Una de las mejores formas de configurar el almacenamiento y el uso compartido de archivos para su empresa es usar OneDrive para la empresa y un sitio de grupo juntos.One of the best ways to set up file storage and sharing for your business is to use OneDrive for Business and a team site together. Esto es ideal si tiene una pequeña empresa con pocos empleados.This is ideal if you have a small business with a few employees.

Si el usuario particular considera la ubicuidad como un factor prescindible, caso extraño en nuestros tiempos, entonces el almacenamiento en la Nube no le aporta más ventajas que la compra de más capacidad de almacenamiento. Si de verdad considera que necesita o quiere disponer de sus archivos en cualquier lugar y en cualquier momento, entonces apreciará el almacenamiento en la Nube tanto como una empresa, ya estamos valorando seriamente la ubicuidad.
Yo soy de los que piensan que no hay nada gratis. El empleo de un servicio de almacenamiento en la nube, y más cuando es gratuito, no me parece nada seguro. Lo primero es que tienes un límite de almacenamiento. Personalmente, ni siquiera en Google Drive entraría el contenido de mis carpetas personales. Segundo, en los últimos meses han cambiado las condiciones de los servicios, suponiendo incluso una reducción del espacio de almacenamiento, como así ha ocurrido con OneDrive. Y tercero, el acceso al servicio con pago, me parece un desembolso bastante grande, con lo que me parece más factible adquirir una unidad de disco duro externo, y ya tienes mucha más capacidad de almacenamiento. Y con los routers actuales, que disponen de puerto USB, incluso una NAS para red local. Incluso están preparados para hacerla accesible desde Internet.
Los flujos de trabajo de contenido multimedia y entretenimiento se modifican continuamente. Muchas personas utilizan una implementación en la nube híbrida y necesitan un acceso estandarizado mediante protocolos de archivos de red, como NFS. Estos flujos de trabajo necesitan un acceso flexible, estable y seguro a los datos desde soluciones de empresas del sector, personalizadas y comerciales. Como el almacenamiento de archivos en la nube adhiere a la semántica de sistema de archivos existente, el almacenamiento de contenido de medios enriquecidos para procesamiento y colaboración se puede integrar fácilmente para producción de contenido, cadenas de suministro digitales, streaming de medios, emisiones, análisis y archivo.
El backup y la recuperación son fundamentales a la hora de garantizar la protección y accesibilidad de los datos, pero abastecer los crecientes requisitos de capacidad puede suponer un desafío constante. El almacenamiento en la nube es una alternativa de bajo costo, alta durabilidad y enorme escala para soluciones de backup y recuperación. Las políticas de administración de datos integradas como Amazon S3 Object Lifecycle Management pueden migrar datos automáticamente a capas de costo más bajo en función de la configuración de frecuencia u horario, y se pueden crear almacenes de archivos para cumplir los requisitos legales o reglamentarios. Estas ventajas proporcionan la posibilidad de alcanzar una escala enorme a sectores como los servicios financieros, la sanidad y los medios de comunicación, que producen grandes volúmenes de datos con necesidades de retención a largo plazo.

En lo que se refiere a dispositivos NAS, nos fijaremos en modelos de dos bahías, cuyo precio en el mercado se encuentra entorno a los 140-260 euros (depende del fabricante y modelo) Pero los NAS no vienen con discos (descartando los WD), por este motivo, es necesario escoger unidades de disco. Para ello, nos fijaremos en unidades mecánicas de 2 TB que cuentan con un precio que oscila entre 60 y 80 euros. Obviamente, en el apartado de disco también depende de qué fabricante y modelos escojamos. Es necesario que os quedéis con la cifra del almacenamiento: 2 TB. es decir 4 TB si se recurre a un RAID 0 o 2 TB si se recurre a un RAID 1.
Con el almacenamiento en la nube puedes tener respaldo o copias de seguridad de los archivos que desees. Antes de la existencia de esta tecnología, la gente más precavida solía tener respaldo de sus archivos en dispositivos USB o en un disco duro externo. Pero hasta la persona más ordenada corría el riesgo de que sus dispositivos sufrieran algún tipo de daño. Otra opción que muchos ponían en práctica, era enviar una copia del archivo por correo electrónico a la misma cuenta o a otra dirección de respaldo, aunque esto sólo era efectivo para archivos de tamaño reducido.
En la era digital recurrimos cada vez con más frecuencia a los servicios en la nube, tanto en el ámbito laboral, en el que los equipos la usan para trabajar conjuntamente, como de ocio para compartir, por ejemplo, las fotos de las últimas vacaciones. Pero no se puede olvidar que el uso del almacenamiento en la nube no está libre de riesgo. De hecho, la protección de entornos multicloud de grandes...
Las compañías de alojamiento operan enormes centros de procesamiento de datos. Los usuarios que requieren estos servicios compran, alquilan o contratan la capacidad de almacenamiento necesaria. Los operadores de los centros de procesamiento de datos, a nivel servicio, virtualizan los recursos según los requerimientos del cliente. Solo exhiben los entornos con los recursos requeridos. Los clientes administran el almacenamiento y el funcionamiento de los archivos, datos o aplicaciones. Los recursos pueden estar repartidos en múltiples servidores físicos.
El 24 de abril de 2012, Google, el gigante de los motores de búsqueda, lanzó su servicio en la nube con el nombre de Google Drive. En ese momento, la aplicación extendió y sustituyó su solución ofimática Docs que, por cierto, se integró en Drive desde el principio. Cinco años más tarde, en la conferencia de desarrolladores Google I/O, el grupo anunció que el servicio de almacenamiento había superado los 800 millones de usuarios en todo el mundo. Para utilizarlo, es necesario disponer de una cuenta activa en Google que también se necesita para otros servicios de Google, como Gmail o Google Fotos, conectados por igual a la nube con sus respectivas interfaces. El espacio disponible gratuito por defecto es de 15 GB y si se quiere ampliar hay que recurrir a Google One, que sustituye a las antiguas suscripciones de pago a Drive. De este modo, por 2 euros al mes aproximadamente, el usuario puede disponer de 100 GB, un plan que se pueden ir ampliando hasta los 20 TB por unos 20 euros mensuales. Además de un mayor almacenamiento, estos planes incluyen soporte de expertos y la posibilidad de poder invitar a los ficheros a miembros de la familia.
Symantec proporciona 25 GB de almacenamiento en la nube para cada clave de producto Norton. Puede compartir el espacio de almacenamiento en la nube que se le asigna utilizando la cuenta de Norton entre sus equipos. Por ejemplo, puede tener dos equipos con el producto Norton instalado y registrado con la misma cuenta de Norton. Puede compartir el espacio de almacenamiento entre los dos equipos. Puede usar 10 GB del espacio de almacenamiento en la nube para el primer equipo. Al activar el almacenamiento en la nube para el segundo equipo mediante la misma cuenta de Norton, ese equipo puede usar lo que reste de los 15 GB.
Las aplicaciones de informática intensiva, como la informática de alto rendimiento, el aprendizaje automático y el procesamiento de contenido multimedia, a menudo requieren que un sistema de archivos sea capaz de rendimiento masivo y latencias bajas. Es muy común que estas cargas de trabajo se ejecuten durante un periodo corto con datos de entrada almacenados en un lago de datos de bajo costo.
Cuando compartes carpetas con permisos de edición, las personas con las que las compartas pueden agregar las carpetas compartidas a su propio OneDrive. Esto les permite mantener la carpeta junto con sus propias carpetas y elementos, mover fácilmente los elementos de una carpeta a otra y trabajar en ellos sin conexión más fácilmente. Las actualizaciones que hagan se sincronizan con la carpeta compartida, para que todos los usuarios con acceso a la carpeta tengan la versión actualizada.
Como hemos dicho, para una empresa la cosa cambia mucho, hay una visión diferente a la del usuario particular. Para empezar, la empresa necesita mucha más capacidad de almacenamiento, y además no cualquier tipo de almacenamiento, debe ser uno que pueda compartirse con sus empleados y clientes,  y que además aporte garantías de seguridad, privacidad y estabilidad, estos factores pueden no ser tan importantes para el usuario particular.

Cloud storage is a model of computer data storage in which the digital data is stored in logical pools. The physical storage spans multiple servers (sometimes in multiple locations), and the physical environment is typically owned and managed by a hosting company. These cloud storage providers are responsible for keeping the data available and accessible, and the physical environment protected and running. People and organizations buy or lease storage capacity from the providers to store user, organization, or application data.
×