3. Almacenamiento en bloques: otras aplicaciones empresariales, como bases de datos o sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), a menudo requieren almacenamiento dedicado y de baja latencia para cada host. Esto es similar al almacenamiento conectado directamente (DAS) o a una red de área de almacenamiento (SAN). Las soluciones de almacenamiento en la nube basadas en bloques, como Amazon Elastic Block Store (EBS), se aprovisionan con cada servidor virtual y ofrecen la latencia ultrabaja necesaria para cargas de trabajo de alto rendimiento.

Una herramienta que ofrece la posibilidad de enviar archivos de gran tamaño tanto desde la versión web como desde su aplicación para escritorio o el móvil. El mecanismo de Send Anywhere es parecido al resto de herramientas, sólo tenemos que subir al servidor el archivo que queremos compartir y se nos facilitará un código de 6 dígitos que debemos facilitar al destinatario para que pueda proceder con la descarga.
Usabilidad: la usabilidad también juega un papel importante en un servicio en la nube. Este debería permitir la carga y descarga archivos de forma intuitiva desde cualquier tipo de terminal, así como permitir un trabajo en colaboración fluido. Si interesa especialmente compartir el almacenamiento, funciones como un registro de cambios y la sincronización entre dispositivos son especialmente importantes. Los mejores servicios de almacenamiento en la nube ofrecen clientes y aplicaciones a medida para los diferentes dispositivos con la mejor usabilidad posible.

OneDrive viene preinstalado en Windows 10 y funciona también en otras plataformas, como iOS, Android o Mac. A pesar de que la política de Microsoft ha sido un tanto errática con OneDrive, pasando de ofrecer 15 GB de almacenamiento gratuito a sólo 5 GB, es una de las mejores opciones para almacenar archivos e imágenes. La posibilidad de editar si tenemos acceso a Internet con Office Online es una gran solución para los usuarios básicos.
Sugerencia: También puede generar vínculos para compartir a través de la aplicación de OneDrive de escritorio de Windows 7, Windows 10 y Mac. Todo lo que necesita hacer es hacer clic derecho en el archivo o carpeta en su carpeta de OneDrive en su equipo y seleccionar Compartir un vínculo de OneDrive. Esto copiará un vínculo en el Portapapeles que puede pegar en un correo electrónico, sitios web, entrada de blog y así sucesivamente.
Puede compartir fácilmente con amigos varios archivos dentro de una carpeta compartida través de un enlace de uso compartido. Al activar la función de carga de archivos, sus amigos obtendrán el privilegio de cargar archivos en File Station sin una cuenta de usuario requerida. Incluso puede establecer un tiempo de expiración para los archivos compartidos.
Dropbox: Esta es, probablemente, la forma más popular de almacenamiento en la web, y en parte se debe a su integración con todo tipo de dispositivos. Puedes sincronizar los archivos que compartas entre todos tus dispositivos, siempre que lo hagas con la misma cuenta, e incluso puedes vincularlo también con tus redes sociales. El almacenamiento gratuito del que dispone es de 2 GB, con lo que, en principio, no está pensado para que subas archivos muy pesados, pero tienes la opción de aumentar esta capacidad hasta 16GB invitando a otros usuarios y probando diferentes opciones. Existe la opción de Dropbox Pro, dirigida a aquellos que necesitan más espacio, que podrán pagar 9,99 € al mes por 1 TB.
Se trata del almacenamiento en la nube ofrecido por Google. De entrada, los usuarios consiguen 15 GB de almacenamiento gratuito, posibilidad de cargar sus archivos directamente desde sus tablets o smartphones, compartir contenido con los amigos, acceder a cualquier archivo sin necesidad de estar conectado a Internet, visor para documentos PDF y Office integrado, así como función para imprimir documentos guardados en Google Drive a través de Google Cloud Print.
Si lo único que tienes es un ordenador personal y un dispositivo móvil, entonces YesBackup te funcionará bien y fácilmente podrás seleccionar la cantidad de espacio de almacenaje que necesitas de las opciones de cuenta del catálogo. El panel de control es fácil de usar y simplemente puedes ponerlo y olvidarte de él. Sin embargo, para usos de negocio o comerciales, recomendamos a un plan más robusto de almacenaje. Debajo te dejamos el resumen para que puedas comprobar las características de YesBackup.
Uno de los productos estrella de Google, y que viene instalado de serie en Android y Chrome. Sus ventajas son muchas. El espacio de almacenaje en la versión gratuita es considerable y, además, permite la edición de documentos en línea entre varios usuarios. El intercambio de documentos es muy sencillo. una de las opciones preferidas por usuarios y empresas.

Actualmente podemos compartir y recibir un gran número de archivos en distintos formatos, pero muchas veces estos archivos pueden ser pesados y saturar la capacidad de almacenamiento de nuestro ordenador. Y es que, a medida que el intercambio de información se nos ha facilitado, también ha aumentado la cantidad de archivos que producimos, intercambiamos y guardamos.
Aunque el cloud storage no puede compartirse con otras soluciones (excepto la edición familiar), al menos los servicios Office de iCloud ya mencionados permiten trabajar en equipo. Las listas de tareas, horarios, presentaciones, etc., pueden compartirse fácilmente con otros usuarios, siempre que también tengan un ID de Apple. Apple encripta todos tus datos tanto durante la transmisión como en el servidor (al menos AES de 128 bits). Para mayor protección, la autenticación opcional de dos factores vincula la contraseña de la nube a un código de verificación de seis dígitos que se recibe en el dispositivo que elija el usuario.
El almacenamiento en nube posee las mismas características que la computación en nube con respecto a agilidad, escalabilidad, "elasticidad" y multiposesión. Se considera que el concepto se forjó en la década de los años 19601​ por Joseph Carl Robnett Licklider. Desde esos años, la computación en nube se fue desarrollando en varias áreas. Las implementaciones recientes se deben a la Web 2.0. Esto se debió a que las grandes velocidades de ancho de banda y los bajos costes de almacenamiento y procesamiento no se extendieron hasta finales de los años 1990, lo cual retrasó la implementación y el desarrollo masivo de las soluciones basadas en computación en nube. Solo algunas entidades tenían la infraestructura para desarrollar estos conceptos.
Recibimos multitud de mensajes dónde se nos preguntan cosas que nunca pasan en nuestro sistema, como por ejemplo:  evitar  los conflictos de archivos, borrados no deseados, renombrado de carpetas o archivo, etc. El origen de estas cuestiones, que preocupan y mucho, no es otro que las malas costumbres impuestas por el uso de Discos Virtuales dónde compartir significa otorgar.
Para diferenciar bien el grano de la paja. Tendríamos que excluir de la lista de proveedores. A aquellos que lo único que hacen es hospedaje de páginas web y correo. Por mucho que incluya el Cloud en su publicidad no hacen Cloud Computing. Los proveedores Cloud ofrecen servicios a través de una cosa que en informática se llama API (Aplication Programing Interface). Esas API’s las usan los programadores de aplicaciones para conectar sus sistemas a los proveedores.  Por ejemplo WhatsApp puede guardar tus fotos en Amazon. También tu aplicación favorita del Tiempo en tu móvil se conecta con una API. Es decir a un servicio meteorológico para obtener los datos a mostrarte.
Almacenamiento en bloque: otras aplicaciones empresariales, como bases de datos o sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), a menudo requieren almacenamiento dedicado y de baja latencia para cada host. Esto es similar al almacenamiento conectado directamente (DAS) o una red de área de almacenamiento (SAN). Las soluciones de almacenamiento en la nube basadas en bloques, como Amazon Elastic Block Store (EBS), se aprovisionan con cada servidor virtual y ofrecen la latencia ultrabaja necesaria para cargas de trabajo de alto rendimiento.
×