Supongo que dependerá mucho de lo que busques en cada plataforma de almacenamiento, porque si bien el espacio que ofrecen es importante, cada uno tiene sus propias funciones, como por ejemplo las diferencias de la forma de hacer copia de seguridad de las fotos desde el móvil que ofrece cada una, que puede hacer que un usuario se tire a por una solución o a por la otra.
La suma de los dos factores, la ubicuidad más la capacidad ilimitada, son sin duda las claves del gran éxito y la expansión de este modelo de almacenamiento de archivos a nivel global. Toda revolución tecnológica se sustenta en una revolución anterior que le sirve de base. En este caso la revolución de base ha sido la Movilidad, la increíble expansión de la telefonía móvil que permite a todo el mundo estar permanentemente conectados a Internet. Además cada persona tiene varios dispositivos y quiere acceder a sus archivos desde cada uno de ellos, la solución a esta necesidad es necesariamente el almacenamiento en la Nube.
Debido a las elevadas expectativas que ha de satisfacer una solución de almacenamiento en la nube, los operadores dependen de una arquitectura que supere en rendimiento al almacenamiento de archivos al uso. Aunque esta modalidad, basada en un sistema de archivos jerárquico, presta buenos servicios como solución estándar en los dispositivos más comunes, no sucede lo mismo cuando se trata de gestionar miles de millones de archivos y todos sus metadatos. Los servicios de cloud storage utilizan por ello dos formatos de almacenamiento:
La diferencia de que nos cobren 4 euros o 23 euros al mes por TB depende principalmente de para qué vamos a usar el almacenamiento. A saber, tiene que ver directamente con el peso del archivo. Además, podrían aplicarnos con un archivo una tarifa y con otro archivo más pesado otra tarifa, aunque la más cara es de 23 euros por TB. Sinceramente, solo por la escalabilidad el S3 de Amazon es un servicio muy interesante.

Almacenamiento en nube se define como un entorno de almacenamiento compuesto por muchos recursos distribuidos, pero actúa como uno solo con gran tolerancia a fallos porque implementa redundancia y espejado de datos (distribución de datos), que posibilita la perpetuidad o la recuperación de la información por sus versionalización de copias, que mejora la consistencia eventual de las réplicas de datos (consistencia de datos).
Inicialmente, el usuario particular, percibe el almacenamiento ilimitado como una característica que puede tener tanto valor como la compra de otro disco duro o de otra tarjeta con más capacidad, dependerá mucho de la cantidad de espacio que use. Desde luego, es muy práctico que no se llene la memoria del móvil o el disco duro del ordenador, la cuestión es que hay que ir un poco más allá para apreciar realmente lo que significa guardar archivos en la Nube, hay que valorar otras virtudes.
El almacenamiento de archivos en la nube es un método para almacenar datos en la nube que suministra a servidores y aplicaciones acceso a los datos mediante sistemas de archivos compartidos. Esta compatibilidad hace que el almacenamiento de archivos en la nube sea ideal para las cargas de trabajo que dependen de sistemas de archivos compartidos y provee una integración simple sin necesidad de introducir cambios en el código.
iCloud: La opción de Apple en cuanto a almacenamiento, pero a él también tienen acceso los usuarios de Windows, aunque en dispositivos móviles solo puede ser usado por los clientes de la manzana. La opción en Familia te permitirá compartir tus archivos con los más cercanos. Respecto a la capacidad, tienes 5GB gratuitos y, a partir, de ahí, cuentas con tarifas desde 0,99 € al mes hasta 9,99 € mensuales (por 1TB de capacidad).
Además de la aplicación web, Box ofrece clientes de escritorio para macOS y Windows, así como aplicaciones móviles para iOS y Android, con las que puede acceder a su almacenamiento en la nube (Box Drive) o crear notas (Box Notes) desde el dispositivo de su elección. Box proporciona a sus usuarios hasta 10 GB de espacio de almacenamiento de forma gratuita (tamaño de carga limitado a 250 MB por archivo). Los usuarios privados pueden aumentar a 100 GB por 9 euros al mes y los planes de negocio empiezan a partir de 4,50 euros por usuario al mes.
Una herramienta que ofrece la posibilidad de enviar archivos de gran tamaño tanto desde la versión web como desde su aplicación para escritorio o el móvil. El mecanismo de Send Anywhere es parecido al resto de herramientas, sólo tenemos que subir al servidor el archivo que queremos compartir y se nos facilitará un código de 6 dígitos que debemos facilitar al destinatario para que pueda proceder con la descarga.
Este es un almacenamiento online con el cual puedes obtener 5 GB de espacio gratis al registrarte en el servicio. HiDrive permite compartir y colaborar con tus compañeros, enviar rápidamente archivos, incluso especificar quienes pueden acceder a tu contenido. Igualmente puedes permitir que otros usuarios suban archivos a tu almacenamiento online, guardar los archivos adjuntos en correos electrónicos, realizar copias de seguridad, así como acceder a los archivos desde cualquier lugar. Los usuarios pueden incrementar al doble su almacenamiento simplemente con invitar a sus amigos para que utilicen el servicio. Incluye dos planes adicionales: el plan HiDrive 100, con 100 GB de almacenamiento por 5.80€ al mes y el plan HiDirve 500, con 500 GB de almacenamiento por 12.52€ mensualmente.
Su interfaz es muy intuitiva y la facilidad para compartir archivos, establecer diferentes permisos, editarlos online o utilizar la coedición para que varios usuarios trabajen de forma colaborativa en el mismo documento conllevan más puntos a su favor. Respecto a sus sistemas de cuentas existe una cuenta Pro, que nos ofrece 1 TB de almacenamiento por 9,99€ al mes, una Business por 10 € por usuario y mes y otra Enterprise.
En 2008, el empresario Andrew Michael fundó la empresa británica Livedrive (adquirida por j2 Global en 2014). Desde entonces ha puesto su producto (con el mismo nombre) a disposición de clientes de todo el mundo. Sin embargo, Livedrive no es una solución clásica de almacenamiento en línea, porque con Backup tienes a tu disposición una tarifa que solo se limita al almacenamiento normal en la nube y que hace copias de seguridad automáticas de tus archivos locales (PC o Mac). La conocida variante de almacenamiento online, en la que se puede determinar específicamente qué datos se quieren almacenar en la nube, está disponible con el plan Briefcase (2 TB por 1 euros al mes) o alternativamente en el paquete Pro Suite (17 euros al mes) que, además de 5 TB de espacio de almacenamiento, también incluye la función de copia de seguridad descrita anteriormente (además de copias de datos en dispositivos móviles).

Lo mismo que con los emails está ocurriendo con el almacenamiento en la Nube. Las personas están usando aplicaciones que mantienen copias de los archivos en sus dispositivos u ordenadores, parece que no se fían aún demasiado de la Nube. Este comportamiento es similar al de antes, no querían dejar el email en la bandeja de entrada vaya a ser que desapareciera.
Su interfaz es muy intuitiva y la facilidad para compartir archivos, establecer diferentes permisos, editarlos online o utilizar la coedición para que varios usuarios trabajen de forma colaborativa en el mismo documento conllevan más puntos a su favor. Respecto a sus sistemas de cuentas existe una cuenta Pro, que nos ofrece 1 TB de almacenamiento por 9,99€ al mes, una Business por 10 € por usuario y mes y otra Enterprise.
Aquellos que poseen esta aplicación en sus smartphones, ya sea con Android, con iOS o por supuesto con Windows 10 Mobile pueden crear archivos de World, Excel y PowerPoint. Por supuesto, también es posible sincronizar las imágenes y vídeos que creamos con nuestros teléfonos en OneDrive, una de las opciones más versátiles para almacenar documentos online.
En este artículo, nos referimos generalmente a la instalación de un único cluster; todos los componentes, salvo los controladores de nodos, están ubicados en la máquina a la que nos referimos como "front end". (En otras palabras, el controlador de nube, el controlador de clusters y elcontrolador de almacenamiento se ejecutan en la máquina front end. A las máquinas que sólo ejecutan controladores de nodos las llamamos "nodos."
OneDrive es mi opción para guardar cosas en la nube por una simple cuestión de espacio. Tengo más de 200 GB en el servicio y no siento, a priori, la necesidad de pagar por ningún extra más. Funciona muy bien, la sincronización es rápida y fluida y puedo reproducir mi colección de música en la Xbox sin necesidad de estar haciendo experimentos por DLNA o transifiriéndola vía USB.
Si ya utilizas Dropbox, pasar a una cuenta de Dropbox Business es muy sencillo. Todo tu contenido se conservará tal cual: tus archivos no se verán afectados y tu configuración (como las relaciones de carpetas compartidas y los dispositivos vinculados) permanecerá intacta. Administradores: los miembros del equipo que ya utilicen Dropbox tendrán la misma experiencia que hasta ese momento, y se indicará a quien no tenga una cuenta de Dropbox que se registre al recibir la invitación. En el caso de los usuarios de Dropbox Plus que cambien a Dropbox Business, el crédito restante se reembolsará de forma prorrateada a través del medio de pago original.

Lo que viene después es una auténtica revolución porque una vez los archivos de una empresa o particular están guardados en Cloud se podrán aplicar procesos sobre estos. Unos procesos con toda la potencia que la propia Nube proporciona. Ya hay empresas que lo hacen y no somos conscientes. Os pongo un ejemplo, si tenemos miles de fotos almacenadas y ese servicio Cloud tiene porcesos de reconocimiento de imágenes podría clasificar todas las fotos e incluso reconocer personas.


Debido a las elevadas expectativas que ha de satisfacer una solución de almacenamiento en la nube, los operadores dependen de una arquitectura que supere en rendimiento al almacenamiento de archivos al uso. Aunque esta modalidad, basada en un sistema de archivos jerárquico, presta buenos servicios como solución estándar en los dispositivos más comunes, no sucede lo mismo cuando se trata de gestionar miles de millones de archivos y todos sus metadatos. Los servicios de cloud storage utilizan por ello dos formatos de almacenamiento:
Buenas, la cámara está conectada al ordenador y ahí guarda lo que graba. Si ese ordenador tiene Dataprius instalado y funcionando, con la carpeta vinculada (https://manual.dataprius.com/carpeta-vinculada-dataprius/) o con Bluesync (https://manual.dataprius.com/bluesync-sincronizador-dataprius/) podría subir sus videos automáticamente. Si se le va la luz constantemente le convendría conectar el ordenador a un SAI, para que siga funcionando pese al corte hasta que vuelva la luz.
Sin duda alguna, estos 15 GB son el motivo por el que Dropbox ha perdido terreno a nivel de usuario en los últimos años. No sólo Google sin otros competidores llegan superando por mucho los 2 GB que regala Dropbox. Aunque puede conseguir hasta 16 GB gratis mediante recomendaciones, es difícil, algo que sin duda juega en su contra frente a otras alternativas.
Almacenamiento por objetos (S3), se utiliza para tener un contenedor de archivos los cuales pueden ser recuperados desde cualquier ubicación. Por defecto almacenar los datos en uno de estos contenedores asegura que aunque una zona entera de disponibilidad haya caído por completo los datos aún pueden ser recuperados ya que se almacenan en tres zonas .de disponibilidad conectadas por cables de fibra totalmente independientes. Además, la capacidad de almacenamiento es ilimitada y el precio del servicio depende del tamaño de los datos almacenados y de la cantidad de veces que se accede a ellos. De manera automática Amazon administra tus datos según la cantidad de veces que se acceden a éstos, de manera que los datos a los que se acceden con más frecuencia tienen un bajo costo por acceso mientras que los archivos que menos se acceden tienen un costo de almacenamiento bajo y su precio por acceso es mayor comparado con los datos a los que se accede con más frecuencia.
El término cloud storage se ha traducido en nuestro idioma como almacenamiento en la nube y designa a un espacio de almacenamiento (memoria, disco) que se pone a disposición de los usuarios a través de una red, normalmente Internet. Esto quiere decir que este espacio no se encuentra en el propio equipo físico del usuario, sino en uno o en varios servidores. En la mayoría de los casos, acostumbra a tratarse de los servidores de proveedores especiales que ofrecen espacio de almacenamiento online de forma gratuita o a cambio de una aportación mensual o anual. Este modelo de servicio, que permite regular con flexibilidad el volumen y los costes de los recursos que se utilizan, recibe el nombre de public cloud storage, esto es, almacenamiento público en la nube.

El almacenamiento en la Nube ya es ampliamente utilizado por empresas y particulares en todo el mundo. Enseguida surge la duda de cuál puede ser su evolución. A fin de cuentas estamos ante sistemas que con más o menos prestaciones. Sólo almacenan en la Nube y permiten compartir los archivos. Todo apunta a que los sistemas van a evolucionar ofreciendo nuevas funcionalidades e integración con otros sistemas.
Hola Raul. Hay muchas razones, para mi personalmente hay dos fundamentales, la seguridad y el ancho de banda de la conexión a Internet. Con un NAS tienes una conexión a internet que tiene una capacidad limitada, con poco uso estará bien pero si hay varios usuarios conectados subiendo y descargando archivos entonces tu conexión se satura y aquello irá muy lento. La conexión particular o de empresa no está preparada para dar un servicio con respuesta rápida y caudal de internet. Por otro lado la seguridad sobre tener algo abierto a Internet recae sobre el que instala el NAS, esto puede ser complicado si se manejan documentos con datos de clientes o archivos privados. Hay un artículo en el blog sobre los NAS: https://blog.dataprius.com/index.php/2018/01/11/discos-nas-vs-dataprius-cloud/
Android aplicaciones búsquedas cuerpo humano cursos online diccionarios online Doodle ebook educación email facebook fotografía geolocalización gmail google habilidades digitales Inglés Instagram iOS lectoescritura linkedin mapas MGS música navegadores web novedad tecnológica planificación portales de empleo privacidad programación página web radio reputación roaming robótica seguridad smartphone smartwatch tableta tecnología twitter videollamadas vídeo wifi álbum digital
Lo que está claro es que podemos tener en la nube todos nuestros archivos. Solo destinando una cuenta para cada utilidad podremos tener todos nuestros archivos sin gastarnos nada. Por ejemplo, para las fotografías podemos utilizar un servicio, para los videos otro y para los textos un tercer. La tarea se complica contra mas servicios pero con accesos directos en nuestros escritorios no nos gastaremos nada.
Para aprovechar al máximo este artículo, usted debería poseer una comprensión cabal de los conceptos involucrados en la computación en nube, la tecnología Java™ y los comandos de codificación UNIX®, así como cierta comprensión básica acerca de cómo trabajar con clusters. Para usar el código del ejemplo, necesita una comprensión básica de la estructura Eclipse. En la sección Recursos encontrará enlaces a antecedentes de estas tecnologías.

Todo empezó en el año 2007 cuando Dropbox salió al mercado como la primera alternativa para almacenamiento en la nube. Antes del lanzamiento de esta plataforma, almacenar y compartir archivos desde la nube era algo que parecía sacado de un libro de ciencia ficción y, en algunos contextos, hay personas que no se han acostumbrado a manejar sus archivos de esta forma.
Ya te hemos hablado alguna vez del almacenamiento en pCloud, y hoy lo hacemos debido a que este plan familiar que te hemos comentado antes ha sufrido una importante rebaja navideñque puedes aprovechar antes de que pase el período navideño. Y lo mejor de esto es que esta oferta también incluye pCloud Crypto, servicio que normalmente es independiente del plan familiar.
El proceso para almacenar archivos también se simplifica al sincronizar la nube con tu ordenador. Así dejarás de tener documentos duplicados o varias versiones de un mismo archivo alojado en tus carpetas o en diferentes dispositivos. Todo esto supone un gran ahorro de tiempo, porque no tendrás que estar haciendo copias de tus archivos de forma física en dispositivos USB o en discos duros externos.
Comparte de forma confidencial tus archivos con OneDrive para que otros puedan obtener acceso a ellos de forma fluida y segura, tanto dentro como fuera de la organización. Realiza un seguimiento del historial de todas las actividades realizadas en los archivos para mantener a todos informados. Usa SharePoint para administrar y compartir archivos o carpetas, tanto en sitios de grupo o de intranet, como en toda la organización.
Un sitio que permite subir un archivo y compartirlo a través de un enlace con el que el destinatario puede descargarlo. El sitio es bastante básico y muy sencillo de utilizar, ofrece subidas ilimitadas, posibilidad de subir archivos de hasta 5 GB de tamaño, pero la transferencia se realiza sin cifrar y el tiempo que permanecen los archivos en el servidor no está bien definido.
Para comenzar a entender o usar estas herramientas, primero debemos saber ¿qué es la nube? Desde un punto de vista informático, se podría definir que la nube es la entrega o modo de transmisión u almacenaje de servicios y/o datos. En pocas palabras el término “nube” se utiliza para describir una red de servidores, cada uno con una función en específico.
manolo, gracias por tus aportes y los comentaristas excelente, asi nos dan la oportunidad de conocer, escoger y decidir por cual sistema de almacenamiento de datos podemos optar, muy buena. particularmente desde hace un año estoy probando dropbox, no he tenido problemas, excepto para editar documentos en linea y poder modificar no permite grabar en la carpeta, pq lo edita en pdf. si me permite descargar ej. en word , pero no veo por donde para guardar, es una de las desventajas, pero si el programa esta instalado excenlente es una carpeta mas en le PC.

Híbrido: Los sistemas de almacenamiento en nubes híbridas ofrecen, como su nombre sugiere, una combinación de almacenamiento en nubes públicas y privadas, de tal forma que le es posible a los usuarios el personalizar las funciones y las aplicaciones que se adaptan mejor a sus necesidades, así como los recursos que se utilizan. Un ejemplo típico de este tipo de servicio es que se configure de tal forma que los datos más importantes se almacenen en un sistema de almacenamiento en la nube privada, mientras que los datos menos importantes se pueden almacenar en una nube pública con acceso disponible por una gran cantidad de personas a distancia.
No tendrás que experimentar los problemas de Dropbox y  Drive para constatar que NO sirven en la empresa ni en el terreno profesional. Ofrecemos tres razonamientos. Aquí vamos a exponer tres argumentos que tumban la idea que de que estos sincronizadores sirven para la empresa. Un sincronizador no sirve en la empresa, por mucho que … Sigue leyendo Tres razonamientos que Invalidan el uso de Dropbox y Drive en la empresa
Puede habilitar almacenamiento de terceros para sus usuarios en Office 365 para que puedan almacenar y compartir documentos con servicios como Dropbox, además de OneDrive para la Empresa y los sitios de grupo. Esta puede ser una excelente manera de proporcionar servicios que puede que sus usuarios ya usen o que prefieran usar para proyectos empresariales. Si no quiere que las demás personas de la organización usen Office Online para abrir archivos en un servicio de terceros, siga estos pasos para desactivar la opción.You can enable third-party storage for your users in Office 365 so they can store and share documents using services like Dropbox in addition to OneDrive for Business and team sites. This can be a great way to provide services that your users may already be using or prefer to use for business projects. If you don't want people in your organization using Office Online to open files in a third-party service, follow these steps to turn it off.
El 24 de abril de 2012, Google, el gigante de los motores de búsqueda, lanzó su servicio en la nube con el nombre de Google Drive. En ese momento, la aplicación extendió y sustituyó su solución ofimática Docs que, por cierto, se integró en Drive desde el principio. Cinco años más tarde, en la conferencia de desarrolladores Google I/O, el grupo anunció que el servicio de almacenamiento había superado los 800 millones de usuarios en todo el mundo. Para utilizarlo, es necesario disponer de una cuenta activa en Google que también se necesita para otros servicios de Google, como Gmail o Google Fotos, conectados por igual a la nube con sus respectivas interfaces. El espacio disponible gratuito por defecto es de 15 GB y si se quiere ampliar hay que recurrir a Google One, que sustituye a las antiguas suscripciones de pago a Drive. De este modo, por 2 euros al mes aproximadamente, el usuario puede disponer de 100 GB, un plan que se pueden ir ampliando hasta los 20 TB por unos 20 euros mensuales. Además de un mayor almacenamiento, estos planes incluyen soporte de expertos y la posibilidad de poder invitar a los ficheros a miembros de la familia.
Almacenamiento en bloque: otras aplicaciones empresariales, como bases de datos o sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), a menudo requieren almacenamiento dedicado y de baja latencia para cada host. Esto es similar al almacenamiento conectado directamente (DAS) o una red de área de almacenamiento (SAN). Las soluciones de almacenamiento en la nube basadas en bloques, como Amazon Elastic Block Store (EBS), se aprovisionan con cada servidor virtual y ofrecen la latencia ultrabaja necesaria para cargas de trabajo de alto rendimiento.
×