Los dispositivos de almacenamiento físicos como los discos duros, los pendrive o las tarjetas de memoria están quedando relegados a otro plano. Cuando se ve a alguien utilizando un pendrive produce el mismo efecto que si nos dan un número de fax. Los dispositivos físicos seguirán vendiéndose porque tienen su utilidad y además son muy económicos pero van perdiendo peso ante el amplio uso y proliferación del almacenamiento en Cloud. En la empresa es donde el cambio es más dramático, la empresa quiere que se pueda acceder a los documentos desde cualquier lugar, no tener limitaciones de espacio, liberarse del mantenimiento de dispositivos físicos y guardar los archivos en un almacenamiento externo que proporcione una mayor nivel de seguridad.
Hola Raul. Hay muchas razones, para mi personalmente hay dos fundamentales, la seguridad y el ancho de banda de la conexión a Internet. Con un NAS tienes una conexión a internet que tiene una capacidad limitada, con poco uso estará bien pero si hay varios usuarios conectados subiendo y descargando archivos entonces tu conexión se satura y aquello irá muy lento. La conexión particular o de empresa no está preparada para dar un servicio con respuesta rápida y caudal de internet. Por otro lado la seguridad sobre tener algo abierto a Internet recae sobre el que instala el NAS, esto puede ser complicado si se manejan documentos con datos de clientes o archivos privados. Hay un artículo en el blog sobre los NAS: https://blog.dataprius.com/index.php/2018/01/11/discos-nas-vs-dataprius-cloud/
Para habilitar una imagen VM como una entidad ejecutable, el administrador de Eucalyptus debe añadir una imagen del sistema raíz de archivos y un par kernel/ramdisk a Walrus (almacenamiento en bucket) y registrar los datos subidos con Eucalyptus. Cada una de las imágenes es añadida a Walrus y es registrada con Eucalyptus en forma separada, utilizando los siguientes comandos compatibles con EC2:
El almacenamiento en la Nube ya es ampliamente utilizado por empresas y particulares en todo el mundo. Enseguida surge la duda de cuál puede ser su evolución. A fin de cuentas estamos ante sistemas que con más o menos prestaciones. Sólo almacenan en la Nube y permiten compartir los archivos. Todo apunta a que los sistemas van a evolucionar ofreciendo nuevas funcionalidades e integración con otros sistemas.
Es el almacenamiento de datos que es una combinación de uno o más entornos de nube pública y privada. Aunque los entornos de nube pública y privada que conforman una nube híbrida siguen siendo entidades separadas, la migración de datos entre ellos se simplifica con el uso de interfaces de programación de aplicaciones (API) cifradas. Esta arquitectura independiente, y conectada a la vez, es lo que permite que las empresas almacenen datos críticos en la nube privada y datos menos sensibles en la nube pública, y que extraigan datos de cualquiera de los dos entornos según lo deseen.

Si el uso del dispositivo será permanente desde la compra con un horizonte a los 10 años, sin lugar a dudas, el NAS es la mejor opción. Es cierto que, inicialmente, se incurre en un gasto que para muchos no es asumible. Sin embargo, pasado este, no se tienen que realizar más desembolsos. El gasto se estabilizará en muchos casos en una cifra inferior a los 400 euros. Volvemos a repetir que estas cifras son solo orientativas y asociadas a NAS que permiten iniciarse en el mundo del almacenamiento doméstico.


Los usuarios nos hemos acostumbrado a compartir archivos entre nuestros dispositivos o con otras personas mediante estos servicios, tener copias de seguridad de aplicaciones, fotos y demás o utilizarlos para adjuntar archivos demasiado pesados para nuestro gestor de correo electrónico. Dropbox será uno de los protagonistas de la comparativa almacenamiento en la nube 2017, pero también veremos las opciones de Google Drive o OneDrive de Microsoft, además de otras de terceros como Mega o iCloud (de Apple).
^ Kolodner, Elliot K.; Tal, Sivan; Kyriazis, Dimosthenis; Naor, Dalit; Allalouf, Miriam; Bonelli, Lucia; Brand, Per; Eckert, Albert; Elmroth, Erik; Gogouvitis, Spyridon V.; Harnik, Danny; Hernandez, Francisco; Jaeger, Michael C.; Bayuh Lakew, Ewnetu; Manuel Lopez, Jose; Lorenz, Mirko; Messina, Alberto; Shulman-Peleg, Alexandra; Talyansky, Roman; Voulodimos, Athanasios; Wolfsthal, Yaron (2011). "A Cloud Environment for Data-intensive Storage Services". 2011 IEEE Third International Conference on Cloud Computing Technology and Science. doi:10.1109/CloudCom.2011.55.
Con un vínculo (enlace). Esta opción se suele utilizar para compartir con un gran número de personas, conocidas o no. Debes activar o desactivar la casilla “Permitir edición” -según quieras o lo que otros usuarios editen los archivos- y a continuación Obtener un vínculo > Copiar > Más > elegir dónde deseas compartir el vínculo (Facebook, Twitter, LinkedIn…) y pegarlo allí.
La tabla comparativa de servicios en la nube muestra cuán diversa es la elección de las soluciones de almacenamiento digital. Mientras que gigantes establecidos como iCloud Drive, Dropbox y Google Drive están demostrando ser servicios rentables y ricos en funciones con enlaces de primera clase a las aplicaciones de oficina, la vaga información sobre las ubicaciones de los servidores está causando dolores de cabeza cuando se trata de la protección de datos. En este sentido, las nubes de 1&1 IONOS HiDrive o Livedrive, cuyos servidores se encuentran en Europa, pueden disipar estas preocupaciones, pero en estas dos soluciones también falta una encriptación de extremo a extremo como la que ofrece Tresorit. Las empresas activas a nivel mundial encontrarán en Box algo más que un servicio en la nube convincente, que también es atractivo cuando se trata de características de colaboración. El inversor estadounidense j2 Global está preparando una interesante mezcla de soluciones de almacenamiento de respaldo y de nube con el disco duro desarrollado en Gran Bretaña Livedrive.
Finalmente tenemos a Google Drive, que también se queda "encasillado" como servicio en la nube poco aprovechado y que muchos utilizan como puro cajón de almacenamiento combinado con la parte ofimática antes llamada Google Docs. Haced vosotros mismos la prueba: seguro que lo habéis utilizado al menos ocasionalmente, pero no tenéis instalada la aplicación nativa para sincronizarlo con el resto de directorios de vuestro sistema.

Pues lo digo fácil. https://dataprius.com Lo que primero se ve es un botón de descargar y un manual. Descargar e instalar son 30 segundos. Crearse una cuenta es poner nombre, email y contraseña y darle a Aceptar. Entrar y ya estás en la nube. Abrir Carpetas en Cloud, subes tus archivos arrastrando o copiando y pegando como se ha hecho toda la vida. Ábrelos y modifícalos. Ya estás trabajando en la nube.


Para comenzar a entender o usar estas herramientas, primero debemos saber ¿qué es la nube? Desde un punto de vista informático, se podría definir que la nube es la entrega o modo de transmisión u almacenaje de servicios y/o datos. En pocas palabras el término “nube” se utiliza para describir una red de servidores, cada uno con una función en específico.


Para diferenciar bien el grano de la paja. Tendríamos que excluir de la lista de proveedores. A aquellos que lo único que hacen es hospedaje de páginas web y correo. Por mucho que incluya el Cloud en su publicidad no hacen Cloud Computing. Los proveedores Cloud ofrecen servicios a través de una cosa que en informática se llama API (Aplication Programing Interface). Esas API’s las usan los programadores de aplicaciones para conectar sus sistemas a los proveedores.  Por ejemplo WhatsApp puede guardar tus fotos en Amazon. También tu aplicación favorita del Tiempo en tu móvil se conecta con una API. Es decir a un servicio meteorológico para obtener los datos a mostrarte.
Almacenamiento por objetos (S3), se utiliza para tener un contenedor de archivos los cuales pueden ser recuperados desde cualquier ubicación. Por defecto almacenar los datos en uno de estos contenedores asegura que aunque una zona entera de disponibilidad haya caído por completo los datos aún pueden ser recuperados ya que se almacenan en tres zonas .de disponibilidad conectadas por cables de fibra totalmente independientes. Además, la capacidad de almacenamiento es ilimitada y el precio del servicio depende del tamaño de los datos almacenados y de la cantidad de veces que se accede a ellos. De manera automática Amazon administra tus datos según la cantidad de veces que se acceden a éstos, de manera que los datos a los que se acceden con más frecuencia tienen un bajo costo por acceso mientras que los archivos que menos se acceden tienen un costo de almacenamiento bajo y su precio por acceso es mayor comparado con los datos a los que se accede con más frecuencia.

Hola Raul. Hay muchas razones, para mi personalmente hay dos fundamentales, la seguridad y el ancho de banda de la conexión a Internet. Con un NAS tienes una conexión a internet que tiene una capacidad limitada, con poco uso estará bien pero si hay varios usuarios conectados subiendo y descargando archivos entonces tu conexión se satura y aquello irá muy lento. La conexión particular o de empresa no está preparada para dar un servicio con respuesta rápida y caudal de internet. Por otro lado la seguridad sobre tener algo abierto a Internet recae sobre el que instala el NAS, esto puede ser complicado si se manejan documentos con datos de clientes o archivos privados. Hay un artículo en el blog sobre los NAS: https://blog.dataprius.com/index.php/2018/01/11/discos-nas-vs-dataprius-cloud/

Dropbox fue pionera en el mundo del almacenamiento online. Apareció en el año 2007, cuando hablar de “la nube” parecía algo del futuro y, hoy en día, cuenta con más de 500 millones de usuarios registrados. Aunque desde su lanzamiento han ido apareciendo multitud de nuevas plataformas que quieren hacerle la competencia, Dropbox continua siendo la más utilizada.
3. Presupuesto y recursos: el uso de servicios de archivos en las instalaciones implica contar con presupuesto para hardware, mantenimiento constante, suministro eléctrico, refrigeración y espacio físico. El almacenamiento de archivos en la nube les permite a las organizaciones volver a implementar recursos técnicos en otros proyectos que añadan más valor al negocio.
Debido a las elevadas expectativas que ha de satisfacer una solución de almacenamiento en la nube, los operadores dependen de una arquitectura que supere en rendimiento al almacenamiento de archivos al uso. Aunque esta modalidad, basada en un sistema de archivos jerárquico, presta buenos servicios como solución estándar en los dispositivos más comunes, no sucede lo mismo cuando se trata de gestionar miles de millones de archivos y todos sus metadatos. Los servicios de cloud storage utilizan por ello dos formatos de almacenamiento:

Tres veces más de lo que cuesta una suscripción anual a un servicio de almacenamiento en la nube. Sin embargo, una vez hecha la inversión no es necesario realizar más pagos. Configurar el dispositivo y disfrutar del amplio catálogo de funciones: servicio cloud, gestión de usuarios, copias de seguridad ilimitadas, sin límite para el tamaño de subida de los archivos, y así hasta completar un listado mucho más amplio.

Los dispositivos de almacenamiento físicos como los discos duros, los pendrive o las tarjetas de memoria están quedando relegados a otro plano. Cuando se ve a alguien utilizando un pendrive produce el mismo efecto que si nos dan un número de fax. Los dispositivos físicos seguirán vendiéndose porque tienen su utilidad y además son muy económicos pero van perdiendo peso ante el amplio uso y proliferación del almacenamiento en Cloud. En la empresa es donde el cambio es más dramático, la empresa quiere que se pueda acceder a los documentos desde cualquier lugar, no tener limitaciones de espacio, liberarse del mantenimiento de dispositivos físicos y guardar los archivos en un almacenamiento externo que proporcione una mayor nivel de seguridad.
Amazon Drive ofrece almacenamiento online seguro y copias de seguridad automáticas de tus fotos, y te permite acceder fácilmente al contenido guardado desde tu teléfono, ordenador o tablet. Todos los clientes con una cuenta de Amazon empiezan con 5 GB de almacenamiento gratuito y los miembros Amazon Premium se benefician de almacenamiento de fotos gratis e ilimitado.
Responsable de Comunicación de Baratz-Servicios de Teledocumentación, donde me encargo de la gestión, comunicación y dinamización de los medios online y offline de la empresa, así como de buscar nuevas líneas de comunicación y participación. Escritor del libro: Plan Social Media y Community Manager y del Informe APEI: Bibliotecas ante el siglo XXI: nuevos medios y caminos. Creador de RecBib – Recursos Bibliotecarios, de BiblogTecarios y de InfoTecarios. Profesor en temas relacionados con social media, community manager y bibliotecas. Estoy diplomado en Biblioteconomía y Documentación y licenciado en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid, además de especializado en Dirección de Comunicación e Imagen corporativa por la UOC. Profesor en la UPF y profesor colaborador en la UOC. Colaborador de la Revista Desiderata.
La suscripción al producto Norton incluye una cantidad asignada de espacio de almacenamiento en la nube seguro. Cuando el producto Norton realiza una copia de seguridad en línea, calcula la cantidad de espacio que necesita para la copia de seguridad. Si el almacenamiento en la nube no posee espacio suficiente para la copia de seguridad, el producto Norton muestra una notificación y le da la opción de adquirir más espacio.
También hay que destacar los servicios en la nube ofrecidos dentro de las ofertas convergentes de las operadoras. Orange ofrece a sus clientes empresariales el servicio Office 365, con aplicaciones Office (Word, Excel, Power Point y Note) para utilizar en cualquier dispositivo y siempre actualizadas; correo outlook con 50 GB, dirección propia, calendario y contactos; 1 TB para almacenar en la nube y servicio de videoconferencia mediante Skype empresarial.
El almacenamiento en la nube perfecto se caracteriza por un alto nivel de seguridad, un funcionamiento sencillo e intuitivo y un tiempo de inactividad bajo. El paquete se completa con un amplio volumen de memoria disponible al precio más asequible. Dependiendo del uso previsto del servicio y de los conocimientos técnicos y la situación financiera del usuario, existen varias soluciones que cumplen este perfil de requisitos. A continuación, te presentamos algunos de los mejores servicios de almacenamiento en la nube.

Costes: por muy tentadoras que sean las posibilidades del almacenamiento en línea, incluso la mejor solución se ha de ajustar al presupuesto disponible. Por lo general, los proveedores ofrecen una gama de modelos de suscripción que difieren en términos de volumen de almacenamiento, pero en parte también en el abanico de funciones. Por lo tanto, se recomienda considerar de antemano cuánto espacio de almacenamiento se necesita y de qué funciones no se puede prescindir para, basándose en esta información, comparar las diferentes ofertas entre sí en función de las necesidades reales. En la mayoría de los casos, también existe una tarifa básica gratuita, que a menudo es suficiente para fines privados.
Además de la aplicación web, Box ofrece clientes de escritorio para macOS y Windows, así como aplicaciones móviles para iOS y Android, con las que puede acceder a su almacenamiento en la nube (Box Drive) o crear notas (Box Notes) desde el dispositivo de su elección. Box proporciona a sus usuarios hasta 10 GB de espacio de almacenamiento de forma gratuita (tamaño de carga limitado a 250 MB por archivo). Los usuarios privados pueden aumentar a 100 GB por 9 euros al mes y los planes de negocio empiezan a partir de 4,50 euros por usuario al mes.
Se trata del almacenamiento en la nube ofrecido por Google. De entrada, los usuarios consiguen 15 GB de almacenamiento gratuito, posibilidad de cargar sus archivos directamente desde sus tablets o smartphones, compartir contenido con los amigos, acceder a cualquier archivo sin necesidad de estar conectado a Internet, visor para documentos PDF y Office integrado, así como función para imprimir documentos guardados en Google Drive a través de Google Cloud Print.
En Mega tus datos estarán disponibles en cualquier momento, desde cualquier dispositivo y en cualquier lugar. Podrás compartir carpetas con tus contactos y ver sus actualizaciones en tiempo real. A diferencia de otros proveedores, tus datos se encriptan y desencriptan solo en los dispositivos clientes, nunca por parte de Mega. Ofrece 50 GB de forma gratuita.
Amazon Abiquo Enterprise Edition CloudStack Citrix Cloud CtrlS DigitalOcean EMC Atmos Eucalyptus Fujitsu GoGrid Google Cloud Platform GreenButton GreenQloud IBM Cloud iland Joyent Lunacloud Mirantis Nimbula Nimbus OpenIO OpenNebula OpenStack Oracle Cloud OrionVM Rackspace Cloud Safe Swiss Cloud SoftLayer Zadara Storage libvirt libguestfs OVirt Virtual Machine Manager Wakame-vdc Virtual Private Cloud OnDemand
×