obtiene almacenamiento en la nube de OneDrive.Each person in your business who has an Office 365 license assigned (and SharePoint Online selected) gets OneDrive cloud storage. Pueden almacenar archivos relacionados con la empresa para obtener acceso desde cualquier dispositivo y solo están disponibles para ese usuario.They can store business-related files here for access from any device, and they are only available to that user. Por ejemplo, podrían almacenar un proyecto de propuesta, sus notas de reuniones o el texto de una presentación que vayan a realizar.For example, they might store a draft proposal, their meeting notes, or the script for a demo they're going to deliver.
Y es que si para que funcione vamos a tener que estar todos con la página abierta, ¿por qué no hacer la experiencia más entretenida? Antes de elegir los archivos de subir tendremos que ponerle nombre a la sala y elegir nuestro nick. Una vez hecho sólo tendremos que compartir la URL de la sala para que el resto se unan, pudiendo subir entonces archivos para que se los descarguen.
Seguridad: como cualquier aplicación web, los servicios en la nube también son hasta cierto punto vulnerables. La tarea y el deber de un buen proveedor es, por lo tanto, asegurarse de proteger todos los archivos y datos de los usuarios para evitar la pérdida o el robo de datos. Los modernos centros de datos y las sofisticadas estrategias de cortafuegos y copias de seguridad se encuentran entre las medidas deseables, al igual que el cifrado de los datos almacenados y la propia transferencia de datos. Si la protección de datos también está sobre la mesa, es inevitable echar un vistazo a la ubicación del servidor: ¿almacena el proveedor sus datos en un país de la UE? De lo contrario, el manejo de la información sensible de acuerdo con las normas actuales de protección de datos (RGDP) no estaría garantizado.
Su interfaz es muy intuitiva y la facilidad para compartir archivos, establecer diferentes permisos, editarlos online o utilizar la coedición para que varios usuarios trabajen de forma colaborativa en el mismo documento conllevan más puntos a su favor. Respecto a sus sistemas de cuentas existe una cuenta Pro, que nos ofrece 1 TB de almacenamiento por 9,99€ al mes, una Business por 10 € por usuario y mes y otra Enterprise.
Google Drive ofrece 15 GB de almacenamiento de Google gratis para empezar. En dicho espacio puedes guardar fotos, artículos, diseños, dibujos, grabaciones, vídeos o lo que quieras. Además puedes acceder a tus archivos desde cualquier smartphone, tablet u ordenador. También puedes invitar fácilmente a otros usuarios a ver todos los archivos que quieras además de descargarlos y trabajar en ellos, sin necesidad de enviar archivos adjuntos por correo electrónico.
Aunque es una necesidad desde hace mucho tiempo, quizás es ahora cuando más se ha extendido el hecho de compartir archivos entre personas a través de la red y rara es la persona que hoy en día no utiliza alguno de los muchos métodos con los que contamos para ello. La aparición de los servicios de almacenamiento en la nube fomentó aún más esta práctica, pero puede llegar a resultar uno de los métodos más incómodos, ya que es necesario en la mayoría de ocasiones descargar alguna aplicación y por supuesto registrarnos en el servicio que vayamos a utilizar.
Supongo que dependerá mucho de lo que busques en cada plataforma de almacenamiento, porque si bien el espacio que ofrecen es importante, cada uno tiene sus propias funciones, como por ejemplo las diferencias de la forma de hacer copia de seguridad de las fotos desde el móvil que ofrece cada una, que puede hacer que un usuario se tire a por una solución o a por la otra.
Orange Cloud: Mediante este servicio de Orange podrás guardar tu música, fotos, contactos y vídeos. Si tienes una tarifa de Orange, posees 25 GB gratis. ¡Quizá tengas contratada alguna de ellas y no lo sabías! Las tarifas Canguro ahorro, Canguro 35, Tucán, Ballena 32 y Ballena 22 pueden contratarlo por 2,42€ al mes. ¿Pero quieres aún más capacidad? Entonces contrata 100GB por 6,05€ al mes.
Quien quiera utilizar las posibilidades de un servicio de almacenamiento online y tener un control completo sobre sus datos puede cumplir su deseo mediante el alojamiento de un servicio propio de servidor cloud. Dos de las soluciones que pueden gestionarse en cualquier servidor y espacio web son ownCloud y Nextcloud, cuyas diferencias y similitudes te presentamos aquí detalladamente.
Desde aquellas primeras formulaciones de Licklider, esta tecnología ha logrado cosas que parecían impensables. Ahora existen cientos de proveedores que permiten el almacenamiento en nube tanto personal (guardar o realizar copias de seguridad de fotos, vídeos o cualquier archivo de usuarios particulares) como el empresarial (utilizar el almacenamiento en la nube para realizar copias de seguridad remota donde la entidad puede guardar y compartir de manera segura archivos de datos).

La nube se ha convertido en un gran aliado para todo tipo de personas, dentro y fuera de las empresas, a la hora de dar el paso de liberar espacio en sus dispositivos informáticos. Y también se antoja ideal para quienes ansían disponibilidad constante, ciertas garantías de seguridad, contribución para la difusión de documentos y capacidades de colaboración.


Otras de las alternativas que requieren de la dirección de correo del destinatario para el envío de archivos. Se trata de un servicio casi idéntico a WeTransfer pero con la salvedad de que CueTransfer no dispone de cuentas Plus. Por su parte, ofrece subidas ilimitadas, no usa cifrado o contraseña de protección y tampoco tiene definido el tiempo que permanecen los archivos en el servidor.
El primero de la lista es un servicio que incluye múltiples características. Incluye la opción de colaborar, compartir archivos, movilidad, seguridad, administración de contenido y plataforma. Su versión gratuita permite probar todas sus características durante 14 días y permite acceder a 100 GB de almacenamiento. Cuenta con otros tres planes adicionales de pago con características y recursos.

La suscripción al producto Norton incluye una cantidad asignada de espacio de almacenamiento en la nube seguro. Cuando el producto Norton realiza una copia de seguridad en línea, calcula la cantidad de espacio que necesita para la copia de seguridad. Si el almacenamiento en la nube no posee espacio suficiente para la copia de seguridad, el producto Norton muestra una notificación y le da la opción de adquirir más espacio.


El envío se realiza directamente de ordenador a ordenador sin necesidad de instalaciones ni registros. Lo único que es necesario mantener el navegador abierto en ambos equipos hasta que se complete la transferencia. El envío de archivos se realiza de manera cifrada, no hay límite de archivos ni tamaños y también ofrece la opción de poder proteger la transferencia con contraseña.
Almacenamiento de objetos: con frecuencia, las aplicaciones desarrolladas en la nube aprovechan la gran escalabilidad y las características de metadatos del almacenamiento de objetos. Las soluciones de almacenamiento de objetos como Amazon Simple Storage Service (S3) son ideales para crear aplicaciones modernas desde cero que requieren escala y flexibilidad, y que también puede utilizar para importar almacenes de datos existentes para su análisis, backup o archivado.
×