El almacenamiento en la nube se erige en muchos aspectos como una interesante y competente alternativa a las soluciones de almacenamiento más clásicas. Pero hay situaciones en las que este modelo va ligado a ciertos inconvenientes. El más relevante es quizás la dependencia de Internet o, en el caso de una nube privada, de una intranet. Aquí juega un papel decisivo la estabilidad de la conexión, por un lado, pues si no es suficientemente buena no se puede acceder a la nube, y, por el otro, el ancho de banda, puesto que determina la mayor o menor fluidez en el envío de los datos, lo que puede ser especialmente problemático en el acceso móvil a la red.


Los servidores para almacenamiento en la nube cuentan con seguridad https y además algunos servicios te permiten cifrar tus archivos para tener mayor seguridad, lo cual se logra a través de un algoritmo y una contraseña que solamente posees como usuario. Esto quiere decir que si alguien tuviera acceso al archivo, no podrá ver lo que contiene, ya que sin la clave, no será capaz de descifrarlo.
En estas dos últimas, su baza principal es la administración centralizada de los usuarios, presumiendo de integración con LDAP o el Directorio Activo, de la posibilidad de crear carpetas comunes o del control de actividad de los usuarios. De esta forma, en las empresas, cuando un usuario deja de pertenecer a la organización, no se queda con los archivos que tiene almacenados en su espacio de Dropbox, que pueden ser eliminados por el administrador de la cuenta.
Para habilitar una imagen VM como una entidad ejecutable, el administrador de Eucalyptus debe añadir una imagen del sistema raíz de archivos y un par kernel/ramdisk a Walrus (almacenamiento en bucket) y registrar los datos subidos con Eucalyptus. Cada una de las imágenes es añadida a Walrus y es registrada con Eucalyptus en forma separada, utilizando los siguientes comandos compatibles con EC2:
Estas son solo 6 formas en que las empresas suelen perder sus documentos de forma violenta. El artículo viene inspirado en la serie de televisión “100 maneras de morir”. Está especialmente dedicado a aquellos que todavía no ven una ventaja en tener los archivos de su empresa en la Nube ya sea mediante un Backup … Sigue leyendo 6 Violentas formas de perder los archivos en la empresa
Un almacenamiento en la Nube que ya esté en las fases de Implantación o Aprovechamiento de este cambio tecnológico, no obligará a tener los archivos copiados en nuestros dispositivos. Se irá entendiendo, con el paso del tiempo, que haciendo las cosas así perdemos la característica fundamental de la capacidad ilimitada. Además este tipo de almacenamiento proporcionado por los discos virtuales da otro tipo de problemas relacionados:  consistencia de los datos al producir conflictos con los archivos, de seguridad y de control de acceso a los documentos.
Acceso Ahorro Almacenamiento almacenamiento cloud almacenamiento en la nube almacenamiento nube Almacenar en Cloud Almacenar en Nube Archivos Archivos en Cloud Archivos en Nube carpetas Centralizar Cloud cloud computing Cloud Empresas cloud europa Cloud Privado Computación Nube Cryptolocker Dataprius Disco Virtual Drive DropBox Empresa Empresas Europa gestión documental La nube LOPD nube Permisos Privacidad protección de datos pyme Pymes Safe Harbor Seguridad Seguridad Nube Servidor Servidores sincronización Sincronizar software Trabajo en Cloud
Se trata del servicio para compartir y guardar archivos más utilizado. Permite leer los documentos desde cualquier ubicación, posibilidad de acceder a todos los archivos desde diferentes dispositivos, almacenar fotos y videos, compartir imágenes, documentos, así como guardar archivos adjuntos de correos electrónicos directamente en el servicio. Cuenta con un plan gratuito de 2 GB pero se puede ir incrementando ese espacio invitando a otros usuarios a utilizar Dropbox.
Uno de los mejores servicios para realizar transferencias rápidas de archivos de una sola vez. Una vez que hemos cargado los ficheros, podemos compartirlos a través de una URL o del correo electrónico. Dispone de la posibilidad de pausar y reanudar las subidas si es necesario en un momento dado, ofrece subidas ilimitadas, archivos de hasta 5GB de tamaño, transferencias cifradas, protección por contraseña y los archivos se mantienen en el servidor durante 24 horas antes de ser eliminados.
Dropbox es una de las mejores y más populares soluciones de nube desde hace años. Como uno de los primeros proveedores, la empresa, fundada en 2007 por los estudiantes Drew Houston y Arash Ferdowsi, ofreció a sus usuarios almacenamiento en línea de forma gratuita con la particularidad de que la memoria disponible se puede ampliar con acciones como invitar a más usuarios. De esta manera, los 2 GB de espacio de almacenamiento estándar de la edición básica gratuita se pueden convertir en hasta 20 GB. Si necesitas más capacidad, encontrarás las soluciones adecuadas con los planes Plus (1 TB por aprox. 10 euros al mes) y Professional (espacio de almacenamiento ilimitado por aprox. 20 euros al mes) con costes.
Antes de continuar, necesitamos hacer una aclaración, una cosa es la computación y otra el almacenamiento. La tarjeta de tu móvil es para almacenamiento, guarda documentos, fotos y archivos en general, el resto del teléfono es para computación. Los servidores de Internet se encargan de la computación, por ejemplo, los de Facebook muestran la página web de Facebook, la foto que subiste está almacenada en ese super-disco conectado a ese servidor. El servidor encargado de la web sabe muy bien dónde está el archivo de la foto y la muestra en pantalla.
Se trata del servicio para compartir y guardar archivos más utilizado. Permite leer los documentos desde cualquier ubicación, posibilidad de acceder a todos los archivos desde diferentes dispositivos, almacenar fotos y videos, compartir imágenes, documentos, así como guardar archivos adjuntos de correos electrónicos directamente en el servicio. Cuenta con un plan gratuito de 2 GB pero se puede ir incrementando ese espacio invitando a otros usuarios a utilizar Dropbox.
Los servicios de almacenamiento en la nube son muy prácticos, nos permiten tener siempre online algunos archivos para poder compartirlos con quien queramos o recurrir a ellos en cualquier momento desde cualquier dispositivo. Pero ya sea por privacidad a nivel empresarial o por algunas de sus vulnerabilidades, puede que alguno de vosotros quiera buscar alternativas.
El almacenamiento en la nube se compra a un proveedor de la nube externo que posee y opera capacidad de almacenamiento de datos y la distribuye a través de Internet con un modelo de pago por uso. Estos proveedores de almacenamiento en la nube administran la capacidad, la seguridad y la durabilidad para lograr que sus aplicaciones de todo el mundo tengan acceso a los datos.
×