Lo que está claro es que podemos tener en la nube todos nuestros archivos. Solo destinando una cuenta para cada utilidad podremos tener todos nuestros archivos sin gastarnos nada. Por ejemplo, para las fotografías podemos utilizar un servicio, para los videos otro y para los textos un tercer. La tarea se complica contra mas servicios pero con accesos directos en nuestros escritorios no nos gastaremos nada.

Un vistazo a la Unidad, como se llama el menú principal de Drive, muestra por qué el programa de Google es uno de los mejores servicios en la nube para almacenar, gestionar y editar archivos y documentos de todo tipo: con un solo clic, puedes cargar o descargar datos y acceder a sus populares servicios de la suite de Office (Docs, Forms, Spreadsheets, Drawings, Presentations, Sites y My Maps) y enlazar a cientos de aplicaciones de terceros. Google Drive sincroniza automáticamente los datos almacenados en todos los dispositivos que utilizas para acceder a la nube. Para este propósito, las aplicaciones para Windows, macOS, iOS y Android están disponibles para su descarga gratuita si no se desea utilizar la aplicación web.
Las aplicaciones de informática intensiva, como la informática de alto rendimiento, el aprendizaje automático y el procesamiento de contenido multimedia, a menudo requieren que un sistema de archivos sea capaz de rendimiento masivo y latencias bajas. Es muy común que estas cargas de trabajo se ejecuten durante un periodo corto con datos de entrada almacenados en un lago de datos de bajo costo.

Algunas de las compañías de mayor valor y tamaño del mundo han creado aplicaciones en tiempo récord gracias a la flexibilidad, el desempeño y el bajo costo del almacenamiento en la nube. Incluso los sitios web estáticos más sencillos pueden mejorarse a un precio increíblemente económico. Los desarrolladores de todo el mundo están adoptando opciones de almacenamiento que eliminan los problemas de administración y escala.
CloudMe te permite compartir exactamente lo que quieras con tus amigos y compañeros de trabajo. Trabajar juntos en la misma carpeta o publicar carpetas como páginas web. Siempre llevarás tu biblioteca de música contigo y reproducir tu música en el coche, en tu teléfono, ordenador y televisión. También podrás elegir qué carpetas quieres sincronizar con qué ordenador. Ofrece 3 GB de almacenamiento en su plan gratuito.
Si ya utilizas Dropbox, pasar a una cuenta de Dropbox Business es muy sencillo. Todo tu contenido se conservará tal cual: tus archivos no se verán afectados y tu configuración (como las relaciones de carpetas compartidas y los dispositivos vinculados) permanecerá intacta. Administradores: los miembros del equipo que ya utilicen Dropbox tendrán la misma experiencia que hasta ese momento, y se indicará a quien no tenga una cuenta de Dropbox que se registre al recibir la invitación. En el caso de los usuarios de Dropbox Plus que cambien a Dropbox Business, el crédito restante se reembolsará de forma prorrateada a través del medio de pago original.

Se trata del servicio para compartir y guardar archivos más utilizado. Permite leer los documentos desde cualquier ubicación, posibilidad de acceder a todos los archivos desde diferentes dispositivos, almacenar fotos y videos, compartir imágenes, documentos, así como guardar archivos adjuntos de correos electrónicos directamente en el servicio. Cuenta con un plan gratuito de 2 GB pero se puede ir incrementando ese espacio invitando a otros usuarios a utilizar Dropbox.


Trabaja en un archivo, guárdalo directamente en OneDrive o SharePoint, y los cambios que realices se actualizarán de forma fluida. La estrecha integración con Office te permite iniciar la coautoría de un documento en un dispositivo y terminarla en otro. También puedes seleccionar entre una amplia variedad de herramientas para realizar anotaciones, resaltar contenido y agregar comentarios.


Hemos comentado que el almacenamiento en la Nube existen mayoristas. Lo que hacen estos mayoristas es proporcionar ese almacenamiento ilimitado a las aplicaciones de usuario. A efectos prácticos es como si esas aplicaciones usaran un disco duro enorme para guardar los archivos. Cuando se usa una aplicación esta a su vez utiliza un espacio de almacenamiento de un gran proveedor.
Como hemos visto, si guardamos los archivos en la Nube ya no estamos limitados a la capacidad de nuestros dispositivos ni ordenadores. Esto que puede considerarse una ventaja superficial para un usuario particular, puede convertirse en una ventaja crucial para una empresa. Mientras el usuario particular trata con Gigabytes, la empresa está tratando con cientos de Gigabytes o miles.
Tres veces más de lo que cuesta una suscripción anual a un servicio de almacenamiento en la nube. Sin embargo, una vez hecha la inversión no es necesario realizar más pagos. Configurar el dispositivo y disfrutar del amplio catálogo de funciones: servicio cloud, gestión de usuarios, copias de seguridad ilimitadas, sin límite para el tamaño de subida de los archivos, y así hasta completar un listado mucho más amplio.
Incluso con una cantidad extremadamente grande de datos, no existen problemas para encontrar los archivos deseados. File Station proporciona filtros inteligentes para la búsqueda y examinación de archivos. Las vistas en miniatura emergentes también le permiten acceder a vistas previas rápidas y claras de los archivos. La examinación de archivos es más intuitiva y sencilla gracias a File Station.
Con este servicio solo por registrarte obtienes 20 GB de espacio para almacenar todos tus archivos en Internet. También puedes compartir y colaborar enviando y recibiendo archivos, sin mencionar que todo el contenido que se almacena en pCloud se mantiene seguro y protegido gracias a su alto nivel de encriptación. Sus planes Premium incluyen entre 500 GB a 2 TB de almacenamiento por precios que oscilan entre los 3.99 a 7.99 dólares mensualmente.

Los flujos de trabajo de contenido multimedia y entretenimiento se modifican continuamente. Muchas personas utilizan una implementación en la nube híbrida y necesitan un acceso estandarizado mediante protocolos de archivos de red, como NFS. Estos flujos de trabajo necesitan un acceso flexible, estable y seguro a los datos desde soluciones de empresas del sector, personalizadas y comerciales. Como el almacenamiento de archivos en la nube adhiere a la semántica de sistema de archivos existente, el almacenamiento de contenido de medios enriquecidos para procesamiento y colaboración se puede integrar fácilmente para producción de contenido, cadenas de suministro digitales, streaming de medios, emisiones, análisis y archivo.

Abrir una cuenta en la plataforma pCloud, una compañía suiza, te da el beneficio de 10 GB de almacenamiento gratuito (el doble que te da OneDrive y cinco veces más lo que te ofrece la versión gratuita de Dropbox). Rápidamente podrías aumentar tu almacenamiento a 20 GB con los incentivos iniciales que suelen ofrecer este tipo de compañías como, por ejemplo, recomendar el servicio a un amigo.
El mejor motivo que se nos ocurre para hacer esto, ya sea para consumidores de servicios en nube o para desarrolladores y diseñadores de aplicaciones y servicios en nube, especialmente si éstos emplearán el uso compartido o el bloqueo de archivos, es que puede mejorar la función de su aplicación o servicio, lo cual puede mejorar el rendimiento de dichos recursos y, a la vez, reducir la asignación general de tiempo, ancho de banda y potencia de computación para su recurso. Esto posiblemente traerá aparejada una reducción en los costos.
Respecto a los planes de Drive, los precios parten desde los 1,99$ por 100 GB de almacenamiento online a los 9,99$ para 1 TB. Aquí depende del ecosistema que prefiera el usuario. Si necesitas Microsoft Office, será mejor e incluso más económico utilizar OneDrive con Office 365. Como ventaja, Drive no tiene limite de tamaño de los archivos que podemos subir a la nube, por lo que si necesitamos subir una copia de seguridad que nos ocupa 25 GB, por ejemplo, no tendremos ningún problema.
En lo que se refiere a dispositivos NAS, nos fijaremos en modelos de dos bahías, cuyo precio en el mercado se encuentra entorno a los 140-260 euros (depende del fabricante y modelo) Pero los NAS no vienen con discos (descartando los WD), por este motivo, es necesario escoger unidades de disco. Para ello, nos fijaremos en unidades mecánicas de 2 TB que cuentan con un precio que oscila entre 60 y 80 euros. Obviamente, en el apartado de disco también depende de qué fabricante y modelos escojamos. Es necesario que os quedéis con la cifra del almacenamiento: 2 TB. es decir 4 TB si se recurre a un RAID 0 o 2 TB si se recurre a un RAID 1.
"Infrastructure-as-a-Service (IaaS) and Eucalyptus" (developerWorks, diciembre 2009) muestra dos cosas — de qué manera las nubes IaaS prestan servicios básicos que pueden usarse para implementar y ejecutar sus aplicaciones, y de qué manera puede utilizarse Eucalyptus como infraestructura para crear nubes públicas o privadas. (Otro artículo, "Cloud services for your virtual infrastructure," trata sobre Eucalyptus y la Plataforma como Servicio.)
Costes: por muy tentadoras que sean las posibilidades del almacenamiento en línea, incluso la mejor solución se ha de ajustar al presupuesto disponible. Por lo general, los proveedores ofrecen una gama de modelos de suscripción que difieren en términos de volumen de almacenamiento, pero en parte también en el abanico de funciones. Por lo tanto, se recomienda considerar de antemano cuánto espacio de almacenamiento se necesita y de qué funciones no se puede prescindir para, basándose en esta información, comparar las diferentes ofertas entre sí en función de las necesidades reales. En la mayoría de los casos, también existe una tarifa básica gratuita, que a menudo es suficiente para fines privados.
Sin duda alguna, estos 15 GB son el motivo por el que Dropbox ha perdido terreno a nivel de usuario en los últimos años. No sólo Google sin otros competidores llegan superando por mucho los 2 GB que regala Dropbox. Aunque puede conseguir hasta 16 GB gratis mediante recomendaciones, es difícil, algo que sin duda juega en su contra frente a otras alternativas.
El almacenamiento en la nube híbrida para empresas funciona mejor con el almacenamiento nativo de contenedores, que elimina la necesidad de tener una plataforma de almacenamiento independiente. Una plataforma individual de contenedores integrada puede abarcar la nube híbrida con mayor eficiencia y proporcionar a las empresas un punto único de control, independientemente del entorno de nube en el que residan los datos.
De los precios que hemos mencionado anteriormente, vamos a coger un valor intermedio en lo que se refiere a equipos NAS. Es decir, contamos con que el NAS nos cuesta 200 euros y cada disco duro de 2 TB unos 70 euros. Es decir, adquirir un NAS nos puede costar unos 340 euros, aproximadamente y teniendo como referencia los precios que hemos indicado anteriormente.

El almacenamiento en nube posee las mismas características que la computación en nube con respecto a agilidad, escalabilidad, "elasticidad" y multiposesión. Se considera que el concepto se forjó en la década de los años 19601​ por Joseph Carl Robnett Licklider. Desde esos años, la computación en nube se fue desarrollando en varias áreas. Las implementaciones recientes se deben a la Web 2.0. Esto se debió a que las grandes velocidades de ancho de banda y los bajos costes de almacenamiento y procesamiento no se extendieron hasta finales de los años 1990, lo cual retrasó la implementación y el desarrollo masivo de las soluciones basadas en computación en nube. Solo algunas entidades tenían la infraestructura para desarrollar estos conceptos.
Google no ha querido quedarse atrás en el mundo del almacenamiento en la nube y ha desarrollado Google Drive, una plataforma con multitud de funcionalidades que, para muchos, está poco aprovechada. Y es que Google Drive es actualmente la que más GB de espacio de almacenamiento libre ofrece, concretamente 15. Además, como punto a favor, las posibilidades de ampliación son diversas dependiendo de las necesidades de cada usuario y asequibles para todos los bolsillos: hasta 100GB por 1,99 euros al mes, 1TB por 9,99 euros al mes, 10TB por 99,99 euros al mes, 20TB por 199,99 euros al mes y 30TB por 299,99 euros al mes.

Se trata del almacenamiento en la nube ofrecido por Google. De entrada, los usuarios consiguen 15 GB de almacenamiento gratuito, posibilidad de cargar sus archivos directamente desde sus tablets o smartphones, compartir contenido con los amigos, acceder a cualquier archivo sin necesidad de estar conectado a Internet, visor para documentos PDF y Office integrado, así como función para imprimir documentos guardados en Google Drive a través de Google Cloud Print.
El mejor motivo que se nos ocurre para hacer esto, ya sea para consumidores de servicios en nube o para desarrolladores y diseñadores de aplicaciones y servicios en nube, especialmente si éstos emplearán el uso compartido o el bloqueo de archivos, es que puede mejorar la función de su aplicación o servicio, lo cual puede mejorar el rendimiento de dichos recursos y, a la vez, reducir la asignación general de tiempo, ancho de banda y potencia de computación para su recurso. Esto posiblemente traerá aparejada una reducción en los costos.

Probablemente ya sea tiempo de mostrar cómo es el interior de un controlador de nodos. En todos los controladores de nodos se ejecuta un hipervisor. El hipervisor es un software de virtualización de plataformas. Nosotros usamos el hipervisor tipo 1, que interactúa directamente con el hardware hospedador, ejecuta un sistema operativo huésped por sobre los hipervisores, y asigna recursos de sistema a los diferentes LPARs para compartir recursos físicos tales como CPUs, dispositivos de almacenamiento con acceso directo, y memoria. (Los hipervisores de tipo 1 fueron introducidos por IBM a principios de los '70 con los procesadores IBM System 370.) La Figura 5 muestra cómo opera el flujo de uso con el NC y su hipervisor.


Trabaja en un archivo, guárdalo directamente en OneDrive o SharePoint y los cambios que realices se actualizarán sin problemas. La integración con Office te permite iniciar la coautoría de un documento en un dispositivo y finalizarla en otro. También puedes seleccionar entre una amplia variedad de herramientas para anotar, resaltar y comentar en él.
Los dispositivos de almacenamiento físicos como los discos duros, los pendrive o las tarjetas de memoria están quedando relegados a otro plano. Cuando se ve a alguien utilizando un pendrive produce el mismo efecto que si nos dan un número de fax. Los dispositivos físicos seguirán vendiéndose porque tienen su utilidad y además son muy económicos pero van perdiendo peso ante el amplio uso y proliferación del almacenamiento en Cloud. En la empresa es donde el cambio es más dramático, la empresa quiere que se pueda acceder a los documentos desde cualquier lugar, no tener limitaciones de espacio, liberarse del mantenimiento de dispositivos físicos y guardar los archivos en un almacenamiento externo que proporcione una mayor nivel de seguridad.
Actualmente existen una gran cantidad de opciones con las que podemos guardar todos nuestros archivos en internet. Se conoce como almacenamiento online o en la nube (cloud storage en inglés). Las más conocidas son Dropbox, Google Drive, OneDrive de Microsoft, iCloud de Appe o Amazon Cloud. Incluso los operadores de internet tienen sus propios servicios: Backup+ de Vodafone, Orange Cloud y Movistar Cloud.
El producto de uso compartido y sincronización de archivos empresariales de Hyland, ShareBase, es una ampliación ideal para su solución de OnBase. Permite que las organizaciones mantengan la propiedad y controlen los datos y contenidos dispares. ShareBase se aloja en una nube específicamente diseñada para la gestión de contenido, lo que le permite compartir sus archivos con toda confianza.
Un sitio que permite subir un archivo y compartirlo a través de un enlace con el que el destinatario puede descargarlo. El sitio es bastante básico y muy sencillo de utilizar, ofrece subidas ilimitadas, posibilidad de subir archivos de hasta 5 GB de tamaño, pero la transferencia se realiza sin cifrar y el tiempo que permanecen los archivos en el servidor no está bien definido.
Buenas, la cámara está conectada al ordenador y ahí guarda lo que graba. Si ese ordenador tiene Dataprius instalado y funcionando, con la carpeta vinculada (https://manual.dataprius.com/carpeta-vinculada-dataprius/) o con Bluesync (https://manual.dataprius.com/bluesync-sincronizador-dataprius/) podría subir sus videos automáticamente. Si se le va la luz constantemente le convendría conectar el ordenador a un SAI, para que siga funcionando pese al corte hasta que vuelva la luz.
Se trata del almacenamiento en la nube ofrecido por Google. De entrada, los usuarios consiguen 15 GB de almacenamiento gratuito, posibilidad de cargar sus archivos directamente desde sus tablets o smartphones, compartir contenido con los amigos, acceder a cualquier archivo sin necesidad de estar conectado a Internet, visor para documentos PDF y Office integrado, así como función para imprimir documentos guardados en Google Drive a través de Google Cloud Print.
El almacenamiento en la nube se erige en muchos aspectos como una interesante y competente alternativa a las soluciones de almacenamiento más clásicas. Pero hay situaciones en las que este modelo va ligado a ciertos inconvenientes. El más relevante es quizás la dependencia de Internet o, en el caso de una nube privada, de una intranet. Aquí juega un papel decisivo la estabilidad de la conexión, por un lado, pues si no es suficientemente buena no se puede acceder a la nube, y, por el otro, el ancho de banda, puesto que determina la mayor o menor fluidez en el envío de los datos, lo que puede ser especialmente problemático en el acceso móvil a la red.
El servicio de almacenamiento iCloud Drive es conocido sobre todo por los propietarios de dispositivos de Apple, ya que esta solución de nube pertenece al paquete de software estándar de iOS y macOS. Sin embargo, los usuarios de Windows también pueden acceder a la unidad iCloud a través de la interfaz web o a través de la aplicación de escritorio que se puede descargar desde el sitio web de Apple. El único requisito es un ID de Apple válido, que se puede crear de forma gratuita en cualquier momento. Junto con otros servicios como el editor de texto Pages o el programa de hojas de cálculo Numbers, Drive forma la suite iCloud. Esta oferta en la nube es solo para particulares, que reciben 5 GB de almacenamiento gratuito de forma predeterminada. Opcionalmente se puede ampliar a 50 (aprox. 1 euro al mes) o 200 GB (aprox. 3 euros al mes). Para familias (hasta cinco usuarios), Apple ofrece un paquete de 2 TB por aproximadamente 10 euros al mes.
El almacenamiento en la nube se erige en muchos aspectos como una interesante y competente alternativa a las soluciones de almacenamiento más clásicas. Pero hay situaciones en las que este modelo va ligado a ciertos inconvenientes. El más relevante es quizás la dependencia de Internet o, en el caso de una nube privada, de una intranet. Aquí juega un papel decisivo la estabilidad de la conexión, por un lado, pues si no es suficientemente buena no se puede acceder a la nube, y, por el otro, el ancho de banda, puesto que determina la mayor o menor fluidez en el envío de los datos, lo que puede ser especialmente problemático en el acceso móvil a la red.
Organizations can choose between off-premises and on-premises cloud storage options, or a mixture of the two options, depending on relevant decision criteria that is complementary to initial direct cost savings potential; for instance, continuity of operations (COOP), disaster recovery (DR), security (PII, HIPAA, SARBOX, IA/CND), and records retention laws, regulations, and policies.[12]
×