Se use un formato de almacenamiento basado en bloques o en objetos, los operadores pueden optar por incluir en su hardware discos duros SSD o HDD. Los primeros se distinguen por una mayor velocidad de lectura y escritura, pero son más caros que los clásicos medios de almacenamiento HDD. Gracias a la virtualización del entorno de memoria, hoy también es posible combinar ambos tipos

Buen aporte, buena info , una consulta en caso de que quiera sincronizar informacion en la nube por ejm una base de datos de una empresa que crece dia a dia, los servidores que mencionas podrian poder almacenar este tipo de informacion o en algun momento llegarian a un tope por falta de memoria? y si fuera el caso, significaria que la nube no es ilimitada?

En esto ocurre como con los emails. Al principio del uso del correo electrónico todo el mundo imprimía los correos que recibía. Esto que ahora nos parece extraño era habitual, el email estaba en fase de descubrimiento. Hoy en día el correo electrónico está en fase de Aprovechamiento e incluso está mal visto y es ecológicamente inadecuado imprimir un email, al pie casi todas las empresas recomiendan no imprimirlo, no es necesario.
El 24 de abril de 2012, Google, el gigante de los motores de búsqueda, lanzó su servicio en la nube con el nombre de Google Drive. En ese momento, la aplicación extendió y sustituyó su solución ofimática Docs que, por cierto, se integró en Drive desde el principio. Cinco años más tarde, en la conferencia de desarrolladores Google I/O, el grupo anunció que el servicio de almacenamiento había superado los 800 millones de usuarios en todo el mundo. Para utilizarlo, es necesario disponer de una cuenta activa en Google que también se necesita para otros servicios de Google, como Gmail o Google Fotos, conectados por igual a la nube con sus respectivas interfaces. El espacio disponible gratuito por defecto es de 15 GB y si se quiere ampliar hay que recurrir a Google One, que sustituye a las antiguas suscripciones de pago a Drive. De este modo, por 2 euros al mes aproximadamente, el usuario puede disponer de 100 GB, un plan que se pueden ir ampliando hasta los 20 TB por unos 20 euros mensuales. Además de un mayor almacenamiento, estos planes incluyen soporte de expertos y la posibilidad de poder invitar a los ficheros a miembros de la familia.
Aunque es una necesidad desde hace mucho tiempo, quizás es ahora cuando más se ha extendido el hecho de compartir archivos entre personas a través de la red y rara es la persona que hoy en día no utiliza alguno de los muchos métodos con los que contamos para ello. La aparición de los servicios de almacenamiento en la nube fomentó aún más esta práctica, pero puede llegar a resultar uno de los métodos más incómodos, ya que es necesario en la mayoría de ocasiones descargar alguna aplicación y por supuesto registrarnos en el servicio que vayamos a utilizar.

La suma de los dos factores, la ubicuidad más la capacidad ilimitada, son sin duda las claves del gran éxito y la expansión de este modelo de almacenamiento de archivos a nivel global. Toda revolución tecnológica se sustenta en una revolución anterior que le sirve de base. En este caso la revolución de base ha sido la Movilidad, la increíble expansión de la telefonía móvil que permite a todo el mundo estar permanentemente conectados a Internet. Además cada persona tiene varios dispositivos y quiere acceder a sus archivos desde cada uno de ellos, la solución a esta necesidad es necesariamente el almacenamiento en la Nube.
No tendrás que experimentar los problemas de Dropbox y  Drive para constatar que NO sirven en la empresa ni en el terreno profesional. Ofrecemos tres razonamientos. Aquí vamos a exponer tres argumentos que tumban la idea que de que estos sincronizadores sirven para la empresa. Un sincronizador no sirve en la empresa, por mucho que … Sigue leyendo Tres razonamientos que Invalidan el uso de Dropbox y Drive en la empresa
Sin embargo, si se trata de una necesidad que requiere un almacenamiento pequeño de archivo o incluso de 1 TB y por un periodo inferior a 3-4 años (tiempo que se tarda en amortizar un NAS respecto a los servicios de almacenamiento cloud) nos decantaríamos por un servicio de estas características. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las funciones disponibles serán inferiores a las existentes en una nube privada creada con un NAS.
Buenas, la cámara está conectada al ordenador y ahí guarda lo que graba. Si ese ordenador tiene Dataprius instalado y funcionando, con la carpeta vinculada (https://manual.dataprius.com/carpeta-vinculada-dataprius/) o con Bluesync (https://manual.dataprius.com/bluesync-sincronizador-dataprius/) podría subir sus videos automáticamente. Si se le va la luz constantemente le convendría conectar el ordenador a un SAI, para que siga funcionando pese al corte hasta que vuelva la luz.
El almacenamiento de archivos en la nube puede suministrarse de dos maneras: mediante soluciones completamente administradas con configuración mínima y mantenimiento mínimo o nulo o mediante soluciones autónomas con capacidad de cómputo, almacenamiento, software y concesión de licencias independientes, que también necesita personal especializado para las configuraciones y el mantenimiento. Amazon Elastic File System (Amazon EFS), FSx for Windows File Server y FSx for Lustre son ejemplos de soluciones completamente administradas que brindan almacenamiento de archivos escalable y sencillo para utilizarlo con instancias Amazon EC2 en la nube de AWS y en las instalaciones.
Los contenedores Docker son ideales para crear microservicios porque son de rápido aprovisionamiento, fáciles de transportar y ofrecen aislamiento de procesos. Los contenedores que necesitan acceso a los datos originales cada vez que se inician podrían necesitar un sistema de archivos compartidos al que puedan conectarse independientemente de la instancia en la que se estén ejecutando. El almacenamiento de archivos en la nube puede ofrecer acceso compartido constante a los datos que todos los contenedores de un clúster puedan usar.

Microsoft ha espabilado mucho con Satya Nadella, y eso se ha notado mucho en sus servicios Online. Puede que OneDrive no tenga el rendimiento de Dropbox y su configuración en algunos sistemas sea más confusa, pero las aplicaciones de iOS y Android aprueban (y con nota), y en su modalidad de pago podemos hasta incluir Office 365 y seguir ahorrando respecto a Dropbox.
Para acceder al espacio virtualizado suele ser necesario utilizar un determinado software. Por ello, los servicios de cloud storage público, además de una aplicación web accesible desde el navegador, también acostumbran a ofrecer aplicaciones específicas de plataforma para diversos dispositivos. Los archivos guardados pueden entonces abrirse desde cualquier dispositivo compatible (ordenador, tablet, smartphone, etc.) siempre que se disponga de una conexión activa a Internet. Utilizar el almacenamiento en una nube privada, en cambio, presupone una conexión a la intranet o a la red privada virtual (VPN) para poder acceder al espacio.
3. Almacenamiento en bloques: otras aplicaciones empresariales, como bases de datos o sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), a menudo requieren almacenamiento dedicado y de baja latencia para cada host. Esto es similar al almacenamiento conectado directamente (DAS) o a una red de área de almacenamiento (SAN). Las soluciones de almacenamiento en la nube basadas en bloques, como Amazon Elastic Block Store (EBS), se aprovisionan con cada servidor virtual y ofrecen la latencia ultrabaja necesaria para cargas de trabajo de alto rendimiento.

Las tarifas Express y Standard completan la cartera de productos de Livedrive. El primero permite el acceso de hasta tres usuarios a 2 TB de almacenamiento y copias de seguridad automáticas (35 euros al mes), mientras que el segundo está dirigido a equipos de diez o más usuarios (10 TB por 110 euros al mes). Las carpetas de equipo donde se pueden compartir archivos, crear comentarios y ver los cambios mejoran enormemente el uso de este almacenamiento compartido. No importa desde qué dispositivo accedan los usuarios porque disponen de software de escritorio para macOS y Windows, así como de aplicaciones para iOS y Android. Alternativamente, como con todos los almacenamientos en la nube de nuestra comparativa, también se puede acceder desde la interfaz web multiplataforma.
Almacenamiento por objetos (S3), se utiliza para tener un contenedor de archivos los cuales pueden ser recuperados desde cualquier ubicación. Por defecto almacenar los datos en uno de estos contenedores asegura que aunque una zona entera de disponibilidad haya caído por completo los datos aún pueden ser recuperados ya que se almacenan en tres zonas .de disponibilidad conectadas por cables de fibra totalmente independientes. Además, la capacidad de almacenamiento es ilimitada y el precio del servicio depende del tamaño de los datos almacenados y de la cantidad de veces que se accede a ellos. De manera automática Amazon administra tus datos según la cantidad de veces que se acceden a éstos, de manera que los datos a los que se acceden con más frecuencia tienen un bajo costo por acceso mientras que los archivos que menos se acceden tienen un costo de almacenamiento bajo y su precio por acceso es mayor comparado con los datos a los que se accede con más frecuencia.

Muchos de nosotros sufrimos el síndrome del Diógenes digital. Lo guardamos todo, fotos, vídeos, correos… Es nuestra memoria digital. Por eso hoy os proponemos los mejores servicios para guardar archivos en la nube. Los servicios cloud, online o en la nube, están de moda, y los usuarios cada vez necesitamos más espacio para almacenar nuestros archivos. Por eso, tampoco vienen mal tener en cuenta estos trucos.
Los big data necesitan almacenamiento que pueda gestionar volúmenes muy grandes de datos y capacidad para ajustar su escala a los fines de lograr adaptarse al crecimiento y ofrecer el rendimiento necesario para suministrar datos a las herramientas analíticas. Muchas cargas de trabajo analíticas interactúan con datos mediante una interfaz de archivos, se basan en semántica de archivos, como bloqueos de archivos, y necesitan la capacidad para escribir en secciones de un archivo. Como el almacenamiento de archivos en la nube admite la semántica de sistema de archivos necesaria y puede ajustar su capacidad y rendimiento, es ideal para proveer una solución de uso compartido de archivos cuya integración con flujos de trabajo de big data existentes sea sencilla.
Aunque es una necesidad desde hace mucho tiempo, quizás es ahora cuando más se ha extendido el hecho de compartir archivos entre personas a través de la red y rara es la persona que hoy en día no utiliza alguno de los muchos métodos con los que contamos para ello. La aparición de los servicios de almacenamiento en la nube fomentó aún más esta práctica, pero puede llegar a resultar uno de los métodos más incómodos, ya que es necesario en la mayoría de ocasiones descargar alguna aplicación y por supuesto registrarnos en el servicio que vayamos a utilizar.
Existe dificultad para definir con términos claros la arquitectura del almacenamiento en nube, pero es claramente análogo al concepto de almacenamiento de objetos. Servicios de almacenamiento en nube provistos por Amazon S3, productos de almacenamiento en nube de EMC Atmos y proyectos de investigación de almacenamiento como Oceanstore2​ son ejemplos claros y ofrecen pautas acerca del almacenamiento de objetos.
Otras de las alternativas que requieren de la dirección de correo del destinatario para el envío de archivos. Se trata de un servicio casi idéntico a WeTransfer pero con la salvedad de que CueTransfer no dispone de cuentas Plus. Por su parte, ofrece subidas ilimitadas, no usa cifrado o contraseña de protección y tampoco tiene definido el tiempo que permanecen los archivos en el servidor.

Algunos de los planes más destacados son los de pCloud, que ofrece 20 GB gratis y un plan Premium de 2 TB de almacenamiento de un solo pago, para toda la vida. Otro plan atractivo es el de Box, con 10 GB gratis o almacenamiento ilimitado por 18 USD al mes. Finalmente, se encuentra Amazon Drive: aunque solamente ofrece 5 GB en su versión gratuita, te da almacenamiento ilimitado por 59.99 USD al año.
Respecto a Google Drive, solo una corrección, el precio es 1,99$ o 1,99€ por 100GB y sucesivamente por el resto de cantidades que habéis indicado, antes facturaban solo en dólares pero ya lo hacen en euros dependiendo del país de residencia. En mi caso me enviaron un e-mail avisándolo (y menos mal que lo cobran en euros que el banco cobraba comisión por pagar en dólares).

Standard ofrece a los equipos 3 TB de almacenamiento y herramientas de colaboración y uso compartido sencillas. Si el equipo requiere más almacenamiento y seguridad, Advanced ofrece tanto espacio como requiera el equipo, además de sofisticadas funciones de administración, auditoría, integración y seguridad. Puedes encontrar más información sobre nuestros planes aquí.


Los centros de datos certificados (ISO 27001) utilizados por Tresorit se encuentran en Irlanda y los Países Bajos. Por lo tanto, el cumplimiento de las directrices europeas de protección de datos no es un problema. Los usuarios privados reciben 200 GB de almacenamiento por unos 8 euros al mes (ampliable hasta 2 TB por 20 euros al mes). El precio para los equipos es de 10 euros por usuario y mes (1 TB por usuario). Falta una variante básica libre, que en cambio diferencia a muchas de las soluciones de la competencia.
Una función que ofrece pCloud, es pCloud Crypto – la caja fuerte que te permite cifrar tus archivos antes de guardarlos en una carpeta especial de la que sólo tú tienes clave. Otra función interesante es la posibilidad de compartir carpetas para descargar (a través de un enlace de descarga), o bien puedes compartir carpetas para que tus amigos y colegas puedan consultar y/o subir documentos. Esto último transforma tu espacio en línea en todo un instrumento de colaboración, sin comprometer la protección de todos tus archivos.
Cada vez dependemos más de los sistemas de almacenamiento en la nube. Además de Dropbox, una de las primeras plataformas de almacenamiento en la nube que se abrió hueco en este mercado, hoy en día los principales desarrolladores de software, como Microsoft, Google o Apple, cuentan con sus propias nubes que ofrecen a los usuarios de forma gratuita, aunque limitadas en espacio. Para los usuarios que necesiten más espacio del gratuito, estas compañías les permiten, mediante el pago de una suscripción, aumentar el espacio de almacenamiento a varios cientos de gigas, o varios teras. Sin embargo, ¿alguna vez hemos pensado qué nube es la más económica?
Por tanto, la ubicuidad no es más que la capacidad de poder acceder a los archivos desde cualquier lugar y en cualquier momento, tan solo se necesita un conexión a Internet. Como los usuarios tienen Smartphones y las redes Wifi están presentes en cualquier lugar, el almacenamiento en la Nube  actúa como un disco duro accesible desde todos nuestros dispositivos y en cualquier momento. Los documentos y los archivos están con nosotros y además no importa el volumen ni la cantidad.
Al margen del tipo de almacenamiento, el principio que sustenta la mecánica del cloud storage es el mismo: el proveedor del servicio, interno o externo, suministra una infraestructura de TI que permite gestionar los servidores de forma segura. En un contexto de almacenamiento en nube, los servidores no actúan como sistemas autónomos, sino como grupo. Con este propósito, la memoria del disco duro (junto a otros componentes como la RAM o la CPU) tiene que virtualizarse y esto se hace con ayuda de hipervisores. Estas capas de abstracción, conocidas también como monitores de máquina virtual (Virtual Machine Monitors, VVM), median entre el hardware y el entorno virtual. Se clasifican en dos tipos:
El Turbo NAS permite que la ampliación de volumen RAID sea conveniente y fácil. Durante la configuración inicial del Turbo NAS, puede crear volúmenes RAID mediante el uso de unidades de discos duros de pequeño tamaño. También tiene la posibilidad de reemplazar las unidades de disco con otras de mayor capacidad cuando lo necesite; esto, debido a que el volumen RAID puede expandirse fácilmente con el Turbo NAS. Todas las acciones de expansión de la capacidad del volumen pueden hacerse en línea sin necesidad de apagar el servidor y conservando todos los datos.
Elija esta opción para compartir elementos con muchas personas que seguramente no conozca personalmente. Por ejemplo, puede usar estos vínculos para publicar en Facebook, Twitter o LinkedIn, o compartir por correo electrónico o mensajería instantánea. Cualquier persona que tenga el vínculo puede ver o editar el elemento, según el permiso que establezca. Tenga en cuenta que también se puede reenviar el vínculo sin necesidad de iniciar sesión.
Incluso con una cantidad extremadamente grande de datos, no existen problemas para encontrar los archivos deseados. File Station proporciona filtros inteligentes para la búsqueda y examinación de archivos. Las vistas en miniatura emergentes también le permiten acceder a vistas previas rápidas y claras de los archivos. La examinación de archivos es más intuitiva y sencilla gracias a File Station.
2. Almacenamiento de archivos: muchas aplicaciones necesitan obtener acceso a archivos compartidos y requieren un sistema de archivos. A menudo, este tipo de almacenamiento cuenta con un servidor de almacenamiento conectado a la red (NAS). Las soluciones de almacenamiento de archivos como Amazon Elastic File System (EFS), Amazon FSx for Windows File Server y Amazon FSx for Lustre son perfectas para los casos de uso como repositorios de contenido grandes, entornos de desarrollo, almacenes de contenido multimedia y carpetas de usuario. Además, Amazon FSx for Lustre es perfecto para cargas de trabajo de aprendizaje automático y de informática de alto rendimiento.
Compartir la nube de HiDrive no solo es posible en los paquetes empresariales: también puedes añadir más usuarios a una suscripción privada si deseas compartir la memoria con otras personas. En este caso, cada usuario recibe su propia carpeta privada a la que solo él tiene acceso. Se accede a la unidad a través de la aplicación web o utilizando las aplicaciones de escritorio para sistemas operativos Mac y Windows y las apps para iOS, Windows Phone 7 y Android. Si utilizas uno de estos programas, también puedes recuperar tus archivos sin conexión utilizando la versión sincronizada más reciente. La solución también ofrece la posibilidad de compartir archivos con un enlace temporal. Dada la facilidad con que se integra en un sistema preexistente y las ventajas de la versión Pro (device backup), esta es una opción especialmente interesante para empresas y equipos pequeños.
Desde 2005, la empresa norteamericana Box ofrece a particulares y a empresas la posibilidad de compartir y gestionar sus archivos de forma centralizada a través de su servicio en la nube con el mismo nombre. En los planes de negocio, el equipo de desarrollo se centró desde el principio en las funciones que facilitan el uso compartido de Box: por ejemplo, intercambiar enlaces a través de marcadores (favoritos), crear tareas (listas de tareas pendientes) o añadir notas en los archivos y tareas en tiempo real. Todos los cambios se registran en el historial de acciones para que siempre se sepa qué usuario los ha realizado (incluida la fecha y hora). El control de permisos regula las áreas a las que puede acceder cada usuario.
En el object storage, los archivos y sus metadatos se almacenan como objetos. Cada uno de estos objetos obtiene un número identificativo único que sirve para que las aplicaciones puedan controlarlos sin necesidad de un sistema de control de permisos. No es posible modificar los objetos guardados, porque con cada cambio se crea un objeto nuevo que contiene la versión modificada del archivo original. Esto convierte al almacenamiento de objetos en un formato óptimo para soluciones de backup y archivado y adecuado al almacenamiento de archivos multimedia de solo lectura como música, vídeos o películas, por ejemplo, en servicios de visionado en línea.
La única queja que podríamos tener hacia Google es la seguridad y confidencialidad de los archivos. Es bien sabido que Google permite usar el contenido de sitios privados para conocer mejor a sus clientes y no debemos olvidar que, de acuerdo con la legislación de los Estados Unidos, las compañías americanas están obligadas a dar acceso a las autoridades en cualquier momento.
La información sobre productos no fabricados por Apple, o sobre sitios web independientes no controlados ni comprobados por Apple, se proporciona sin ningún tipo de recomendación ni respaldo. Apple no se responsabiliza de la selección, rendimiento o uso de sitios web o productos de terceros. Apple no emite ninguna declaración sobre la exactitud o fiabilidad de sitios web de terceros. El uso de Internet conlleva riesgos inherentes. Ponte en contacto con el proveedor para obtener información adicional. Otros nombres de empresas o productos pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios.

Otras de las alternativas que requieren de la dirección de correo del destinatario para el envío de archivos. Se trata de un servicio casi idéntico a WeTransfer pero con la salvedad de que CueTransfer no dispone de cuentas Plus. Por su parte, ofrece subidas ilimitadas, no usa cifrado o contraseña de protección y tampoco tiene definido el tiempo que permanecen los archivos en el servidor.


Amazon Abiquo Enterprise Edition CloudStack Citrix Cloud CtrlS DigitalOcean EMC Atmos Eucalyptus Fujitsu GoGrid Google Cloud Platform GreenButton GreenQloud IBM Cloud iland Joyent Lunacloud Mirantis Nimbula Nimbus OpenIO OpenNebula OpenStack Oracle Cloud OrionVM Rackspace Cloud Safe Swiss Cloud SoftLayer Zadara Storage libvirt libguestfs OVirt Virtual Machine Manager Wakame-vdc Virtual Private Cloud OnDemand
×