All three have their strengths and weaknesses. No matter which one you choose, it is important to consider having a backup for your cloud service. While all service providers offer redundancy to ensure their servers never lose anything, it doesn’t stop you from accidentally deleting files. CloudAlly offers affordable backup options for all your cloud storage needs.
Amazon Drive ofrece almacenamiento online seguro y copias de seguridad automáticas de tus fotos, y te permite acceder fácilmente al contenido guardado desde tu teléfono, ordenador o tablet. Todos los clientes con una cuenta de Amazon empiezan con 5 GB de almacenamiento gratuito y los miembros Amazon Premium se benefician de almacenamiento de fotos gratis e ilimitado.
Lejos queda el año 2007 cuando se lanzó por primera vez Dropbox. Este servicio fue el “culpable” de llevar el almacenamiento en la nube a las masas. Todo apunta a que, sin su llegada, la cosa habría tardado algo más en arrancar y popularizarse. Con el paso de los años, se ha convertido en la opción más utilizada, aunque no la única de un mercado con decenas de opciones.
Un servicio muy similar a PlusTransfer que lleva funcionando desde el año 2009 por lo que inspira confianza. Para realizar la transferencia de los archivos es necesario indicar la dirección de correo del destinatario, ofrece subidas ilimitadas, la posibilidad de compartir archivos de hasta 2 GB de tamaño, se mantienen en el servidor hasta 7 días y no usa cifrado o contraseña de protección. Es posible crearse cuentas que amplían el servicio con la posibilidad de transferir hasta 20 y 100 GB respectivamente.
¿Pero para qué elegir entre las medidas de seguridad que ofrecen algunos de los servicios anteriores si puedes tenerlos todos? FileSharing ofrece la posibilidad de proteger las descargas con contraseña, envía los archivos cifrados y los enlaces que crea se eliminan automáticamente a las 24 horas. Además, si tu subida falla esta se reanudará donde se quedó cuando vuelvas a intentarlo.
Por tanto, las aplicaciones o servicios usan estos proveedores para almacenar los archivos. Cuando con una determinada aplicación. Los usuarios subimos o  sincronizamos archivos,  estos se guardan en el espacio que tienen contratado esas  aplicaciones con el proveedor. Pondremos dos ejemplos: Dropbox almacena en Amazon, Dataprius almacena en Azure.

Cloud storage is a model of computer data storage in which the digital data is stored in logical pools. The physical storage spans multiple servers (sometimes in multiple locations), and the physical environment is typically owned and managed by a hosting company. These cloud storage providers are responsible for keeping the data available and accessible, and the physical environment protected and running. People and organizations buy or lease storage capacity from the providers to store user, organization, or application data.
Existe dificultad para definir con términos claros la arquitectura del almacenamiento en nube, pero es claramente análogo al concepto de almacenamiento de objetos. Servicios de almacenamiento en nube provistos por Amazon S3, productos de almacenamiento en nube de EMC Atmos y proyectos de investigación de almacenamiento como Oceanstore2​ son ejemplos claros y ofrecen pautas acerca del almacenamiento de objetos.

Si eres un profesional o estás buscando la forma de compartir los archivos para tu empresa entonces deberías de pensar un poco. Simplemente considerar si todos los ficheros que manejas a diario son compartibles, es decir, si no habrá algunos sobre los que necesitas dar acceso a tus clientes o colaboradores  y otros que son privados. Con un disco virtual puede que te la estés jugando y poniendo a disposición de los demás cosas que no deberías.

La suscripción al producto Norton incluye una cantidad asignada de espacio de almacenamiento en la nube seguro. Cuando el producto Norton realiza una copia de seguridad en línea, calcula la cantidad de espacio que necesita para la copia de seguridad. Si el almacenamiento en la nube no posee espacio suficiente para la copia de seguridad, el producto Norton muestra una notificación y le da la opción de adquirir más espacio.
Por otro lado, en lo que se refiere al servicio de almacenamiento en la nube, cogeremos los puntosa comunes que ofrecen Google Drive, Dropbox y OneDrive. Ya os advertimos que las diferencias entre ellos son escasas, sobre todo en lo que se refiere a las relaciones precio/funciones y precio/almacenamiento. Esto se puede comprobar en el artículo de nuestros compañeros de ADSLZone, permitiendo que nos hagamos una idea mucho más fiel.
Las ventajas del almacenamiento seguro en línea hacen que estos servicios sean atractivos tanto para los usuarios privados como para las empresas. Al alquilar espacio de almacenamiento adicional para archivos y documentos de todo tipo, se alivia a los discos duros locales y se garantiza al mismo tiempo que los PC de trabajo o de uso doméstico, smartphones, etc., tengan suficiente espacio para el sistema operativo y los programas. Además, en un almacén en la nube los archivos están disponibles en Internet en cualquier momento y lugar (y en cualquier dispositivo), al contrario que los que se salvaguardan localmente. Descubre qué es lo más importante a la hora de elegir el servicio adecuado y qué proveedores ofrecen el mejor paquete de cloud computing en nuestra comparativa de servicios en la nube.
La empresa nunca debe otorgar el control permitiendo modificaciones de sus carpetas a nadie, excepto a su personal interno. Esto es de sentido común ¿Acaso tu banco te da absoluto control sobre tu cuenta corriente? Las empresas que usan Discos Virtuales para compartir documentación con sus clientes se arriesgan a perder la información original, a que el cliente desmonte la organización de los archivos y carpetas, además de que pueda borrar, subir y reemplazar los archivos por sus propias versiones.
Debido a las elevadas expectativas que ha de satisfacer una solución de almacenamiento en la nube, los operadores dependen de una arquitectura que supere en rendimiento al almacenamiento de archivos al uso. Aunque esta modalidad, basada en un sistema de archivos jerárquico, presta buenos servicios como solución estándar en los dispositivos más comunes, no sucede lo mismo cuando se trata de gestionar miles de millones de archivos y todos sus metadatos. Los servicios de cloud storage utilizan por ello dos formatos de almacenamiento:
Para los menos familiarizados con la herramienta, hoy vamos a repasar las funciones básicas de OneDrive para compartir archivos y carpetas. Lo primero que debes saber es que los archivos y carpetas que guardes en OneDrive son privados a menos que decidas compartirlos, y además puedes dejar de compartirlos en cualquier momento, revocando los permisos de acceso.
Existen plataformas que ofrecen gigas de almacenamiento gratuito y que nos posibilitan el acceso online desde cualquier lugar, nos permiten compartir nuestros archivos con las personas que queramos, nos dan la posibilidad de editar documentos y guardarlos en la nube sin importar el dispositivo desde el cual se hagan dichas modificaciones, nos permiten visualizar películas y libros electrónicos o escuchar música, e incluso hacer una copia digital de todos nuestros contenidos. La nube tiene sus ventajas (también puede tener inconvenientes) y lo mejor es saber sacarle el máximo partido.
Muchos de nosotros sufrimos el síndrome del Diógenes digital. Lo guardamos todo, fotos, vídeos, correos… Es nuestra memoria digital. Por eso hoy os proponemos los mejores servicios para guardar archivos en la nube. Los servicios cloud, online o en la nube, están de moda, y los usuarios cada vez necesitamos más espacio para almacenar nuestros archivos. Por eso, tampoco vienen mal tener en cuenta estos trucos.
Con el almacenamiento en la nube puedes tener respaldo o copias de seguridad de los archivos que desees. Antes de la existencia de esta tecnología, la gente más precavida solía tener respaldo de sus archivos en dispositivos USB o en un disco duro externo. Pero hasta la persona más ordenada corría el riesgo de que sus dispositivos sufrieran algún tipo de daño. Otra opción que muchos ponían en práctica, era enviar una copia del archivo por correo electrónico a la misma cuenta o a otra dirección de respaldo, aunque esto sólo era efectivo para archivos de tamaño reducido.
La realización de copias de seguridad mediante el uso de mecanismos, software y semántica existentes puede crear una situación de recuperación aislada con poca flexibilidad de ubicación para recuperaciones. Muchas empresas quieren aprovechar la flexibilidad de almacenar copias de seguridad de bases de datos en la nube, ya sea para protección temporal durante las actualizaciones o para tareas de desarrollo y pruebas. Como las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube presentan un sistema de archivos estándar que se puede instalar fácilmente desde servidores de bases de datos, pueden ser una plataforma ideal para crear copias de seguridad de bases de datos portátiles mediante el uso de aplicaciones de copia de seguridad empresariales o herramientas de aplicaciones nativas.
Actualmente podemos compartir y recibir un gran número de archivos en distintos formatos, pero muchas veces estos archivos pueden ser pesados y saturar la capacidad de almacenamiento de nuestro ordenador. Y es que, a medida que el intercambio de información se nos ha facilitado, también ha aumentado la cantidad de archivos que producimos, intercambiamos y guardamos.
A las ventajas básicas anteriormente descritas hay que sumarle la posibilidad que ofrece el Cloud Computing de pagar justo por lo que se necesita en cada momento. Normalmente se contrata una capacidad y un número de usuarios que se pueden modificar con el tiempo para atender justo a esas necesidades. Esta flexibilidad sitúa al almacenamiento en la Nube a otro nivel respecto a las antiguas soluciones consistentes en la instalación de dispositivos físicos o servidores locales.

La nube se ha convertido en un gran aliado para todo tipo de personas, dentro y fuera de las empresas, a la hora de dar el paso de liberar espacio en sus dispositivos informáticos. Y también se antoja ideal para quienes ansían disponibilidad constante, ciertas garantías de seguridad, contribución para la difusión de documentos y capacidades de colaboración.
Existe dificultad para definir con términos claros la arquitectura del almacenamiento en nube, pero es claramente análogo al concepto de almacenamiento de objetos. Servicios de almacenamiento en nube provistos por Amazon S3, productos de almacenamiento en nube de EMC Atmos y proyectos de investigación de almacenamiento como Oceanstore2​ son ejemplos claros y ofrecen pautas acerca del almacenamiento de objetos.
Existe una especie de obsesión por compartir, debido a que hoy en día la movilidad es fundamental en el uso de los archivos. Todos queremos tener nuestros archivos a mano desde cualquier sitio y además proporcionar acceso a quién sea necesario en cualquier momento. De esta necesidad, las aplicaciones de consumo han hecho su bandera, pero han construido su mundo en torno a la idea de que todo puede y debe compartirse sin reglas ni control.
Si te quedas sin espacio en tu disco duro la solución pasa por comprar otro disco duro más grande. Lo mismo ocurre con los proveedores de la Nube, lo que pasa es que ellos no compran discos medidos en Gigabytes sino en TeraBytes, un Terabyte son 1024 Gigabytes. Cuando el almacenamiento se va llenando, incorporan más almacenamiento, ellos lo compran a lo grande y obtienen muy buenos precios.
Respecto a Google Drive, solo una corrección, el precio es 1,99$ o 1,99€ por 100GB y sucesivamente por el resto de cantidades que habéis indicado, antes facturaban solo en dólares pero ya lo hacen en euros dependiendo del país de residencia. En mi caso me enviaron un e-mail avisándolo (y menos mal que lo cobran en euros que el banco cobraba comisión por pagar en dólares).

Dropbox fue pionera en el mundo del almacenamiento online. Apareció en el año 2007, cuando hablar de “la nube” parecía algo del futuro y, hoy en día, cuenta con más de 500 millones de usuarios registrados. Aunque desde su lanzamiento han ido apareciendo multitud de nuevas plataformas que quieren hacerle la competencia, Dropbox continua siendo la más utilizada.
Uno de los factores que contribuye a que muchas compañías puedan funcionar casi al 100% de forma digital es la posibilidad de compartir archivos de todo tipo y gran tamaño de forma sencilla usando servicios en la nube. Si bien en los casos de grandes corporaciones cuentan con herramientas específicas para sus necesidades tanto de operatividad como de seguridad, cualquier empresa puede recurrir a plataformas para compartir documentos online sin necesidad de grandes desembolsos de dinero.

Gestión de la información. Centralizar el almacenamiento en la nube aporta un gran beneficio para nuevos casos de uso. Al utilizar políticas de administración del ciclo de vida del almacenamiento en la nube, puede realizar potentes tareas de administración de la información, incluida la separación por niveles automatizada o el bloqueo de datos para cumplir con los requisitos de conformidad.
×