Los flujos de trabajo de contenido multimedia y entretenimiento se modifican continuamente. Muchas personas utilizan una implementación en la nube híbrida y necesitan un acceso estandarizado mediante protocolos de archivos de red, como NFS. Estos flujos de trabajo necesitan un acceso flexible, estable y seguro a los datos desde soluciones de empresas del sector, personalizadas y comerciales. Como el almacenamiento de archivos en la nube adhiere a la semántica de sistema de archivos existente, el almacenamiento de contenido de medios enriquecidos para procesamiento y colaboración se puede integrar fácilmente para producción de contenido, cadenas de suministro digitales, streaming de medios, emisiones, análisis y archivo.
A medida en que el almacenamiento en la Nube se vaya conociendo y la mentalidad de los usuarios evolucione cambiarán las exigencias y las formas. Hace dos décadas Google no existía y el buscador más usado era Yahoo. Hace medio siglo el único coche producido en serie era un Ford. Las primeras versiones tienen una amplia implantación inicial aunque puede que no sean las definitivas a largo plazo.
Un sitio que permite subir un archivo y compartirlo a través de un enlace con el que el destinatario puede descargarlo. El sitio es bastante básico y muy sencillo de utilizar, ofrece subidas ilimitadas, posibilidad de subir archivos de hasta 5 GB de tamaño, pero la transferencia se realiza sin cifrar y el tiempo que permanecen los archivos en el servidor no está bien definido.

Cada vez tenemos más archivos digitales y menos espacio en el cual guardarlos. Libros electrónicos, música, películas, fotografías, documentación, trabajos… son algunos de los contenidos que hacen que los 500 GB que tiene el ordenador o disco duro que te compraste se queden pequeños en unos años. No es que sea la única solución los sitios web que voy a mencionar a continuación, pero pueden ayudar en algunos aspectos a que nuestra vida digital sea más fácil y accesible. Ya sabéis que, en algunos casos, rozamos el síndrome de Diógenes digital.

¿NAS o servicio de almacenamiento en la nube? Seguro que más de uno ha tenido que hacer frente a esta incógnita en algún momento. Cada uno tiene sus ventajas. En este artículo nos vamos a centrar en el aspecto económico. Es decir, vamos a comprobar cuál es el que sale más rentable a corto-medio plazo y cuánto tardaríamos en amortizar la compra de un NAS con respecto a la contratación de un servicio de almacenamiento en la nube.
Un sitio de grupo de SharePoint está diseñado para compartir y colaborar en archivos con regularidad.A SharePoint team site is designed for sharing and collaborating on files regularly. Un sitio de grupo es ideal para almacenar archivos que tienen una propiedad compartida en la que varios usuarios poseen los archivos y pueden colaborar en ellos.A team site is ideal for storing files that have shared ownership where several people own the files and might collaborate on them. Cree un equipo de Microsoft Teams para agregar un sitio de SharePoint.Create a Microsoft Team to add a SharePoint site. Para obtener más información, vea crear un equipo enMicrosoft Teams.Learn more at Create a team in Teams.
Privado: Almacenamiento en la nube privada funciona exactamente como el nombre sugiere. Un sistema de este tipo está diseñado específicamente para cubrir las necesidades de una persona o empresa. Este tipo de almacenamiento en la nube puede ser presentado en dos formatos: on-premise (en la misma oficina o casa) y alojado externamente. Este modelo es más usado por empresas, no tanto así las personas individuales. En este modelo la empresa tiene el control administrativo, y por lo tanto le es posible diseñar y operar el sistema de acuerdo a sus necesidades específicas.

Privado: Almacenamiento en la nube privada funciona exactamente como el nombre sugiere. Un sistema de este tipo está diseñado específicamente para cubrir las necesidades de una persona o empresa. Este tipo de almacenamiento en la nube puede ser presentado en dos formatos: on-premise (en la misma oficina o casa) y alojado externamente. Este modelo es más usado por empresas, no tanto así las personas individuales. En este modelo la empresa tiene el control administrativo, y por lo tanto le es posible diseñar y operar el sistema de acuerdo a sus necesidades específicas.
Por ejemplo, en las organizaciones con operaciones distribuidas, como el sector bancario. Las sucursales remotas deben acceder a las redes tradicionales en 4 niveles: de red, computación, almacenamiento, y redes de áreas de servicios o NAS. Y si bien la solución ideal sería instalar un centro de datos con aire acondicionado en el subsuelo de esa sucursal, esto no es realista, debido a las limitaciones de espacio o de personal. Entonces, algunas soluciones de almacenamiento virtual (como Red Hat Hyperconverged Infrastructure) combinan dos de estos niveles de almacenamiento para optimizar la implementación y la administración del almacenamiento virtual.
Se trata de una alternativa bastante interesante a Dropbox, One Drive o Google Drive, que pone el foco en la seguridad de tus datos y la comodidad a la hora de compartir los mismos, algo que desde luego es de agradecer en los tiempos que corren, y que puede hacer que quizá veas con mejores ojos su plan familiar, que permite que tu espacio esté totalmente separado del del resto de miembros. Y de hecho, el administrador del plan podrá elegir qué espacio se le asigna a cada usuario, por lo que si, por ejemplo, a algún miembro le basta con 50 GB de almacenamiento, el resto podréis disfrutar lo que le sobre, o también devolvérselo si más tarde necesita más espacio.
El backup y la recuperación son fundamentales a la hora de garantizar la protección y accesibilidad de los datos, pero abastecer los crecientes requisitos de capacidad puede suponer un desafío constante. El almacenamiento en la nube es una alternativa de bajo costo, alta durabilidad y enorme escala para soluciones de backup y recuperación. Las políticas de administración de datos integradas como Amazon S3 Object Lifecycle Management pueden migrar datos automáticamente a capas de costo más bajo en función de la configuración de frecuencia u horario, y se pueden crear almacenes de archivos para cumplir los requisitos legales o reglamentarios. Estas ventajas proporcionan la posibilidad de alcanzar una escala enorme a sectores como los servicios financieros, la sanidad y los medios de comunicación, que producen grandes volúmenes de datos con necesidades de retención a largo plazo.
×