La nube ha sido una solución enorme para crear copias de tus archivos y tenerlas siempre a la mano. Por ejemplo, puedes almacenar copias de tus documentos personales como pasaporte, carnet de identidad, certificado de estudios, número de seguridad social o comprobantes de pagos, para consultarlos desde cualquier dispositivo que tenga una conexión a Internet.
La suscripción al producto Norton incluye una cantidad asignada de espacio de almacenamiento en la nube seguro. Cuando el producto Norton realiza una copia de seguridad en línea, calcula la cantidad de espacio que necesita para la copia de seguridad. Si el almacenamiento en la nube no posee espacio suficiente para la copia de seguridad, el producto Norton muestra una notificación y le da la opción de adquirir más espacio.
La responsabilidad de los contenidos publicados en este blog recae exclusivamente sobre mí, y en ningún caso representa la opinión de la empresa en la que trabajo. Asumo toda la responsabilidad sobre las faltas ortográficas o gramaticales que puedan haber en los post de este sitio. No soy un experto. No contesto a anónimos. No apruebo comentarios que se meten con amigos y con sus trabajos. Me rijo por lo que dice la RAE. Por favor, no copies y pegues el 100% de los contenidos de los posts
Desde 2005, la empresa norteamericana Box ofrece a particulares y a empresas la posibilidad de compartir y gestionar sus archivos de forma centralizada a través de su servicio en la nube con el mismo nombre. En los planes de negocio, el equipo de desarrollo se centró desde el principio en las funciones que facilitan el uso compartido de Box: por ejemplo, intercambiar enlaces a través de marcadores (favoritos), crear tareas (listas de tareas pendientes) o añadir notas en los archivos y tareas en tiempo real. Todos los cambios se registran en el historial de acciones para que siempre se sepa qué usuario los ha realizado (incluida la fecha y hora). El control de permisos regula las áreas a las que puede acceder cada usuario.
Los big data necesitan almacenamiento que pueda gestionar volúmenes muy grandes de datos y capacidad para ajustar su escala a los fines de lograr adaptarse al crecimiento y ofrecer el rendimiento necesario para suministrar datos a las herramientas analíticas. Muchas cargas de trabajo analíticas interactúan con datos mediante una interfaz de archivos, se basan en semántica de archivos, como bloqueos de archivos, y necesitan la capacidad para escribir en secciones de un archivo. Como el almacenamiento de archivos en la nube admite la semántica de sistema de archivos necesaria y puede ajustar su capacidad y rendimiento, es ideal para proveer una solución de uso compartido de archivos cuya integración con flujos de trabajo de big data existentes sea sencilla.
Aunque puede cargar casi todos los tipos de archivos, algunos nombres de archivo y caracteres de los nombres de archivo no están permitidos.While you can upload almost all types of files, some file names and characters in file names aren't allowed. Para obtener más información, consulte caracteres de archivo no válidos y tipos de archivo en OneDrive para la empresa.For more info, see Invalid file characters and file types in OneDrive for Business.

Los archivos de los sitios de grupo aparecerán en el panel izquierdo del explorador de archivos, en el nombre de la organización.The files in your team sites will appear in the left pane of File Explorer under the name of your organization. Los archivos en OneDrive aparecerán en "OneDrive: "The files in OneDrive will appear under "OneDrive - "
Para aprovechar al máximo este artículo, usted debería poseer una comprensión cabal de los conceptos involucrados en la computación en nube, la tecnología Java™ y los comandos de codificación UNIX®, así como cierta comprensión básica acerca de cómo trabajar con clusters. Para usar el código del ejemplo, necesita una comprensión básica de la estructura Eclipse. En la sección Recursos encontrará enlaces a antecedentes de estas tecnologías.
La versión actual de Walrus no ofrece datos consistentes ni el bloqueo de objetos. Para ejecutar una imagen en la nube, usted debe producir una imagen empaquetada y subirla a la nube. Walrus actúa como un administrador de almacenamiento: recibe la imagen y la almacena como buckets y objetos. Cuando usted desea acceder a la imagen desde la nube, a Walrus se le confía la tarea de verificar y decodificar las imágenes que han sido subidas por los usuarios.
La suscripción al producto Norton incluye una cantidad asignada de espacio de almacenamiento en la nube seguro. Cuando el producto Norton realiza una copia de seguridad en línea, calcula la cantidad de espacio que necesita para la copia de seguridad. Si el almacenamiento en la nube no posee espacio suficiente para la copia de seguridad, el producto Norton muestra una notificación y le da la opción de adquirir más espacio.
Box no es un servicio de almacenamiento al uso, sino que está más enfocado a empresas. Con todo, tiene algunas opciones interesante para el usuario medio. El almacenamiento es de 10 GB, 5 menos que en OneDrive y en Google Drive pero todavía una cifra decente. Lo siguiente es que cada cierto tiempo lanzan promociones para iOS y Android en la que con sólo iniciar sesión en cualquiera de sus aplicaciones móviles, tu cuenta aumenta hasta los 50 GB.
Existen varias formas de compartir archivos a través de Internet. Entre todas, se considera que un solo enlace de descarga es la forma más sencilla. File Station de QNAP permite ahora compartir varios archivos a través de las direcciones URL en las que puede hacer clic para descargar su contenido sin que sea necesario ningún inicio de sesión de usuario. Esto elimina las complicaciones de las configuraciones de privilegios y del proceso de inicio de sesión. Se garantiza la seguridad con opciones de SSL y contraseña. El propietario del Turbo NAS puede establecer también un tiempo de expiración de dirección URL para las direcciones URL compartidas.

Este plan cuenta con las ventajas tradicionales de la plataforma que ya te hemos explicado anteriormente, como son la sincronización automática en múltiples dispositivos, las carpetas compartidas, su encriptación AES de 256 bits o las copias de seguridad que puede hacer de Dropbox, Facebook, Instagram, OneDrive y Google Drive. Además, puedes acceder a tus archivos desde la versión web, o bien descargando una carpeta que se sincronizará en tu escritorio, al estilo Google Drive.
Archivos que tienen la propiedad compartida.Files that have shared ownership. Le recomendamos que separe los sitios de grupo por cada unidad de trabajo de su organización.We recommend separate team sites for each unit of work in your organization. Por ejemplo, para mantener el personal y los documentos financieros en privado para un equipo pequeño, cree un sitio de grupo independiente.For example, to keep personnel and financial documents private to a small team, create a separate team site.
archivo archivos biblioteca bibliotecaria bibliotecario bibliotecarios Bibliotecas blog Community Manager comunicación datos documentación ebook empleo España estudio Eventos Facebook futuro Google información informe instagram internet lectura libro libro electrónico libros LinkedIn medios sociales móvil Personal redes sociales smartphone Social Media Social web social web trabajo Twitter usuarios Varios video Videos WhatsApp Youtube

Es el almacenamiento de datos que es una combinación de uno o más entornos de nube pública y privada. Aunque los entornos de nube pública y privada que conforman una nube híbrida siguen siendo entidades separadas, la migración de datos entre ellos se simplifica con el uso de interfaces de programación de aplicaciones (API) cifradas. Esta arquitectura independiente, y conectada a la vez, es lo que permite que las empresas almacenen datos críticos en la nube privada y datos menos sensibles en la nube pública, y que extraigan datos de cualquiera de los dos entornos según lo deseen.
Todos los datos almacenados dentro de la plataforma de Amazon cuentan con posibilidad de ser cifrados con claves provistas por el usuario, además de contar con un sistema de auditoría (CloudTrail y CloudWatch) integrado en la plataforma, que opcionalmente permite configurar métricas y notificaciones para seguir de cerca el estado de la información.
Es el almacenamiento de datos entre grupos de recursos virtuales, conocidos como nubes públicas, que se desarrollan desde hardware propietario y lo administra una compañía externa. Debido a que existen algunos riesgos inherentes de no ser propietario o no administrar los sistemas que almacenan sus datos, muchas organizaciones están utilizando contenedores para trasladar sus cargas de trabajo y sus aplicaciones entre los entornos de nube pública. Las soluciones de almacenamiento persistente (como Red Hat® Gluster Storage) ayudan a evitar que esos contenedores fallen, que es lo que hace que las aplicaciones con estado pierdan todos sus datos.
Bitrix24 permite a los usuarios trabajar (crear y editar) documentos, incluso si no tiene instalada una suite de MS Office. Los documentos pueden ser editados en línea por varios usuarios simultáneamente. Es importante destacar que el historial de versión del documento se mantiene por lo que es posible volver a una versión anterior del documento en cualquier momento, si es necesario.
Lo que está claro es que podemos tener en la nube todos nuestros archivos. Solo destinando una cuenta para cada utilidad podremos tener todos nuestros archivos sin gastarnos nada. Por ejemplo, para las fotografías podemos utilizar un servicio, para los videos otro y para los textos un tercer. La tarea se complica contra mas servicios pero con accesos directos en nuestros escritorios no nos gastaremos nada.
El 24 de abril de 2012, Google, el gigante de los motores de búsqueda, lanzó su servicio en la nube con el nombre de Google Drive. En ese momento, la aplicación extendió y sustituyó su solución ofimática Docs que, por cierto, se integró en Drive desde el principio. Cinco años más tarde, en la conferencia de desarrolladores Google I/O, el grupo anunció que el servicio de almacenamiento había superado los 800 millones de usuarios en todo el mundo. Para utilizarlo, es necesario disponer de una cuenta activa en Google que también se necesita para otros servicios de Google, como Gmail o Google Fotos, conectados por igual a la nube con sus respectivas interfaces. El espacio disponible gratuito por defecto es de 15 GB y si se quiere ampliar hay que recurrir a Google One, que sustituye a las antiguas suscripciones de pago a Drive. De este modo, por 2 euros al mes aproximadamente, el usuario puede disponer de 100 GB, un plan que se pueden ir ampliando hasta los 20 TB por unos 20 euros mensuales. Además de un mayor almacenamiento, estos planes incluyen soporte de expertos y la posibilidad de poder invitar a los ficheros a miembros de la familia.

En el caso de Mega, por ejemplo, por estos 9.99 euros al mes podemos aumentar nuestro espacio de almacenamiento hasta 1 TB. Este precio es el mismo que nos ofrece Google Drive y Dropbox, que, por lo mismo, tendremos 1 TB de espacio en su nube. En el caso de Google Drive es posible incluso ahorrarnos 20 euros al año si pagamos anualmente en vez de mensualmente.
Con Dropbox Business, la cartera de ofertas también incluye una serie de suscripciones adaptadas a las empresas y proporciona acceso a herramientas adicionales de administración y colaboración para, por ejemplo, crear listas de usuarios y definir las opciones de acceso para usuarios individuales. Los informes de actividad indican quién está compartiendo o borrando archivos y cuáles, y el espacio utilizado por una persona también es visible. Para el desarrollo conjunto de ideas y la gestión de tareas, Dropbox no solo proporciona interfaces para la suite Microsoft Office, sino que también integra su propia herramienta documental Paper. Dropbox encripta tus archivos tanto durante la transmisión (TLS 128 bit) como en el servidor (AES 256 bit). Los datos se almacenan en servidores de todo el mundo, lo que hace prácticamente imposible controlar los estándares de seguridad.
En un  artículo de este Blog  habíamos hablado sobre el miedo injustificado que produce la Nube a muchas empresas. El significado de la palabra compartir tiene buena parte de la culpa. No me extraña que para muchas empresas, el temor se deba al concepto tal y como se entiende, la razón es que se asume que cuando se comparten archivos, le das vía libre a cualquiera para hacer cualquier cosa con los ficheros.
El más antiguo de toda esta extensa lista, puesto que ya cuenta con 13 años de servicio a sus espaldas. Lo cierto es que poco ha evolucionado desde entonces y de ahí que cuente con importante limitaciones como el tamaño máximo de archivo, que se fija en 100 MB y la falta de cifrado o contraseña de protección. Por otro lado, permite elegir el tiempo que queremos que el archivo permanezca en el servidor antes de ser eliminado, pudiendo elegir entre 30 minutos y 1 semana.
No debería ser tan difícil de entender, si hablamos de empresas y no de usuarios particulares para uso personal. En las empresas, hasta ahora, había (o hay todavía) un servidor y este permite que un administrador (no cualquiera) otorgue permisos de acceso o de modificación a los usuarios. Es así como debe funcionar un servicio de archivos en la nube, cualquier otro invento es algo muy peligroso.
Lo que está claro es que podemos tener en la nube todos nuestros archivos. Solo destinando una cuenta para cada utilidad podremos tener todos nuestros archivos sin gastarnos nada. Por ejemplo, para las fotografías podemos utilizar un servicio, para los videos otro y para los textos un tercer. La tarea se complica contra mas servicios pero con accesos directos en nuestros escritorios no nos gastaremos nada.
Para los menos familiarizados con la herramienta, hoy vamos a repasar las funciones básicas de OneDrive para compartir archivos y carpetas. Lo primero que debes saber es que los archivos y carpetas que guardes en OneDrive son privados a menos que decidas compartirlos, y además puedes dejar de compartirlos en cualquier momento, revocando los permisos de acceso.
Usabilidad: la usabilidad también juega un papel importante en un servicio en la nube. Este debería permitir la carga y descarga archivos de forma intuitiva desde cualquier tipo de terminal, así como permitir un trabajo en colaboración fluido. Si interesa especialmente compartir el almacenamiento, funciones como un registro de cambios y la sincronización entre dispositivos son especialmente importantes. Los mejores servicios de almacenamiento en la nube ofrecen clientes y aplicaciones a medida para los diferentes dispositivos con la mejor usabilidad posible.
Box es otro de los grandes servicios de almacenamiento online. Es el que desde el principio está enfocado más hacia un usuario profesional, poniendo el acento en la seguridad de los archivos, el control sobre su utilización y la trazabilidad para ver sus cambios. En todo caso, su uso personal también es bastante bueno y se ha ganado por derecho propio estar entre las mejores opciones de almacenamiento online, facilitando la integración con aplicaciones de terceros.
A las ventajas básicas anteriormente descritas hay que sumarle la posibilidad que ofrece el Cloud Computing de pagar justo por lo que se necesita en cada momento. Normalmente se contrata una capacidad y un número de usuarios que se pueden modificar con el tiempo para atender justo a esas necesidades. Esta flexibilidad sitúa al almacenamiento en la Nube a otro nivel respecto a las antiguas soluciones consistentes en la instalación de dispositivos físicos o servidores locales.
Como hemos dicho, para una empresa la cosa cambia mucho, hay una visión diferente a la del usuario particular. Para empezar, la empresa necesita mucha más capacidad de almacenamiento, y además no cualquier tipo de almacenamiento, debe ser uno que pueda compartirse con sus empleados y clientes,  y que además aporte garantías de seguridad, privacidad y estabilidad, estos factores pueden no ser tan importantes para el usuario particular.

Los flujos de trabajo de contenido multimedia y entretenimiento se modifican continuamente. Muchas personas utilizan una implementación en la nube híbrida y necesitan un acceso estandarizado mediante protocolos de archivos de red, como NFS. Estos flujos de trabajo necesitan un acceso flexible, estable y seguro a los datos desde soluciones de empresas del sector, personalizadas y comerciales. Como el almacenamiento de archivos en la nube adhiere a la semántica de sistema de archivos existente, el almacenamiento de contenido de medios enriquecidos para procesamiento y colaboración se puede integrar fácilmente para producción de contenido, cadenas de suministro digitales, streaming de medios, emisiones, análisis y archivo.
Finalmente tenemos a Google Drive, que también se queda "encasillado" como servicio en la nube poco aprovechado y que muchos utilizan como puro cajón de almacenamiento combinado con la parte ofimática antes llamada Google Docs. Haced vosotros mismos la prueba: seguro que lo habéis utilizado al menos ocasionalmente, pero no tenéis instalada la aplicación nativa para sincronizarlo con el resto de directorios de vuestro sistema.
Con este servicio puedes enviar archivos con un tamaño de hasta 5 TB, además que la compañía cuenta con servidores nodos en Estados Unidos, Asia Pacifico y Europa. Se pueden enviar archivos con total seguridad gracias a la encriptación 256 bits SSL/TLS. Cuenta con tres planes para diferentes necesidades. El plan básico gratis ofrece 300 MB de tamaño en archivo, un día para expirar todas las subidas de archivos, seguimiento avanzado de archivos y 1 GB de banda ancha mensual. El plan Pro es más completo, se consigue por 79 dólares al mes, mientras que el plan Business requiere contacto directo con Streamfile .

2. Interoperabilidad: muchas de las aplicaciones existentes necesitan integrarse con servicios de archivos compartidos que utilizan semántica de sistema de archivos. Las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube ofrecen una ventaja diferenciada, ya que no es necesario escribir código nuevo para lograr un acceso compartido y seguro a los archivos.


Dropbox: Esta es, probablemente, la forma más popular de almacenamiento en la web, y en parte se debe a su integración con todo tipo de dispositivos. Puedes sincronizar los archivos que compartas entre todos tus dispositivos, siempre que lo hagas con la misma cuenta, e incluso puedes vincularlo también con tus redes sociales. El almacenamiento gratuito del que dispone es de 2 GB, con lo que, en principio, no está pensado para que subas archivos muy pesados, pero tienes la opción de aumentar esta capacidad hasta 16GB invitando a otros usuarios y probando diferentes opciones. Existe la opción de Dropbox Pro, dirigida a aquellos que necesitan más espacio, que podrán pagar 9,99 € al mes por 1 TB.
A las ventajas básicas anteriormente descritas hay que sumarle la posibilidad que ofrece el Cloud Computing de pagar justo por lo que se necesita en cada momento. Normalmente se contrata una capacidad y un número de usuarios que se pueden modificar con el tiempo para atender justo a esas necesidades. Esta flexibilidad sitúa al almacenamiento en la Nube a otro nivel respecto a las antiguas soluciones consistentes en la instalación de dispositivos físicos o servidores locales.
Yo soy de los que piensan que no hay nada gratis. El empleo de un servicio de almacenamiento en la nube, y más cuando es gratuito, no me parece nada seguro. Lo primero es que tienes un límite de almacenamiento. Personalmente, ni siquiera en Google Drive entraría el contenido de mis carpetas personales. Segundo, en los últimos meses han cambiado las condiciones de los servicios, suponiendo incluso una reducción del espacio de almacenamiento, como así ha ocurrido con OneDrive. Y tercero, el acceso al servicio con pago, me parece un desembolso bastante grande, con lo que me parece más factible adquirir una unidad de disco duro externo, y ya tienes mucha más capacidad de almacenamiento. Y con los routers actuales, que disponen de puerto USB, incluso una NAS para red local. Incluso están preparados para hacerla accesible desde Internet.
Creo que en el futuro habrá todo tipo de servicios en la nube y los dispositivos tendrán poco software incluso se regalarán dispositivos con el fin de que uses o te suscribas a determinados servicios en Cloud.Al fin y al cabo tendrán potencia y capacidad infinitas, eso no lo tienes los dispositivos ni móviles ni de sobremesa. Puedes decir que tienes 1TB de archivos en tu tablet si almacenas en la nube.
Los detractores del almacenamiento en linea alegan que la seguridad en la red nunca está asegurada al 100%. Aunque también podemos decir lo mismo de un ordenador con conexión a Internet. Nunca podremos estar seguros de que nuestra información está a salvo. Si la seguridad es nuestra preocupación siempre podemos a soluciones y programas para encriptar archivos y carpetas.
Uno de los productos estrella de Google, y que viene instalado de serie en Android y Chrome. Sus ventajas son muchas. El espacio de almacenaje en la versión gratuita es considerable y, además, permite la edición de documentos en línea entre varios usuarios. El intercambio de documentos es muy sencillo. una de las opciones preferidas por usuarios y empresas.
Costo total de la propiedad. Con el almacenamiento en la nube, no es necesario comprar hardware, almacenar para aprovisionar o invertir capital en situaciones que pueden darse "algún día". Puede agregar o eliminar capacidad bajo demanda, modificar las características de desempeño y retención con rapidez y pagar solamente por el almacenamiento que utilice. Incluso puede trasladar los datos a los que se accede con menos frecuencia a capas de menor costo de acuerdo con las reglas auditables, para aprovechar la economía de escala.
×