Si bien las soluciones de almacenamiento de objetos permiten el almacenamiento de archivos como objetos, el acceso con aplicaciones existentes requiere código nuevo y el uso de API y conocimiento directo de la semántica de la nomenclatura. Las soluciones de almacenamiento de archivos compatibles con la semántica de sistema de archivos y los modelos de permisos existentes tienen una ventaja única porque no necesitan que se escriba código nuevo para integrarse con aplicaciones que se configuran fácilmente para funcionar con el almacenamiento de archivos compartidos.
2. Interoperabilidad: muchas de las aplicaciones existentes necesitan integrarse con servicios de archivos compartidos que utilizan semántica de sistema de archivos. Las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube ofrecen una ventaja diferenciada, ya que no es necesario escribir código nuevo para lograr un acceso compartido y seguro a los archivos.
Actualmente existen una gran cantidad de opciones con las que podemos guardar todos nuestros archivos en internet. Se conoce como almacenamiento online o en la nube (cloud storage en inglés). Las más conocidas son Dropbox, Google Drive, OneDrive de Microsoft, iCloud de Appe o Amazon Cloud. Incluso los operadores de internet tienen sus propios servicios: Backup+ de Vodafone, Orange Cloud y Movistar Cloud.
Almacenamiento en nube se define como un entorno de almacenamiento compuesto por muchos recursos distribuidos, pero actúa como uno solo con gran tolerancia a fallos porque implementa redundancia y espejado de datos (distribución de datos), que posibilita la perpetuidad o la recuperación de la información por sus versionalización de copias, que mejora la consistencia eventual de las réplicas de datos (consistencia de datos).
Trabaja en un archivo, guárdalo directamente en OneDrive o SharePoint y los cambios que realices se actualizarán sin problemas. La integración con Office te permite iniciar la coautoría de un documento en un dispositivo y finalizarla en otro. También puedes seleccionar entre una amplia variedad de herramientas para anotar, resaltar y comentar en él.
Existen tres tipos de almacenamiento en la nube para las empresas: almacenamiento en la nube pública, en la nube privada y en la nube híbrida. También existen tres formas de formatear este almacenamiento: como bloques, archivos u objetos Cada formato tiene sus ventajas y desventajas (los bloques son más rápidos, los archivos son más fáciles de entender y los objetos funcionan mejor con paquetes de aplicaciones nativas de la nube en contenedores), pero algunos productos de almacenamiento en la nube definido por software pueden combinar los tres formatos en una solución unificada y fácil de implementar.

Tanto A como B intentan acceder a la misma instancia VM a través de Elastic Fox en forma simultánea (al mismo tiempo) en modo escritura. Al utilizar la dirección IP de la instancia, ambos intentan acceder a la instancia usando el comando ssh. Cuando A modifica el archivo, lo hace B, entonces la modificación de B es la que se actualiza. El estado de las escrituras del archivo no es consistente.

Con estos servicios podemos disponer de nuestro contenido desde cualquier equipo conectado a la red. Así, por ejemplo, si quieres enseñar las fotos de tus viajes a tus amigos, no tendrás que llevar de un lado a otro una memoria USB que puedes acabar perdiendo. También puedes configurarlo para realizar copias de seguridad automáticas de todos los archivos de tu ordenador, smartphone o tablet.

El almacenamiento en línea (también llamado « almacenamiento en la nube ») simplemente se refiere a un disco duro que se encuentra alojado en Internet donde puedes guardar tus archivos y acceder a ellos fácilmente desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar del mundo, siempre y cuando cuentes con una conexión a Internet. También puedes usar el almacenamiento en línea como una forma para crear copias de seguridad, pero debes tener cuidado con esto porque algunos servicios borrarán los archivos de la nube a medida que éstos sean borrados de tu ordenador, ya que todo se encuentra sincronizado.


Sin embargo, si se trata de una necesidad que requiere un almacenamiento pequeño de archivo o incluso de 1 TB y por un periodo inferior a 3-4 años (tiempo que se tarda en amortizar un NAS respecto a los servicios de almacenamiento cloud) nos decantaríamos por un servicio de estas características. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las funciones disponibles serán inferiores a las existentes en una nube privada creada con un NAS.
Promociones: Hace poco, Microsoft lanzó un combo-wombo bastante interesante en el que si asociamos la cuenta a Dropbox y accedemos a Bing Rewards podemos conseguir 200 GB extra. Si creamos una copia de seguridad de nuestro carrete de fotos en el móvil se nos añaden otros 15 GB extra y por cada amigo que se une al servicio se nos suman 500 GB en la cuenta, hasta un total de 10 GB. Eso implica que, potencialmente podemos conseguir 240 GB sin desembolsar un sólo céntimo. No está mal.
Lo que viene después es una auténtica revolución porque una vez los archivos de una empresa o particular están guardados en Cloud se podrán aplicar procesos sobre estos. Unos procesos con toda la potencia que la propia Nube proporciona. Ya hay empresas que lo hacen y no somos conscientes. Os pongo un ejemplo, si tenemos miles de fotos almacenadas y ese servicio Cloud tiene porcesos de reconocimiento de imágenes podría clasificar todas las fotos e incluso reconocer personas.
3. Presupuesto y recursos: el uso de servicios de archivos en las instalaciones implica contar con presupuesto para hardware, mantenimiento constante, suministro eléctrico, refrigeración y espacio físico. El almacenamiento de archivos en la nube les permite a las organizaciones volver a implementar recursos técnicos en otros proyectos que añadan más valor al negocio.
Box, Data loss in the cloud, G Suite Solutions, One Drive 256-bit aes, 256-bit aes security, aes security, best cloud storage and file, binding corporate rules, cloud storage, cloud storage and file, cloud storage and file sharing, dropbox, file sharing services, file upload limit, global binding corporate, global binding corporate rules, office 365, share files, storage, storage and file sharing, storage and file sharing services, two-factor authentication, users

Inicialmente, el usuario particular, percibe el almacenamiento ilimitado como una característica que puede tener tanto valor como la compra de otro disco duro o de otra tarjeta con más capacidad, dependerá mucho de la cantidad de espacio que use. Desde luego, es muy práctico que no se llene la memoria del móvil o el disco duro del ordenador, la cuestión es que hay que ir un poco más allá para apreciar realmente lo que significa guardar archivos en la Nube, hay que valorar otras virtudes.
Tiempo de implementación. Cuando los equipos de desarrollo están listos para la ejecución, la infraestructura no debería detenerlos. El almacenamiento en la nube permite al departamento de TI proporcionar con rapidez la cantidad de almacenamiento necesaria en el momento necesario. Eso permite al departamento de TI concentrarse en resolver problemas de aplicación complejos en lugar de tener que administrar sistemas de almacenamiento.
×