OneDrive de Microsoft es el servicio de almacenamiento en la nube más obvio para los usuarios de Windows porque está incluido en Windows 10. Pero de cualquier manera, la cuenta básica ofrece solamente 5 GB de almacenamiento gratuito. Eso puede ser suficiente para algunas personas, aunque anteriormente se ofrecían 15 GB, que es lo que obtienes con Google Drive.

Cuando compartes carpetas con permisos de edición, las personas con las que las compartas pueden agregar las carpetas compartidas a su propio OneDrive. Esto les permite mantener la carpeta junto con sus propias carpetas y elementos, mover fácilmente los elementos de una carpeta a otra y trabajar en ellos sin conexión más fácilmente. Las actualizaciones que hagan se sincronizan con la carpeta compartida, para que todos los usuarios con acceso a la carpeta tengan la versión actualizada.


Microsoft ha espabilado mucho con Satya Nadella, y eso se ha notado mucho en sus servicios Online. Puede que OneDrive no tenga el rendimiento de Dropbox y su configuración en algunos sistemas sea más confusa, pero las aplicaciones de iOS y Android aprueban (y con nota), y en su modalidad de pago podemos hasta incluir Office 365 y seguir ahorrando respecto a Dropbox.

Empresas del mundo entero están migrando sus archivos hacia servicios de almacenamiento en Cloud. Las ventajas que ofrece son determinantes y existe una necesidad imperiosa de liberarse de las antiguas infraestructuras. Se trata de disponer de servicios externalizados que ahorran costes de dependencia de elementos físicos como servidores y discos duros. Las empresas necesitan movilidad y acceso desde cualquier lugar a sus datos y documentos.


OneDrive viene preinstalado en Windows 10 y funciona también en otras plataformas, como iOS, Android o Mac. A pesar de que la política de Microsoft ha sido un tanto errática con OneDrive, pasando de ofrecer 15 GB de almacenamiento gratuito a sólo 5 GB, es una de las mejores opciones para almacenar archivos e imágenes. La posibilidad de editar si tenemos acceso a Internet con Office Online es una gran solución para los usuarios básicos.
Compartir archivos y carpetas en hubiC es un juego de niños. Cree un enlace para compartirlos y envíeselo a quien desee, que podrá acceder a los archivos compartidos desde cualquier navegador de internet. ¿Qué hay mejor que poder combinar almacenamiento y archivos compartidos en un solo lugar para colaborar en un mismo proyecto o para compartir vídeos?
Lo que está claro es que podemos tener en la nube todos nuestros archivos. Solo destinando una cuenta para cada utilidad podremos tener todos nuestros archivos sin gastarnos nada. Por ejemplo, para las fotografías podemos utilizar un servicio, para los videos otro y para los textos un tercer. La tarea se complica contra mas servicios pero con accesos directos en nuestros escritorios no nos gastaremos nada.
Un servicio de alojamiento en la nube que en su plan básico ofrece 5 GB de espacio de gratis. Permite realizar copias de seguridad para ordenadores Mac, Linux, además de servidores y dispositivos móviles que funciona con Android, iOS y Windows, todo ello a través de una única cuenta sin costos adicionales. Su plan individual ofrece 1 TB + 1 TB de espacio de sincronización por 52.12 dólares al año y su plan para empresas ofrece 250 GB + 250 GB de espacio de sincronización por 74.62 dólares al año.
La Figura 6 compara la solicitud del usuario B para el archivo F1 en modo escritura en el tiempo t versus la solicitud del usuario C para el mismo archivo en modo escritura en el tiempo t+1. Para implementar la consistencia del archivo, hemos diseñado una lista de espera que se emplea para ubicar la solicitud según el criterio de "el primero en llegar es el primero en ser atendido".
La función de reserva activa global le permite poder compartir unidades de repuesto con múltiples volúmenes RAID en el Turbo NAS. Si una unidad de disco duro falla en un volumen RAID, la unidad de reserva activa global automáticamente reemplazará la unidad defectuosa para evitar la pérdida de datos. A diferencia de una unidad de reserva local, la función de reserva activa global otorga una utilización más eficiente de las unidades de reserva.
En el caso de Mega, por ejemplo, por estos 9.99 euros al mes podemos aumentar nuestro espacio de almacenamiento hasta 1 TB. Este precio es el mismo que nos ofrece Google Drive y Dropbox, que, por lo mismo, tendremos 1 TB de espacio en su nube. En el caso de Google Drive es posible incluso ahorrarnos 20 euros al año si pagamos anualmente en vez de mensualmente.

Una herramienta que ofrece la posibilidad de enviar archivos de gran tamaño tanto desde la versión web como desde su aplicación para escritorio o el móvil. El mecanismo de Send Anywhere es parecido al resto de herramientas, sólo tenemos que subir al servidor el archivo que queremos compartir y se nos facilitará un código de 6 dígitos que debemos facilitar al destinatario para que pueda proceder con la descarga.
Cuando compartes carpetas con permisos de edición, las personas con las que las compartas pueden agregar las carpetas compartidas a su propio OneDrive. Esto les permite mantener la carpeta junto con sus propias carpetas y elementos, mover fácilmente los elementos de una carpeta a otra y trabajar en ellos sin conexión más fácilmente. Las actualizaciones que hagan se sincronizan con la carpeta compartida, para que todos los usuarios con acceso a la carpeta tengan la versión actualizada.
Como aspecto negativo, hay que destacar que tiene limitación de tamaño de archivo en 15 GB como máximo. Esto puede ser un contratiempo si se busca una aplicación para guardar copias de seguridad online. Por otro lado, para los usuarios profesionales o de pago, dispone de opciones más flexibles, desde 2€ al mes por 50 GB; 7€ al mes para la suscripción con Office personal; o 10€ por la de hogar, que ofrece la posibilidad de tenerlo instalado en 5 equipos.
Almacenar datos en la nube puede ser una buena opción en muchos casos. Una de las ventajas más decisivas de esta solución de almacenamiento es que evita la adquisición y la administración de un hardware propio. Siempre que no te decantes por una solución interna, el proveedor es el único responsable de la infraestructura. Si utilizas esta solución para crear copias de seguridad de datos, la externalización de los recursos también es positiva en el sentido de que el original y la copia no se guardan en el mismo sitio, de modo que se evita una pérdida de datos completa con motivo de un mal mayor. Pero hay otras ventajas, como:
Existen tres tipos de almacenamiento en la nube para las empresas: almacenamiento en la nube pública, en la nube privada y en la nube híbrida. También existen tres formas de formatear este almacenamiento: como bloques, archivos u objetos Cada formato tiene sus ventajas y desventajas (los bloques son más rápidos, los archivos son más fáciles de entender y los objetos funcionan mejor con paquetes de aplicaciones nativas de la nube en contenedores), pero algunos productos de almacenamiento en la nube definido por software pueden combinar los tres formatos en una solución unificada y fácil de implementar.
Almacenamiento de archivos: algunas aplicaciones necesitan obtener acceso a archivos compartidos y requieren un sistema de archivos. A menudo, este tipo de almacenamiento cuenta con un servidor de almacenamiento conectado a la red (NAS). Las soluciones de almacenamiento de archivos como Amazon Elastic File System (EFS) son ideales para casos de uso como depósitos de contenido de gran tamaño, entornos de desarrollo, almacenes multimedia o directorios de inicio del usuario.
×