A pesar de sus grandes posibilidades, muchos usuarios de Windows no aprovechan el servicio de almacenamiento en la nube de Microsoft, OneDrive. Gracias a su capacidad de sincronización, OneDrive te permite, por ejemplo, tener actualizados y disponibles tus documentos no solo en la nube sino en varios dispositivos a la vez. Además, puedes subir y guardar automáticamente en OneDrive todas las fotos que hagas con tu smartphone, o colaborar en tiempo real con tus compañeros de clase en un documento y ver los cambios que están realizando el resto de usuarios.

Esto ha provocado que constantemente estemos preocupados por el espacio disponible en nuestro ordenador y tengamos que recurrir a discos duros externos o dispositivos USB para liberar nuestra memoria. Sin embargo, los discos duros externos se encuentran entre los tipos de hardware que presentan más fallos y los dispositivos USB no siempre tienen la capacidad suficiente para cubrir nuestras necesidades de almacenamiento.
1. Escalabilidad: si bien no todas las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube pueden ajustar sus escalas para poder utilizar todas las capacidades de la nube, las soluciones más avanzadas ofrecen la posibilidad de empezar con los niveles de capacidad y rendimiento que necesita actualmente y aumentar la capacidad en función de sus necesidades. Ya no es necesario aprovisionar capacidad en exceso para probar y anticiparse a necesidades futuras.
Costes: por muy tentadoras que sean las posibilidades del almacenamiento en línea, incluso la mejor solución se ha de ajustar al presupuesto disponible. Por lo general, los proveedores ofrecen una gama de modelos de suscripción que difieren en términos de volumen de almacenamiento, pero en parte también en el abanico de funciones. Por lo tanto, se recomienda considerar de antemano cuánto espacio de almacenamiento se necesita y de qué funciones no se puede prescindir para, basándose en esta información, comparar las diferentes ofertas entre sí en función de las necesidades reales. En la mayoría de los casos, también existe una tarifa básica gratuita, que a menudo es suficiente para fines privados.
Es el almacenamiento de datos entre grupos de recursos virtuales conocidos como nubes privadas, que proceden de sistemas dedicados a la empresa a la cual pertenecen, que, además, los usa y administra. Debido a que configurar manualmente una nube privada a nivel empresa puede ser a la larga menos eficiente que usar el software existente, las compañías están usando plataformas como OpenStack® para transformar digitalmente los grupos de recursos virtuales en nubes privadas.
SharePoint también tiene otros tipos de sitios que puede usar para su empresa.SharePoint also has other types of sites you can use for your business. Puede usar sitios de comunicación en la intranet para publicar información para una amplia audiencia.You can use communication sites in your intranet to publish information for a broad audience. Y puede usar sitios de concentradores para conectar los sitios de la intranet.And you can use hub sites to connect sites in your intranet.
Los empleados también pueden compartir archivos y carpetas de OneDrive.Employees can also share OneDrive files and folders. Si un empleado está ausente o abandona la compañía, otros usuarios pueden tener acceso a los archivos compartidos almacenados en OneDrive.If an employee is away or leaves the company, others can access shared files stored in OneDrive.
Aunque puede cargar casi todos los tipos de archivos, algunos nombres de archivo y caracteres de los nombres de archivo no están permitidos.While you can upload almost all types of files, some file names and characters in file names aren't allowed. Para obtener más información, consulte caracteres de archivo no válidos y tipos de archivo en OneDrive para la empresa.For more info, see Invalid file characters and file types in OneDrive for Business.
3. Almacenamiento en bloques: otras aplicaciones empresariales, como bases de datos o sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), a menudo requieren almacenamiento dedicado y de baja latencia para cada host. Esto es similar al almacenamiento conectado directamente (DAS) o a una red de área de almacenamiento (SAN). Las soluciones de almacenamiento en la nube basadas en bloques, como Amazon Elastic Block Store (EBS), se aprovisionan con cada servidor virtual y ofrecen la latencia ultrabaja necesaria para cargas de trabajo de alto rendimiento.
Existen plataformas que ofrecen gigas de almacenamiento gratuito y que nos posibilitan el acceso online desde cualquier lugar, nos permiten compartir nuestros archivos con las personas que queramos, nos dan la posibilidad de editar documentos y guardarlos en la nube sin importar el dispositivo desde el cual se hagan dichas modificaciones, nos permiten visualizar películas y libros electrónicos o escuchar música, e incluso hacer una copia digital de todos nuestros contenidos. La nube tiene sus ventajas (también puede tener inconvenientes) y lo mejor es saber sacarle el máximo partido.
Almacenar tus archivos en línea te ofrece una serie de ventajas. Puedes acceder a tus archivos desde cualquier teléfono, tableta u ordenador que esté conectado a Internet, y la nube también puede servir como copia de seguridad de tus archivos para que no los pierdas si llegaras a extraviar tu teléfono o en caso de que tu ordenador dejara de funcionar. Este servicio también te ofrece la posibilidad de compartir tus archivos y de colaborar en las carpetas que elijas.
En este artículo, nos referimos generalmente a la instalación de un único cluster; todos los componentes, salvo los controladores de nodos, están ubicados en la máquina a la que nos referimos como "front end". (En otras palabras, el controlador de nube, el controlador de clusters y elcontrolador de almacenamiento se ejecutan en la máquina front end. A las máquinas que sólo ejecutan controladores de nodos las llamamos "nodos."
Elige entre un total de 50 GB, 200 GB o 2 TB. Incluso puedes compartir los planes de 200 GB y 2 TB con tu familia. El almacenamiento se actualiza de inmediato y la fecha de pago mensual indica la fecha de compra del plan. Si actualizas de un plan pago a otro, cancelaremos el plan existente y te cobraremos el costo prorrateado* del nuevo plan de mayor capacidad.

Si ya usas Dropbox, pasar a una cuenta de Dropbox Business es muy fácil. Tu contenido no se modificará: tus archivos permanecerán donde están, y toda la configuración (como las relaciones de carpetas compartidas y los dispositivos vinculados) se mantendrán sin cambios. Para los administradores, todos los miembros de tu equipo que ya usen Dropbox tendrán esa misma experiencia, y se invitará a quienes no tengan una cuenta existente de Dropbox a registrarse cuando les envíes una invitación. Para los usuarios de Dropbox Plus que se pasen a un plan de Dropbox Business, el crédito restante se reintegrará como un reembolso prorrateado al método de pago original.
Actualmente existen una gran cantidad de opciones con las que podemos guardar todos nuestros archivos en internet. Se conoce como almacenamiento online o en la nube (cloud storage en inglés). Las más conocidas son Dropbox, Google Drive, OneDrive de Microsoft, iCloud de Appe o Amazon Cloud. Incluso los operadores de internet tienen sus propios servicios: Backup+ de Vodafone, Orange Cloud y Movistar Cloud.
Para los menos familiarizados con la herramienta, hoy vamos a repasar las funciones básicas de OneDrive para compartir archivos y carpetas. Lo primero que debes saber es que los archivos y carpetas que guardes en OneDrive son privados a menos que decidas compartirlos, y además puedes dejar de compartirlos en cualquier momento, revocando los permisos de acceso.
La función de servicio FTP incorporado del Turbo NAS simplifica el uso compartido de archivos con otras personas, especialmente las transferencias de archivos grandes. El servidor FTP es fácil de configurar y puede disfrutar de transferencias de datos de alta velocidad desde la gran capacidad de almacenamiento del Turbo NAS. Su biblioteca de música, videos, películas o informes ya no está más aislada, debido a que el Turbo NAS satisface su deseo de compartir.
Promociones: Hace poco, Microsoft lanzó un combo-wombo bastante interesante en el que si asociamos la cuenta a Dropbox y accedemos a Bing Rewards podemos conseguir 200 GB extra. Si creamos una copia de seguridad de nuestro carrete de fotos en el móvil se nos añaden otros 15 GB extra y por cada amigo que se une al servicio se nos suman 500 GB en la cuenta, hasta un total de 10 GB. Eso implica que, potencialmente podemos conseguir 240 GB sin desembolsar un sólo céntimo. No está mal.

Por último, si os gusta estar en las nubes, no hay que olvidar que Orange ha creado su nueva filial, Orange B4B Technology, que opera bajo la marca comercial X by Orange, una apuesta de la compañía para impulsar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas gracias a la transformación y a la digitalización de su información y comunicaciones. Para ello, propone una oferta completa de soluciones digitales avanzadas en la nube, flexibles y transparentes, complementadas si es necesario, por soluciones de conectividad a través de la red de Orange, aunque estos servicios digitales pueden funcionar con la conectividad de cualquier operador.
Sin duda, la opción más adecuada para los fans ”incondicionales” de Apple es iCloud. Se trata de un servicio de almacenamiento gratuito de hasta 5GB que el fabricante de Cupertino ofrece a los usuarios de Mac, iPhone, iWatch, iPad y Apple TV. Si tienes uno de estos dispositivos es más que recomendable que utilices iCloud desde su compra, así podrás volcar automáticamente las fotos de tu carrete, realizar copias de seguridad de tu iPhone de forma automática y programada, así como acceder desde todos tus dispositivos Apple a los mismos archivos de música, imágenes y documentos.
Box protege todo su contenido con controles de seguridad avanzados, una gestión de claves de cifrado y una completa regulación de la información. Ya sea que necesite cumplir con el RGPD, la HIPAA, la PCI, la GxP, el FedRAMP u otros requisitos importantes, Box le proporciona herramientas que permiten dicho cumplimiento y están diseñadas para las industrias más reguladas, además de residencia de datos en nueve países. De ese modo, acata el cumplimiento global y los requisitos de privacidad más exigentes mientras protege el flujo de información en toda su empresa extendida.
La propuesta de Google es Google Drive, que permite añadir ficheros y almacenarlos, así como editarlos a través de Google Docs. Google Drive también sincroniza automáticamente todos los contenidos que tengamos guardados, para que podamos trabajar con ellos independientemente del dispositivo que utilicemos para acceder a nuestra cuenta. En este caso nos ofrece 15 GB de espacio gratuito. También podemos configurarlo para que guarde una copia de las imágenes y vídeos de nuestros dispositivos móviles.

Existe una especie de obsesión por compartir, debido a que hoy en día la movilidad es fundamental en el uso de los archivos. Todos queremos tener nuestros archivos a mano desde cualquier sitio y además proporcionar acceso a quién sea necesario en cualquier momento. De esta necesidad, las aplicaciones de consumo han hecho su bandera, pero han construido su mundo en torno a la idea de que todo puede y debe compartirse sin reglas ni control.
Finalmente tenemos a Google Drive, que también se queda "encasillado" como servicio en la nube poco aprovechado y que muchos utilizan como puro cajón de almacenamiento combinado con la parte ofimática antes llamada Google Docs. Haced vosotros mismos la prueba: seguro que lo habéis utilizado al menos ocasionalmente, pero no tenéis instalada la aplicación nativa para sincronizarlo con el resto de directorios de vuestro sistema.
Muchos de nosotros sufrimos el síndrome del Diógenes digital. Lo guardamos todo, fotos, vídeos, correos… Es nuestra memoria digital. Por eso hoy os proponemos los mejores servicios para guardar archivos en la nube. Los servicios cloud, online o en la nube, están de moda, y los usuarios cada vez necesitamos más espacio para almacenar nuestros archivos. Por eso, tampoco vienen mal tener en cuenta estos trucos.
De alguna manera y no sabemos bien por qué se asocia el almacenamiento en la nube con la sincronización. Hay aplicaciones muy útiles para sincronizar nuestros archivos personales como Dropbox y Drive, el problema es que se piensa que esa es la forma de compartir también los archivos en la empresa. Hay que considerar que en el terreno profesional hay muchos usuarios accediendo al mismo tiempo a los archivos y que además esos usuarios deben acceder a parcelas controladas por permisos.
La mayoría de los proveedores de servicios en la nube cuentan con una versión gratuita y otra versión pagada para usuarios que deciden pagar para más espacio y funciones. Lo más común es que la versión pagada (o Premium) cuente con distintas opciones en cuanto a planes de pago, así como de espacio para almacenamiento, cuyo precio varía de acuerdo al tamaño. También pueden ofrecer una serie de funciones que mejoran la experiencia de los usuarios.
Orange Cloud: Mediante este servicio de Orange podrás guardar tu música, fotos, contactos y vídeos. Si tienes una tarifa de Orange, posees 25 GB gratis. ¡Quizá tengas contratada alguna de ellas y no lo sabías! Las tarifas Canguro ahorro, Canguro 35, Tucán, Ballena 32 y Ballena 22 pueden contratarlo por 2,42€ al mes. ¿Pero quieres aún más capacidad? Entonces contrata 100GB por 6,05€ al mes.
En el object storage, los archivos y sus metadatos se almacenan como objetos. Cada uno de estos objetos obtiene un número identificativo único que sirve para que las aplicaciones puedan controlarlos sin necesidad de un sistema de control de permisos. No es posible modificar los objetos guardados, porque con cada cambio se crea un objeto nuevo que contiene la versión modificada del archivo original. Esto convierte al almacenamiento de objetos en un formato óptimo para soluciones de backup y archivado y adecuado al almacenamiento de archivos multimedia de solo lectura como música, vídeos o películas, por ejemplo, en servicios de visionado en línea.
Usabilidad: la usabilidad también juega un papel importante en un servicio en la nube. Este debería permitir la carga y descarga archivos de forma intuitiva desde cualquier tipo de terminal, así como permitir un trabajo en colaboración fluido. Si interesa especialmente compartir el almacenamiento, funciones como un registro de cambios y la sincronización entre dispositivos son especialmente importantes. Los mejores servicios de almacenamiento en la nube ofrecen clientes y aplicaciones a medida para los diferentes dispositivos con la mejor usabilidad posible.
Una de las razones por las que Tresorit es tan seguro tiene que ver con la forma en que se cifran los documentos. Se crea una carpeta local instalada en tu sistema Windows o MacOS donde tus datos se guardan cifrados, es decir, antes de ser enviados a los servidores de Tresorit. Una vez enviados, tus archivos permanecen sin ser descifrados. Los únicos competidores aquí a nivel de seguridad son, de nuevo, pCloud y Sync.
Una herramienta que ofrece la posibilidad de enviar archivos de gran tamaño tanto desde la versión web como desde su aplicación para escritorio o el móvil. El mecanismo de Send Anywhere es parecido al resto de herramientas, sólo tenemos que subir al servidor el archivo que queremos compartir y se nos facilitará un código de 6 dígitos que debemos facilitar al destinatario para que pueda proceder con la descarga.
Dropbox fue pionera en el mundo del almacenamiento online. Apareció en el año 2007, cuando hablar de “la nube” parecía algo del futuro y, hoy en día, cuenta con más de 500 millones de usuarios registrados. Aunque desde su lanzamiento han ido apareciendo multitud de nuevas plataformas que quieren hacerle la competencia, Dropbox continua siendo la más utilizada.
El almacenamiento en línea (también llamado « almacenamiento en la nube ») simplemente se refiere a un disco duro que se encuentra alojado en Internet donde puedes guardar tus archivos y acceder a ellos fácilmente desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar del mundo, siempre y cuando cuentes con una conexión a Internet. También puedes usar el almacenamiento en línea como una forma para crear copias de seguridad, pero debes tener cuidado con esto porque algunos servicios borrarán los archivos de la nube a medida que éstos sean borrados de tu ordenador, ya que todo se encuentra sincronizado.
Estoy pensado que, en cierto modo, el correo de Gmail (o cualquier otro webmail) también sirve de ‘almacén’ de archivos ¿no?. Tú te mandas un archivo adjunto (aunque sea en un borrador, sin llegar a enviarlo), y ahí queda para la eternidad (mientras no lo borres o quiebre Google). Puedes acceder a él online desde cualquier dispositivo (teléfono, tablet, pc, notebook…). Creo que tiene unos 7 gigas de almacenamiento ¿no? Eso sí, tiene una limitación de 20 megas por correo, creo recordar. En fin, yo estoy probando Dropbox (hace ya unos añitos) y también, más recientemente, ZumoDrive (no está en la lista, pero aún no sé si lo merece, llevo poco tiempo con él), e inmediatamente me pongo a provar Adrive. ¡50 gigas! ¡El disco duro de mi portátil tiene la mitad!

Aquellos que poseen esta aplicación en sus smartphones, ya sea con Android, con iOS o por supuesto con Windows 10 Mobile pueden crear archivos de World, Excel y PowerPoint. Por supuesto, también es posible sincronizar las imágenes y vídeos que creamos con nuestros teléfonos en OneDrive, una de las opciones más versátiles para almacenar documentos online.
Google Drive: Es uno de los más conocidos y más sencillos de utilizar. Tan solo debemos tener cuenta en Gmail para ello. Podremos almacenar muy fácilmente contenido que recibamos a través de nuestra cuenta de correo y disponemos de 15GBpara compartir entre Google Drive, Gmail y Google Fotos, aunque puedes comprar 1 TB por 9,99$ al mes (menos de 9 euros) y un total de hasta 30TB.
En el object storage, los archivos y sus metadatos se almacenan como objetos. Cada uno de estos objetos obtiene un número identificativo único que sirve para que las aplicaciones puedan controlarlos sin necesidad de un sistema de control de permisos. No es posible modificar los objetos guardados, porque con cada cambio se crea un objeto nuevo que contiene la versión modificada del archivo original. Esto convierte al almacenamiento de objetos en un formato óptimo para soluciones de backup y archivado y adecuado al almacenamiento de archivos multimedia de solo lectura como música, vídeos o películas, por ejemplo, en servicios de visionado en línea.
Por otro lado, el almacenamiento por archivos ofrece la posibilidad de manejar un sistema de archivos en la nube (EFS), en donde se puede almacenar cantidades en el orden de los PetaBytes y posee la suficiente concurrencia como para que miles de instancias EC2 accedan simultáneamente al mismo archivo. Actualmente utiliza NFSv4 para el manejo del sistema de archivos y el precio del servicio depende del tamaño de los datos almacenados y el rendimiento deseado para acceder a dichos datos.
La realización de copias de seguridad mediante el uso de mecanismos, software y semántica existentes puede crear una situación de recuperación aislada con poca flexibilidad de ubicación para recuperaciones. Muchas empresas quieren aprovechar la flexibilidad de almacenar copias de seguridad de bases de datos en la nube, ya sea para protección temporal durante las actualizaciones o para tareas de desarrollo y pruebas. Como las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube presentan un sistema de archivos estándar que se puede instalar fácilmente desde servidores de bases de datos, pueden ser una plataforma ideal para crear copias de seguridad de bases de datos portátiles mediante el uso de aplicaciones de copia de seguridad empresariales o herramientas de aplicaciones nativas.
Se trata de una alternativa bastante interesante a Dropbox, One Drive o Google Drive, que pone el foco en la seguridad de tus datos y la comodidad a la hora de compartir los mismos, algo que desde luego es de agradecer en los tiempos que corren, y que puede hacer que quizá veas con mejores ojos su plan familiar, que permite que tu espacio esté totalmente separado del del resto de miembros. Y de hecho, el administrador del plan podrá elegir qué espacio se le asigna a cada usuario, por lo que si, por ejemplo, a algún miembro le basta con 50 GB de almacenamiento, el resto podréis disfrutar lo que le sobre, o también devolvérselo si más tarde necesita más espacio.
No tendrás que experimentar los problemas de Dropbox y  Drive para constatar que NO sirven en la empresa ni en el terreno profesional. Ofrecemos tres razonamientos. Aquí vamos a exponer tres argumentos que tumban la idea que de que estos sincronizadores sirven para la empresa. Un sincronizador no sirve en la empresa, por mucho que … Sigue leyendo Tres razonamientos que Invalidan el uso de Dropbox y Drive en la empresa
Utiliza Box para almacenar, gestionar y compartir tus archivos en la nube con total seguridad. Accede al contenido desde cualquier lugar: web, tablet o teléfono. Comparte archivos de gran tamaño con un simple enlace y colabora en proyectos con tus amigos, familiares o compañeros de trabajo estés donde estés. Tiene una cuneta personal gratuita en la cual ofrecen 10 GB de almacenamiento.
La diferencia de que nos cobren 4 euros o 23 euros al mes por TB depende principalmente de para qué vamos a usar el almacenamiento. A saber, tiene que ver directamente con el peso del archivo. Además, podrían aplicarnos con un archivo una tarifa y con otro archivo más pesado otra tarifa, aunque la más cara es de 23 euros por TB. Sinceramente, solo por la escalabilidad el S3 de Amazon es un servicio muy interesante.
×