Uno de los factores que contribuye a que muchas compañías puedan funcionar casi al 100% de forma digital es la posibilidad de compartir archivos de todo tipo y gran tamaño de forma sencilla usando servicios en la nube. Si bien en los casos de grandes corporaciones cuentan con herramientas específicas para sus necesidades tanto de operatividad como de seguridad, cualquier empresa puede recurrir a plataformas para compartir documentos online sin necesidad de grandes desembolsos de dinero.
Cloud storage is a model of computer data storage in which the digital data is stored in logical pools. The physical storage spans multiple servers (sometimes in multiple locations), and the physical environment is typically owned and managed by a hosting company. These cloud storage providers are responsible for keeping the data available and accessible, and the physical environment protected and running. People and organizations buy or lease storage capacity from the providers to store user, organization, or application data.
In 1994, AT&T launched PersonaLink Services, an online platform for personal and business communication and entrepreneurship. The storage was one of the first to be all web-based, and referenced in their commercials as, "you can think of our electronic meeting place as the cloud."[3] Amazon Web Services introduced their cloud storage service AWS S3 in 2006, and has gained widespread recognition and adoption as the storage supplier to popular services such as SmugMug, Dropbox, and Pinterest. In 2005, Box announced an online file sharing and personal cloud content management service for businesses.[4]
Se trata del almacenamiento en la nube ofrecido por Google. De entrada, los usuarios consiguen 15 GB de almacenamiento gratuito, posibilidad de cargar sus archivos directamente desde sus tablets o smartphones, compartir contenido con los amigos, acceder a cualquier archivo sin necesidad de estar conectado a Internet, visor para documentos PDF y Office integrado, así como función para imprimir documentos guardados en Google Drive a través de Google Cloud Print.
Costes: por muy tentadoras que sean las posibilidades del almacenamiento en línea, incluso la mejor solución se ha de ajustar al presupuesto disponible. Por lo general, los proveedores ofrecen una gama de modelos de suscripción que difieren en términos de volumen de almacenamiento, pero en parte también en el abanico de funciones. Por lo tanto, se recomienda considerar de antemano cuánto espacio de almacenamiento se necesita y de qué funciones no se puede prescindir para, basándose en esta información, comparar las diferentes ofertas entre sí en función de las necesidades reales. En la mayoría de los casos, también existe una tarifa básica gratuita, que a menudo es suficiente para fines privados.
Algunas de las compañías de mayor valor y tamaño del mundo han creado aplicaciones en tiempo récord gracias a la flexibilidad, el desempeño y el bajo costo del almacenamiento en la nube. Incluso los sitios web estáticos más sencillos pueden mejorarse a un precio increíblemente económico. Los desarrolladores de todo el mundo están adoptando opciones de almacenamiento que eliminan los problemas de administración y escala.
Los planes son muy buenos y baratos (muy competitivos, en general), pero como siempre, con Google nunca salen las cuentas: en vez de rebajar conforme vamos adquiriendo planes más generosos (como es lo normal), mantienen proporcional el precio (incluso lo suben 0,29 euros/mes, que es bastante si hablamos en neto y teniendo en cuenta el volumen de usuarios que tiene Google).

Se trata del almacenamiento en la nube ofrecido por Google. De entrada, los usuarios consiguen 15 GB de almacenamiento gratuito, posibilidad de cargar sus archivos directamente desde sus tablets o smartphones, compartir contenido con los amigos, acceder a cualquier archivo sin necesidad de estar conectado a Internet, visor para documentos PDF y Office integrado, así como función para imprimir documentos guardados en Google Drive a través de Google Cloud Print.
Además de la aplicación web, Box ofrece clientes de escritorio para macOS y Windows, así como aplicaciones móviles para iOS y Android, con las que puede acceder a su almacenamiento en la nube (Box Drive) o crear notas (Box Notes) desde el dispositivo de su elección. Box proporciona a sus usuarios hasta 10 GB de espacio de almacenamiento de forma gratuita (tamaño de carga limitado a 250 MB por archivo). Los usuarios privados pueden aumentar a 100 GB por 9 euros al mes y los planes de negocio empiezan a partir de 4,50 euros por usuario al mes.
El backup y la recuperación son fundamentales a la hora de garantizar la protección y accesibilidad de los datos, pero abastecer los crecientes requisitos de capacidad puede suponer un desafío constante. El almacenamiento en la nube es una alternativa de bajo costo, alta durabilidad y enorme escala para soluciones de backup y recuperación. Las políticas de administración de datos integradas como Amazon S3 Object Lifecycle Management pueden migrar datos automáticamente a capas de costo más bajo en función de la configuración de frecuencia u horario, y se pueden crear almacenes de archivos para cumplir los requisitos legales o reglamentarios. Estas ventajas proporcionan la posibilidad de alcanzar una escala enorme a sectores como los servicios financieros, la sanidad y los medios de comunicación, que producen grandes volúmenes de datos con necesidades de retención a largo plazo.
×