Los planes son muy buenos y baratos (muy competitivos, en general), pero como siempre, con Google nunca salen las cuentas: en vez de rebajar conforme vamos adquiriendo planes más generosos (como es lo normal), mantienen proporcional el precio (incluso lo suben 0,29 euros/mes, que es bastante si hablamos en neto y teniendo en cuenta el volumen de usuarios que tiene Google).
Existen varias formas de compartir archivos a través de Internet. Entre todas, se considera que un solo enlace de descarga es la forma más sencilla. File Station de QNAP permite ahora compartir varios archivos a través de las direcciones URL en las que puede hacer clic para descargar su contenido sin que sea necesario ningún inicio de sesión de usuario. Esto elimina las complicaciones de las configuraciones de privilegios y del proceso de inicio de sesión. Se garantiza la seguridad con opciones de SSL y contraseña. El propietario del Turbo NAS puede establecer también un tiempo de expiración de dirección URL para las direcciones URL compartidas.

¿NAS o servicio de almacenamiento en la nube? Seguro que más de uno ha tenido que hacer frente a esta incógnita en algún momento. Cada uno tiene sus ventajas. En este artículo nos vamos a centrar en el aspecto económico. Es decir, vamos a comprobar cuál es el que sale más rentable a corto-medio plazo y cuánto tardaríamos en amortizar la compra de un NAS con respecto a la contratación de un servicio de almacenamiento en la nube.


Uno de los factores que contribuye a que muchas compañías puedan funcionar casi al 100% de forma digital es la posibilidad de compartir archivos de todo tipo y gran tamaño de forma sencilla usando servicios en la nube. Si bien en los casos de grandes corporaciones cuentan con herramientas específicas para sus necesidades tanto de operatividad como de seguridad, cualquier empresa puede recurrir a plataformas para compartir documentos online sin necesidad de grandes desembolsos de dinero.
El almacenamiento en la nube híbrida para empresas funciona mejor con el almacenamiento nativo de contenedores, que elimina la necesidad de tener una plataforma de almacenamiento independiente. Una plataforma individual de contenedores integrada puede abarcar la nube híbrida con mayor eficiencia y proporcionar a las empresas un punto único de control, independientemente del entorno de nube en el que residan los datos.
Con Dropbox podrás acceder a tus archivos desde cualquier lugar y dispositivo, y compartirlos con quien quieras. Podrás guarda archivos en tu ordenador y acceder a ellos desde el teléfono cuando estés fuera. Todo lo que guardes en Dropbox se sincronizará automáticamente en tus dispositivos. Tiene un plan gratuito en el que da 2 GB y que se puede ir aumentando al ir completando una serie de funcionalidades, como: conectar tus cuentas sociales, seguir a Dropbox por Twitter, recomendar el servicio…
Este plan cuenta con las ventajas tradicionales de la plataforma que ya te hemos explicado anteriormente, como son la sincronización automática en múltiples dispositivos, las carpetas compartidas, su encriptación AES de 256 bits o las copias de seguridad que puede hacer de Dropbox, Facebook, Instagram, OneDrive y Google Drive. Además, puedes acceder a tus archivos desde la versión web, o bien descargando una carpeta que se sincronizará en tu escritorio, al estilo Google Drive.
Y es que si para que funcione vamos a tener que estar todos con la página abierta, ¿por qué no hacer la experiencia más entretenida? Antes de elegir los archivos de subir tendremos que ponerle nombre a la sala y elegir nuestro nick. Una vez hecho sólo tendremos que compartir la URL de la sala para que el resto se unan, pudiendo subir entonces archivos para que se los descarguen.
Trabaja en un archivo, guárdalo directamente en OneDrive o SharePoint y los cambios que realices se actualizarán sin problemas. La integración con Office te permite iniciar la coautoría de un documento en un dispositivo y finalizarla en otro. También puedes seleccionar entre una amplia variedad de herramientas para anotar, resaltar y comentar en él.

El mejor motivo que se nos ocurre para hacer esto, ya sea para consumidores de servicios en nube o para desarrolladores y diseñadores de aplicaciones y servicios en nube, especialmente si éstos emplearán el uso compartido o el bloqueo de archivos, es que puede mejorar la función de su aplicación o servicio, lo cual puede mejorar el rendimiento de dichos recursos y, a la vez, reducir la asignación general de tiempo, ancho de banda y potencia de computación para su recurso. Esto posiblemente traerá aparejada una reducción en los costos.
Incluso con una cantidad extremadamente grande de datos, no existen problemas para encontrar los archivos deseados. File Station proporciona filtros inteligentes para la búsqueda y examinación de archivos. Las vistas en miniatura emergentes también le permiten acceder a vistas previas rápidas y claras de los archivos. La examinación de archivos es más intuitiva y sencilla gracias a File Station.
Lo primero que debemos observar en los discos duros virtuales como Dropbox o Drive es que son tecnologías de la transición. Proporcionan una solución a medias entre el almacenamiento en la Nube y el almacenamiento en nuestros dispositivos físicos. Son sincronizadores que mantienen los archivos en los dispositivos locales y los copian en la Nube. Son tecnologías diferentes a Dataprius que apuesta por el almacenamiento puro en la Nube sin necesidad de copias locales.
Costo total de la propiedad. Con el almacenamiento en la nube, no es necesario comprar hardware, almacenar para aprovisionar o invertir capital en situaciones que pueden darse "algún día". Puede agregar o eliminar capacidad bajo demanda, modificar las características de desempeño y retención con rapidez y pagar solamente por el almacenamiento que utilice. Incluso puede trasladar los datos a los que se accede con menos frecuencia a capas de menor costo de acuerdo con las reglas auditables, para aprovechar la economía de escala.
×